×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
16 Abril 2019 03:40:00
El clon de Peña Nieto
José Narro Robles resultó ser el as bajo la manga para la sucesión del PRI. Su edad (70) y falta de carrera política pueden ser sus mayores activos tras el batacazo de la “generación Peña Nieto” cuya corrupción y arrogancia le pusieron a López Obrador la presidencia en bandeja de plata.

El PRI elegirá presidente y secretario general el primer domingo de septiembre, para el periodo 2019-2023. El proceso, “libre y abierto” a la militancia, será organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), por acuerdo de la 62 asamblea, encabezada por Claudia Ruiz Massieu. Los principales rivales de Narro son: Ulises Ruiz.

Mapache electoral, impuesto por José Murat en el gobierno de Oaxaca (2004-2010), se presenta como el aspirante rupturista. “Les voy a ganar, soy el único que tuve la fortuna de no trabajar con (Enrique) Peña Nieto, no soy de esa expresión política. Soy el único, porque de los dos lados son o los funcionarios de Peña Nieto (Narro ocupó la Secretaría de Salud) que quieren seguir secuestrando al PRI, o los gobernadores de corte peñista como el caso de (Alejandro) Moreno, que es Peña” (ADNPolítico, 27.02.19).

Ruiz permaneció en el banco en el sexenio pasado, pero junto con Humberto Moreira fue uno de los gobernadores que más impulsaron la candidatura presidencial de Peña Nieto. En el conflicto de 2006 con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), varios de sus colegas –entre ellos Peña– le sugirieron renunciar, pero los despidió con cajas destempladas. Peña y Ruiz asistieron al quinto (y último) informe de Humberto Moreira, meses antes de su ascenso a la presidencia del PRI.

Alejandro Moreno. El gobernador de Campeche (43 años) pertenece a la generación de Peña; incluso podría ser su clon. Su carrera política (como la de los Moreira en Coahuila) fue meteórica, igual que vertiginoso ha sido el crecimiento de su patrimonio (otra coincidencia) “el cual debería centrarlo en una investigación de enriquecimiento ilícito” (Alfredo Lecona, Aristegui Noticias, 01-17-17).

Ruiz acusa a Moreno de desviar recursos públicos y por hacer campaña anticipada. En un oficio fechado el 9 de marzo, Claudia Ruiz Massieu, presidenta del PRI, pide a los dirigentes de los sectores, organizaciones y comités estatales y municipales, asumir «una conducta ejemplar ajena a cualquier manifestación de parcialidad (…)”.

Lo anterior, advierte, “no implica limitación o impedimento para reunirse o intercambiar impresiones” con los aspirantes, sin realizar “pronunciamientos” o “asumir posturas que atenten contra nuestros deberes de imparcialidad y de responsabilidad en la preservación de la unidad interna del partido”.

Ulises Ruiz es el aspirante más zorro a la dirigencia del PRI. Y Peña Nieto, el presidente más repudiado –incluso algunos sectores priistas piden su expulsión– y el principal responsable de la derrota que tiene a ese partido al borde de la tumba. Asociar a Narro y a Moreno con el gobierno de la corrupción, la impunidad y la violencia, como lo hace el exgobernador de Oaxaca, es un llamado a la rebelión para impedir que Peña mantenga el control del PRI otros cuatro años.

Ruiz no es el más calificado para hablar de democracia y honradez ni para dirigir al PRI, pero sí quien puede darle la puntilla a un organismo sin liderazgo ni apoyo social.
18 Septiembre 2020 04:00:00
El futuro de AHMSA
Extraña manera de ayudar tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador. En una reunión en Saltillo dijo como candidato: «Vamos a apoyar a Altos Hornos». Hoy la acería, fundada en 1942 por el estadunidense Harold Robert Pape, vuelve a estar en virtual quiebra tras el embargo de cuentas por la venta de la planta chatarra de Agronitrogenados a Pemex con un sobreprecio de 200 millones de dólares. AHMSA inició como empresa mixta en el Gobierno de Manuel Ávila Camacho; su etapa de mayor solidez y vinculación social la experimentó con Pape.

AHMSA entró en barrena cuando el populismo antiempresarial de Luis Echeverría cedió el control a políticos, la mayoría de los cuales devinieron en millonarios y convirtieron una industria financieramente sana en parasitaria del Estado. El Gobierno la expropió en la década de los 80 para «salvarla», y en 1991, con el arribo del neoliberalismo y el capitalismo de cuates, Carlos Salinas la privatizó a precio de ganga. Los ganadores fueron Xavier Autrey Maza y Alonso Ancira Elizondo, quien al cabo se haría con el control del Grupo Acerero del Norte.

Otra de las privatizaciones salinistas, operadas desde Los Pinos por Pedro Aspe y Jaques Rogozinski, fue la de Pajaritos (Fertimex, antecedente de Agro Nitrogenados). El complejo petroquímico lo adquirieron -por debajo de su valor- los hermanos del entonces gobernador Rogelio Montemayor, quien se deslindó de la trama. Los Montemayor vendieron después a AHMSA y en el Gobierno de Peña Nieto Pemex recompró la planta, convertida en chatarra. El asunto tiene múltiples ramificaciones, una relacionada con Odebrecht. Ancira continúa detenido en España.

AHMSA advierte en un desplegado que la venta de Agronitrogenados a Pemex, en 275 millones de dólares, fue el «resultado de una negociación basada en diversos avalúos nacionales e internacionales». Respecto al sobreprecio de 200 millones de dólares, asegura no haber encontrado «ningún documento, demanda o solicitud legal o extrajudicial de sustento a dicho señalamiento…». Por otra parte, desvincula de esa operación la demanda penal contra Ancira por «uso de recursos de procedencia ilícita» (Reforma, 10.09.20).

Quizá la «ayuda» de AMLO a AHMSA consista en un cambio de dueño (a Villacero) y erradicar de las regiones Centro, Carbonífera y Norte el cacicazgo implantado por Salinas. Bajo esa premisa, podría pensarse en un arreglo de cuentas de la 4T. Sin embargo, la declaración de un conocedor ajeno al Gobierno de López Obrador le da perspectiva al caso. El exsecretario de Energía y excandidato presidencial del PRI, Francisco Labastida, afirma que «los avalúos (de Agronitrogenados) eran muy inferiores al precio que pagaron. (…) Es como dramático. El que yo vi (era) de 19.5 millones de dólares y lo vendieron en 275 millones. (…) No me gustaría creerlo y mucho menos que hubiera ocurrido…

»Los avalúos pueden dar diferentes números, pero el margen de error no te da pa’ tanto (…), 13 veces la diferencia, no te da para tanto (…) me atrevo a suponer que esa diferencia (255.5 millones de dólares, énfasis del columnista) se repartió entre varias gentes, y lo que le corresponde al sistema judicial es investigar entre quiénes se repartió. Algo similar ocurrió con el caso de Lázaro Cárdenas (Fertinal)» (Aristegui Noticias, 28.07.20). La corrupción, arrastrada desde el sexenio de Salinas, fue una de las razones por las cuales Labastida perdió la Presidencia. Por eso celebra: «Qué bueno que los están investigando».

Pronóstico: Ancira perderá el control de AHMSA y jamás tendrá una estatua como Harold R. Pape en el corazón de Monclova.
16 Septiembre 2020 04:00:00
Periodismo y política
El destino del chihuahuense César Duarte lo selló el triunfo de Javier Corral en 2016. Las elecciones de ese año anticiparon la debacle del PRI en las presidenciales de 2018 y lo enviaron a las catacumbas quizá definitivamente. Corral compitió con Duarte por la gubernatura en 2010 y perdió por un margen de 16 puntos; seis años después, enfrentó a su delfín Enrique Serrano -exalcalde de Ciudad Juárez-, a quien derrotó por una diferencia de más de 100 mil votos.

Corral es uno de los líderes de oposición más visibles y congruentes. El 22 de enero de 2015, en una de las audiencias públicas celebradas en el Senado para analizar la iniciativa de seguridad de Peña Nieto, el panista se plantó frente a su paisano y desplegó una manta con la leyenda: «#VeteDuarte. Qué vergüenza que en estas audiencias participe el corrupto César Duarte, sujeto a proceso penal. #NoMásCorrupción». Sin credibilidad ni argumentos de defensa, el priista lanzó dardos contra Raúl y Roberto Corral, hermanos del senador: el primero -dijo- fue sentenciado en Estados Unidos por narcotráfico; y al segundo se le acusó de fraude financiero.

La vena combativa de Corral le viene del periodismo. A los 11 años se inició en la gaceta estudiantil El Chisme. En esa primera etapa recibió del vicepresidente de Estados Unidos, Walter Mondale, el Premio Internacional de Periodismo en la Casa Blanca. Posteriormente colaboró en El Fronterizo y en el Diario de Ciudad Juárez. Su columna Rotafolio se publicó en 40 periódicos y el Club de Periodistas de México le concedió el Premio Nacional en el género de artículo de fondo.

En 1982 Corral se afilió al PAN donde tampoco ha sido una perita en dulce. En el debate por la presidencia de Acción Nacional (2015) puso a Ricardo Anaya contra las cuerdas: «Si alguien ha actuado parecido al PRI y más ahora al Partido Verde, eres tú; si alguien ha utilizado sus cargos públicos para promoverse personalmente eres tú; has incluso utilizado recursos públicos de la Cámara de Diputados para promoverte en tu candidatura por la presidencia del partido».

También ha afrontado al presidente López Obrador por el manejo de la pandemia de Covid-19, el supuesto complot del Bloque Opositor Amplio (BOA) y el conflicto del agua, sin caer en la trampa de ver únicamente lo negro de la 4T. El apoyo federal para poner en servicio hospitales inaugurados por Peña Nieto y Duarte, sin estar terminados, no está condicionado, dice. Sobre la detención de Duarte, el 8 de julio en Miami, recapitula: «Es un triunfo contra la impunidad de la que gozó hasta el día de hoy por la protección que le brindó el expresidente de la república Enrique Peña Nieto».

El mismo Peña está en la picota por las acusaciones de Emilio Lozoya en relación con los casos de Agro Nitrogenados y Odebrecht. También los Moreira, protegidos de Los Pinos en el sexenio anterior, deberían poner sus barbas a remojar. Lozoya pactó información a cambio de penas menos severas. La captura de Duarte durante la entrevista AMLO-Trump en Washington no fue casual. «Debo agradecer y reconocer la voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador para concretar la extradición de este prófugo; la voluntad del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero; y la de Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores», declaró Corral. (Reporte Índigo, 08.07.20). Así es como el periodista hace política.
15 Septiembre 2020 03:59:00
Consulta para el 33
La Cuarta Transformación ha recurrido a consultas y votaciones a mano alzada de dudosa legitimidad para cancelar obras de impacto nacional (el Nuevo Aeropuerto Internacional de México), regional (la fábrica de cerveza Constellation Brands, en Baja California) y metropolitano (el Metrobús Laguna). Antes de entrar en esa dinámica, los laguneros realizaron un ejercicio para conocer el apoyo ciudadano a la idea de crear su propio estado. ELLA (Estado de La Laguna) reunió más de 400 mil firmas, equivalentes al 23% de la población de Coahuila y Durango convergente en esa zona.

La iniciativa surgió hace al menos 40 años y en 1990 se presentó por primera vez en la Cámara de Diputados. El movimiento cobró fuerza a principios de la década pasada por dos hechos que agraviaron a los laguneros y avivaron su espíritu de lucha: a) la megadeuda por 36 mil millones de pesos generada en el sexenio de Humberto Moreira; y b) la transmisión del poder entre hermanos (Humberto le heredó a Rubén). También influyó el reproche secular a los gobiernos estatales por dar preferencia a Saltillo y Durango.

Si el presidente Andrés Manuel López Obrador tuviera entre sus planes crear el estado 33, no haría falta una consulta, pues el proyecto lo avalan casi medio millón de laguneros de todos los sectores. Antes de cumplir un mes en la Presidencia, AMLO viajó a Torreón para anunciar los programas integrales de desarrollo para La Laguna. Esta región, dijo ante los gobernadores Miguel Riquelme y Rosas Aispuro, “se une por cuestiones sociales, culturales, históricas (…) aunque geográficamente tiene que ver con dos entidades (…) es al mismo tiempo (…) una entidad, si no formal, sí (es) realmente una región con características propias, y por eso se tiene que atender de esa manera”.

AMLO no ha dado señales sobre el estado 33. El promotor del proyecto es uno de sus operadores políticos. Para el diputado Porfirio Muñoz Ledo “el Estado de La Laguna es un hecho inevitable” (Espacio 4, 633).

El expresidente del Congreso se ha reunido con empresarios, sociedad civil y académicos de la comarca para alentar su iniciativa. “Yo les digo a los laguneros que las velas de la democracia están hinchadas de corrientes favorables a sus propósitos”.

En la sesión de la comisión permanente del 15 de enero pasado, Muñoz advirtió: “No podemos ir arrastrando las divisiones territoriales que ya tienen mucho tiempo y ni siquiera han sido buenas”. Después de permanecer varios días en la agenda mediática y de reagrupar a las corrientes favorables al estado 33 se dejó de hablar del tema. AMLO regresó a la comarca el 26 de agosto para presentar el programa Agua Saludable para La Laguna.

El proyecto “es el más importante que en este momento puede emprenderse para el futuro sostenible de La Laguna: agua para la salud y para el bienestar de la población; y agua para que esta tierra siga contribuyendo con responsabilidad a la soberanía alimentaria de México”, declaró el presidente de Grupo Lala, Eduardo Tricio.

La cuenca lechera de Coahuila y Durango es una de las más importantes del país y su impacto en el acuífero y el ambiente ha sido motivo de controversia. Representa, junto con Peñoles y la planta de cianuro de The Chemours Company, en Dinamita, Durango, uno de los infiernos ambientales de La Laguna descritos por la periodista Lilia Ovalle

(Espacio 4, 647).

14 Septiembre 2020 04:00:00
Justicia, no venganza
El presidente López Obrador dice no ser vindicativo. “No es mi fuerte la venganza”, reiteró en Torreón el 26 de agosto en una gira de la cual se excluyó a Saltillo. Asimismo, ha asegurado que Felipe Calderón absolvió al exgobernador y exlíder del PRI, Humberto Moreira, de acusaciones de corrupción, como parte de un arreglo de impunidad con Enrique Peña Nieto. Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) tiene en el punto de mira a los predecesores inmediatos de AMLO, así como a Salinas de Gortari, “el innombrable”.

Mientras se decide si se enjuicia a los expresidentes —las consultas son parte de la democracia participativa, argumenta AMLO—, la cuarta transformación puso entre rejas a empresarios vinculados con los gobiernos del PRI y el PAN, y a exfuncionarios de las últimas administraciones por blanqueo de dinero, delincuencia organizada, tráfico de influencias y otros delitos. Destacan los casos de Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Social y de Desarrollo Urbano; Juan Collado (litigante), Alonso Ancira (dueño de Altos Hornos de México) y Emilio Lozoya (exdirector de Pemex).

“Antes, la Procuraduría General de la República (…) dependía del Presidente (…); ahora hay un auténtico estado de derecho. El fiscal Alejandro Gertz Manero (…) tiene (…) el encargo de hacer justicia, en este caso y en otros (…) insisto, sin venganzas, sin fabricar delitos, con pruebas, con rectitud. Y eso me tiene también tranquilo, porque le tengo confianza al fiscal”. Así respondió el Presidente a Gaspar Vela, de La Octava, quien quiso saber si la Unidad de Inteligencia Financiera investigará al excanciller, Luis Videgaray, por las acusaciones de Lozoya sobre los sobornos de Odebrecht. No es venganza, es justicia.

Coahuila tampoco quiere venganza, sino justicia, en relación con el pasivo por más de 36 mil millones de pesos contratado subrepticiamente y con documentos apócrifos en la Administración de Humberto Moreira, encubierto por su hermano Rubén. ¿Es mucho pedir que se investigue el destino de la deuda, cuyo servicio le cuesta al Estado 11.2 millones de pesos diarios (4 mil 104 millones este año) y procesar a los responsables del quebranto? Existen denuncias y no todos los delitos han prescrito.

Si en verdad Peña y Calderón acordaron proteger a los Moreira, ¿no es motivo suficiente para que la FGR -sin fabricar delitos- atienda las denuncias presentadas por el empresario Armando Guadiana, y el entonces senador del PAN, Luis Fernando Salazar, contra los Moreira, en noviembre de 2012? El documento —citado por AMLO— donde se resuelve el “no ejercicio de la acción penal” contra Humberto Moreira por los delitos de enriquecimiento ilícito en perjuicio de la Administración pública de Coahuila, y operaciones con recursos de procedencia ilícita, tiene fecha 22 de octubre de 2012.

Salazar regresó a la PGR el 26 de septiembre de 2016, esta vez para denunciar al entonces gobernador Rubén Moreira por el desvío de 160 millones de pesos a empresas fantasma. Se quedó corto, pues un informe de la Auditoría Superior del Estado (ASE) presentado al Congreso en 2018, fijó en 475 millones de pesos el monto de los caudales distraídos. Las denuncias de la ASE por la deuda irregular y el dinero esfumado en firmas fachada duermen el sueño de los justos. El Presidente debe escuchar el clamor de un estado víctima de la “inmunda corrupción”. Los coahuilenses esperan que también a ellos se les devuelva lo robado.

12 Septiembre 2020 04:02:00
Golondrinas sin verano
Con tanto jaleo político y con la pandemia de coronavirus aún sin domar, hay noticias que pasan a un tercer plano. En nuestro país la impunidad aún es la regla, y para avanzar hacia un verdadero estado de derecho es preciso exigir más a los gobiernos federal y locales. El bisemanario Espacio 4 aborda en su nueva edición tres casos que, cual golondrinas, no hacen verano.



I

¡Se acabó la fiesta para evasores! La Secretearía de Hacienda informó que IBM y Grupo Modelo acordaron pagar adeudos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT). IBM pagó 699 millones de pesos y Modelo 2 mil millones. “IBM reitera su compromiso de operar con apego al marco legal, tal como deben hacerlo las empresas”, destacó la firma en un comunicado. El procurador fiscal, Carlos Romero Aranda, dio por terminados los procedimientos que se encontraban abiertos respecto a ejercicios fiscales anteriores. Por su parte, Grupo Modelo, productor y exportador de cerveza a 180 países, dijo que llegó a un acuerdo con el SAT para pagar unos 2 mil millones de pesos. La firma, propiedad de Anheuser-Busch InBev, agregó en una nota que así terminan las diferencias en materia de Impuesto Sobre la Renta con el SAT, derivado de las revisiones correspondientes a los ejercicios fiscales 2013, 2014 y 2016.



II

La condena a 50 años de cárcel contra Juan Carlos Moreno, “El Larry”, por su participación material en el homicidio de la periodista Miroslava Breach, en 2017, ha sido calificada de “emblemática”. Y no solo porque después de tres años del asesinato hay un sentenciado, sino porque el juez de la causa estableció que Breach fue asesinada por su labor periodística, pues informaba sobre actividades del narcotráfico, en particular sobre el grupo criminal “Los Salazar”, relacionado con el cártel de Sinaloa. La periodista de 54 años, corresponsal de La Jornada, colaboradora de El Norte de Chihuahua y exdirectora editorial de El Norte de Ciudad Juárez, fue asesinada de ocho disparos en Chihuahua, el 23 de marzo de 2017, cuando se disponía a llevar a uno de sus hijos a la escuela. El menor, que estaba en el vehículo, resultó ileso. Si bien diversas organizaciones calificaron la sentencia como “histórica” y “emblemática”, La Jornada advirtió que Moreno no fue el único responsable. “El sicario pagará con 50 años, pero los verdaderos criminales aún andan sueltos”, señaló el periódico en su sección de portada Rayuela.



III

Varios estados dieron dinero al litigante de la élite política Juan Collado por “compromisos políticos”, dice el fiscal de Chihuahua, César Peniche. En entrevista con Carmen Aristegui, reveló que el dinero era para pagar “compromisos” con personajes del Gobierno de Enrique Peña Nieto, porque era una especie de emisario de las autoridades federales frente a los estados. La Fiscalía de Chihuahua informó que ejecuta una orden de aprehensión contra Collado Mocelo por el presunto desvío de 13.7 millones de pesos del Gobierno estatal, durante la Administración de César Duarte. Se le acusa de peculado agravado cometido en perjuicio del patrimonio de Chihuahua. Hay operaciones que “llaman la atención por la constante de contratar servicios que nunca se prestaron, pero que los pagos sí se hicieron, en este y otros estados”, indicó el funcionario. (…) Aseguró que se reunieron elementos suficientes para solicitar la orden de aprehensión. Collado está preso desde hace un año por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación equiparada.
11 Septiembre 2020 04:04:00
¿Coahuila duele menos?
Presidente López Obrador: ¿Duelen menos los muertos de Allende y Piedras Negras y los desaparecidos de Coahuila que los de San Fernando, Tamaulipas, y los normalistas de Ayotzinapa? La pena es igual, mas no la respuesta de las autoridades ni la cobertura de los medios de comunicación.

El 5 de julio de 2017, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y más de un centenar de organizaciones civiles presentaron ante la Corte Penal Internacional el informe México: Asesinatos, Desapariciones Forzadas y Torturas en Coahuila de Zaragoza Constituyen Crímenes de Lesa Humanidad.

Proceso publicó sobre el caso, dos días después: “Con base en declaraciones de narcotraficantes ante tribunales de Estados Unidos, decenas de organizaciones civiles mexicanas denunciaron ante la Corte Penal Internacional a los hermanos Moreira (Humberto y Rubén), gobernadores de Coahuila, por su presunta complicidad en los atroces crímenes cometidos durante sus gobiernos contra la población civil. Académicos de la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Texas consideran que, si se comprueba la implicación de los Moreira, pueden atribuirse al Estado mexicano delitos como las masacres de Allende y Piedras Negras”.

El 23 de agosto pasado, usted envió al Senado la aprobación para que Naciones Unidas intervenga libremente en México en temas de violación a los derechos humanos. Ese día se cumplieron 10 años de la primera masacre en San Fernando, donde 58 hombres y 14 mujeres (la mayoría emigrantes de Centro y Sudamérica) fueron ejecutados. El segundo asesinato masivo ocurrió en 2011, con 193 víctimas. Ambos se atribuyeron al cártel de los Zetas.

“Ahora no se protege a nadie, no hay impunidad. (…) en temas de desaparición forzada o forzosa”, Naciones Unidas “podrá intervenir sin ninguna limitación”, dijo en Palacio Nacional. México, en efecto, había rechazado ese tipo de supervisión. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para el caso Ayotzinapa, no pudo ubicar el paradero de los 43 normalistas, investigar su desaparición ni promover acciones penales contra los responsables, debido a los obstáculos del Gobierno.

Usted, Presidente, reabrió el caso y formó una comisión especial. El 30 de junio pasado, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, sepultó la “verdad histórica”, según la cual los estudiantes de Ayotzinapa fueron incinerados. También inició el proceso para extraditar a Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, por los delitos de tortura, desaparición forzada de personas y contra la administración de la justicia.

“Hay testigos que han sido condenados –en Estados Unidos, énfasis del reportero– por testimonios que señalan la convivencia de Los Zetas con funcionarios del gobierno de Humberto Moreira. En ellos señalan cómo entregaban dinero para que los dejaran cometer los crímenes (…). Estos señores se beneficiaron económicamente de los crímenes cometidos por Los Zetas. Necesitaban generar un ambiente de terror para obligar a la población a obedecer”, declaró el subdirector del Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, Michael Chamberlin, sobre la denuncia contra los Moreira en la Corte Penal Internacional (Reforma, 11.07.17).

Señor López Obrador: ¿cuándo prestará a las víctimas de las masacres y las desapariciones forzadas en Coahuila, cometidas durante el Gobierno de los Moreira, la atención que brinda a otros casos igualmente dolorosos, pero sin el mismo interés mediático y político? ¿O también los exoneró Felipe Calderón cuando ya no era presidente? (Fin de la serie “Carta al Presidente”)
09 Septiembre 2020 04:03:00
Carta al Presidente (II)
¿Por qué no ser un antiAMLO rabioso? Primero, porque pienso en los más de 30 millones de mexicanos que votaron por usted como última esperanza, agraviados por el PAN y el PRI; de lo contrario, Ricardo Anaya o José Antonio Meade ocuparían hoy la silla del águila. El país no volvió al PRI en 2012 por propia voluntad. Grupos de poder, contratistas extranjeras y una mafia de gobernadores impusieron a Peña Nieto; después les sirvió de marioneta. Un presidente de telenovela, corrupto y sin carácter, no podía salvar a México.

Tampoco me uno al «coro de los esclavos», pues muchos de quienes lanzan abominaciones contra usted, Andrés Manuel, son enchufistas que durante sexenios amasaron fortunas mientras la inmensa mayoría de los mexicanos carecía de lo indispensable y era tratada con desprecio. Sin embargo, no todas las fortunas han pasado por los lodazales: ocho o 9 de cada 10 son producto del trabajo, la disciplina y el sacrificio de generaciones. Por tanto, es injusto denostar la iniciativa individual y colectiva y presentar a los empresarios, micro o pequeños, medianos o grandes, como enemigos de México, cuando sin ellos, sencillamente, no habría país ni bienestar.

El Gobierno no genera empleos ni riqueza, se adorna con ellos o los destruye según su ideología. Para crecer, desarrollarse y acortar la brecha entre ricos y pobres hace falta liderazgo político, democracia, energía social, leyes, libertad, confianza en las instituciones y una Iniciativa Privada robusta. Presidente López Obrador, polarizar puede generarle a su movimiento ganancias electorales en el corto plazo, pero al final los costos serán mayores. Camina usted por el filo de la navaja. El periodista y político británico George Bulwer-Lytton lo plantea así: «El prudente puede dirigir un Estado, pero es el entusiasta el que lo regenera o lo arruina». Hoy, donde usted ve regeneración («vamos muy bien»), muchos observan ruina.

Incluso en casos de presidencias fuertes como la suya, la cual procede de las urnas, no de las armas ni de la dictadura, el periodista y escritor José Luis Cebrián advierte: «Gobernar no es mandar, por mucha mayoría que se tenga». Además, en democracia, las mayorías son efímeras; y el control total, un anacronismo. Las oposiciones, mientras más sólidas y congruentes sean, mejores democracias y gobiernos producen. La función de la prensa es fundamental. Es cierto, Presidente, un amplio sector de los medios de comunicación y un buen número de periodistas se beneficiaron del régimen venal y corruptor.

Apriete clavijas, pero no caiga en la tentación de la censura ni en la creencia de que la prensa forma parte de la enfermedad, cuando es parte del remedio. Igual que a los políticos y a los partidos, la ciudadanía castiga a los medios de comunicación que la engañan y la toman por tonta e ignorante. Es cierto: mucha de la ojeriza contra usted y la Cuarta Transformación no nace de un repentino celo patriótico o de una preocupación genuina por el país, sino de la afectación de intereses y la cancelación de prebendas. Es mil veces preferible una prensa crítica que una aduladora o genuflexa. La primera le dio voz y votos y le ayudó a llegar al poder; la segunda le secó a Peña Nieto el poco seso que tenía y lo convirtió en piltrafa. Si usted no es igual, como asegura, demuéstrelo. Ser bueno y honrado no basta. México necesita un estadista, no un «mesías tropical».
08 Septiembre 2020 04:00:00
Carta al presidente
Empiezo por decirle que no voté por usted en ninguna de las elecciones presidenciales. En la primera me abstuve, y en las siguientes lo hice por Josefina Vázquez y Ricardo Anaya. Soy apartidista, pero la historia de sangre, sudor y lágrimas de los fundadores del PAN y sus luchas en favor de la democracia, la libertad y el bien común motivaron mi sufragio por el único partido que conserva su nombre original, mas no los principios, pues la ambición de poder hizo que sus nuevas dirigencias perdieran la brújula: olvidaron los valores y la raíz ciudadana que los habían distinguido de la fuerza hegemónica y de las opciones mesiánicas. Tristemente, el cambio prometido nunca llegó.

Dotado de legitimidad y carisma, Vicente Fox desaprovechó la oportunidad histórica de convertirse en el líder de la transición; la alternancia desembocó en los mares de la mediocridad. El conformismo y la frivolidad marcaron su gestión. Además de traicionar la promesa de combatir la venalidad, hizo la vista gorda y dio manga ancha a los gobernadores. El desorden y la falta de control federal en los estados devino en la mayor crisis de inseguridad, impunidad y endeudamiento. No de balde la ciudadanía le dio la espalda al PAN y estuvo a punto de echarlo de Los Pinos en la siguiente elección. Felipe Calderón quizá ganó limpiamente, pero el margen de 0.6%, los titubeos del Instituto Federal Electoral (hoy INE) y la campaña de miedo lanzada desde Los Pinos y los poderes fácticos contra usted, arraigaron en el imaginario colectivo la idea de un nuevo fraude, esta vez cometido por el PAN.

Calderón se adaptó a las circunstancias, los gobernadores del PRI lo rebasaron e impusieron a Peña Nieto, tal vez con su aquiescencia, para cerrarle nuevamente el paso a usted. Peña ganó por una diferencia de 5.6%, en apariencia suficiente para desacreditar cualquier protesta. Pero su elección debió anularse, pues rebasó en más de 13 veces el límite de gastos de campaña. El tope era de 350 millones de pesos y Peña invirtió más de 4 mil 500 millones, de acuerdo con una comisión plural de la Cámara de Diputados. El IFE y el Tribunal Federal Electoral validaron un proceso viciado con dinero sucio y la participación de firmas comerciales e instituciones financieras para la compra de votos.

La historia es sobradamente conocida por usted, presidente López Obrador. Empleo los dos apellidos, pues juntos forman una marca política eficaz, lo cual provoca inquina entre sus adversarios. Obviar su nombre en columnas para referirlo solo como «Presidente», llamarle despectivamente «López» o publicar en minúsculas su acrónimo (amlo), son fatuidades y signos de impotencia y falta de imaginación. La escasez de liderazgos políticos, intelectuales y mediáticos es patente. De la mayoría de sus críticos observo respeto, pero usted no lo tiene con quienes discrepan de sus ideas en buena lid y no forman parte de la mafia del poder ni son voceros.

No estar a tono con quienes, en el ejercicio de la libertad, lo crucifican a diario y le atribuyen todo tipo de males -pasados, presentes y futuros; algunos de los cuales son suyos y no del tiempo- causa extrañeza entre amigos, familiares y colegas. Jamás me he ido con la corriente. La austeridad, la preferencia por los pobres y la lucha contra el sistema de privilegios, la corrupción y la impunidad son plausibles siempre cuando no afecten a sectores vulnerables ni excluyan a los demás; en cambio, deben cumplirse con estricto apego al estado de derecho. Creo que usted es un hombre honesto y bienintencionado, pero no infalible. Ha tomado decisiones equivocadas, algunas de ellas graves. En 2006 fui uno de sus críticos y, en contra de las tendencias electorales, anticipé su derrota.
07 Septiembre 2020 04:04:00
Resaca en los estados
Los gobernadores afrontan su propia crisis. El coronavirus puso de relieve la fragilidad de los sistemas de salud en los estados. En el caso de Coahuila, al abandono del sector se suma la ruindad del gobierno de Rubén Moreira, el cual desvió 65 millones de pesos a empresas fantasma, según denunció la Auditoría Superior del Estado hace dos años, sin que hasta la fecha la Fiscalía General del Estado haya movido un dedo para procurar justicia, mientras en la Secretaría de Finanzas todo es llanto y rechinar de dientes. Los bancos no sufren, pues religiosamente reciben 342 millones de pesos mensuales por el servicio de la deuda endosada por el
“moreirato”.

Las administraciones actuales pagan la resaca de una borrachera de despilfarros, endeudamiento irresponsable y culto a la personalidad iniciada en el sexenio de Vicente Fox y continuada en el de Felipe Calderón. Con Peña Nieto se vivió una orgía de corrupción. No eran gobiernos ricos y pueblo pobre. Quienes vivían en la opulencia eran los políticos, muchos de los cuales llegaron al poder con una mano atrás y otra delante y hoy son “empresarios” en diversos giros. En tres estados donde hubo alternancia hoy los ladrones están presos: Javier Duarte (Veracruz), Roberto Borge (Quintana Roo) y César Duarte (Chihuahua).

Cuando Fox llegó a Los Pinos, había cierto orden en los estados. La violencia no era tan grave y la corrupción se mantenía en los límites “normales”. La legitimidad del Presidente de la primera alternancia evitó que los gobernadores se le subieran a las barbas. En ese sexenio, la Federación aumentó las participaciones y compartió la renta petrolera con las entidades. Las cosas cambiaron con Calderón, pues la sospecha de fraude en los comicios de 2012 lo ató de manos. En ese periodo el país se descompuso: las deudas estatales se dispararon y no pocos gobernadores pactaron con la delincuencia organizada: cobraron piso, recibieron financiamiento para campañas políticas y al final culparon del caos al Presidente.

Peña Nieto llegó al poder por los gobernadores y después fue su rehén. No es casual que el pico de las deudas en los estados ocurriera entre 2010 y 2011, cuando la maquinaria del PRI empezaba a consumir recursos ingentes para comprar voluntades, aliados políticos y el favor de los grupos de presión —empresarios, medios de comunicación, banqueros—. Pero, sobre todo, silencio: la incapacidad y los antecedentes de Peña en Estado de México, en cuyo Gobierno la corrupción, el nepotismo, los feminicidios y la impunidad alcanzaron las cuotas más altas, lo descartaban para la Presidencia.

Los gobernadores cobraron caro sus servicios: hicieron lo que les dio la gana y manejaron a su antojo a Peña. No necesitaban un nuevo pacto fiscal, pues Hacienda y la Cámara de Diputados les concedían fondos sin chistar, los cuales gastaban a discreción. Y aún tenían el descaro, como en el sexenio de Moreira II, de desviar hasta mil millones de pesos a empresas fantasma (Espacio 4, 645). ¿Con qué autoridad podía llamarlos a cuentas el Presidente si la hidra de la corrupción despachaba en la residencia oficial?

Si en 2018 la alternancia hubiera sido con el PAN, las cosas seguirían igual. Con la experiencia de Fox y Calderón y persuadida de que Acción Nacional y el PRI terminaron por mimetizarse, la ciudadanía dio su voto a un candidato sin compromiso con los gobernadores. Morena dirige hoy siete estados y el año próximo podría subir a 17. Entonces López Obrador, con mayoría en los estados, promovería un nuevo acuerdo fiscal.
05 Septiembre 2020 04:00:00
Canastas digitales
Renata Chapa escribe en Espacio 4 sobre la evolución de las telcomunicaciones y el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en el contexto de la pandemia. “Era el tiempo del presidente López Portillo cuando una moda apareció en los techos de miles de casas. Desde una perspectiva aérea, era posible distinguir círculos blancos en algunas viviendas de colonias residenciales. Desde el suelo, la instalación de esas enormes cazuelas era un símbolo de estatus para familias ochenteras que podían presumir que ya tenían ‘antena parabólica’.

“Sobre el televisor a color era colocada una caja negra que indicaba los grados a los que estaba dirigida la parábola. Con un control remoto y desde la comodidad de su cama, cualquier usuario podía mover semejante armatoste tecnológico con tal de encaminarlo a la señal de algún satélite y poder disfrutar un mensaje televisivo muy alejado de las programaciones locales y nacionales. ¿Qué fue de Televisa ante HBO, FOX, ESPN, NBC, MTV y otras tantas fuentes de ensoñación global en el monitor de casa?

“Ya con Miguel de la Madrid, fue tal el ‘boom’ que no solo fue rediseñadas con un diámetro cada vez menor, sino que su precio bajó tanto que devinieron casi en un servicio básico. De ahí en adelante, la interconectividad mundial comenzó a echar sus cables a tierra mexicana. La pedagogía del ciberentretenimiento era, en aquel entonces, la nueva realidad.

“¿Qué habrá sido de todas esas antenas de dimensiones mayúsculas? Cómo transformaron sus empresas tanto proveedores como instaladores. ¿Quebraron, subsistieron, mutaron? Sin embargo, en distintos tipos de techos, aún es posible ver otras parabólicas estilizadas. Algunas tienen escrita la palabra SKY o SKY HD. Es decir, uno de los nombres de las ramas empresariales del Grupo Televisa dedicada al servicio de transmisión satelital.

“La fortaleza empresarial de Televisa le permitió tropicalizar ciertas innovaciones del mundo de la telecomunicación para mantenerse erguida en el mercado, a pesar de las competencias agresivas globales en pantallas, computadoras y celulares. El otrora público cautivo del Canal de las Estrellas, ahora tiene el poder, tan solo con oprimir un par de veces su celular, de disfrutar una abrumadora diversidad de telecontenidos.

“No es requerida una investigación doctoral para saber que, por ejemplo, el tiempo dedicado a Netflix o a YouTube, o bien, a las redes sociales, como es el caso de Facebook, en las actuales generaciones, está muy alejado de lo que podrían destinar al consumo de información de un noticiario, de una telenovela o de un programa de revista musical de Televisa.

“Llegó la pandemia, el último jalón del ciclo escolar 2019-2020 y la locura en materia de alfabetidad digital. Por Zoom, por Teams, por Google Meet, por FaceTime, por videollamada eran opciones encontradas por directivos, docentes, padres de familia y alumnos para lograr una comunicación a distancia, cara a cara y a través de la Internet. Urgía emular la dinámica de los procesos de enseñanza-aprendizaje interrumpidos por la peligrosidad del coronavirus. Como nunca antes, irrumpió el concepto de la Educación Remota de Emergencia.

“Otra vez, las metaconectividades fueron protagonistas en un planeta regido por el aislamiento. Hablarse y verse a través de pantalla también comenzó a tomar sus tintes de moda e identidad cultural. En algo había que creer y el ciberespacio sigue siendo, incluso, un punto de convergencia emocional. Unos con total facilidad, otros en completa nulidad. De nuevo, quedó subrayada la inequidad en materia de infraestructura computacional, de internet y de conocimientos para poder transitar el mundo del conocimiento a través de la digitalidad”.
04 Septiembre 2020 04:05:00
Presidente fuerte, Gobierno débil
El presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó su Segundo Informe –compendio de 19 meses de Gobierno– en el contexto de una crisis sanitaria y económica sin precedente causada por el coronavirus. El país se encuentra además polarizado desde el poder y sometido a presiones internas y externas por el agotamiento de paradigmas. AMLO es reprobado en temas fundamentales de su agenda política, los cuales, sumados a otros factores, le permitieron ganar la presidencia abrumadoramente, de acuerdo con una encuesta de Reforma (31.08.20), uno de los grupos mediáticos más críticos de la cuarta transformación.

A pesar de la detención de un grupo de intocables (Emilio Lozoya, Rosario Robles, Alonso Ancira y Juan Collado), 41% de la muestra desaprueba la forma como el Presidente afronta la corrupción; 35% la considera positiva. En materia de combate a la pobreza, la calificación positiva baja un punto y la negativa sube uno con respecto al concepto anterior. La percepción en seguridad es 31% favorable y 43% contraria. La brecha se amplía en el manejo de economía, pues 28% lo considera bueno y 49% malo. Sobre la lucha contra el crimen organizado, 26% está a favor y 49%,

disconforme.

El mayor apoyo ciudadano al Gobierno de AMLO es en educación: 43% observa avances y 32%, no. En temas de salud, uno de los más sensibles por la pandemia de coronavirus y la polémica en torno a su tratamiento, existe un virtual empate entre las opiniones negativas y positivas 37/38. Sin embargo, la mayoría (52%) aprueba la forma como el Presidente ha manejado la crisis, contra 45% que la reprueba. La opinión sobre si el Gobierno tiene bajo control el coronavirus está en consonancia con una realidad irrefutable en México y otros países: no (66%).

El impacto más fuerte se refleja en el bolsillo de las familias, pues 46% dejó de recibir ingresos –México ha perdido 1.1 millones de empleos formales desde el inicio de la emergencia sanitaria– 50% mantiene las mismas percepciones. Sin embargo, en su mayoría, los encuestados dijeron no haber recurrido a sus círculos cercanos en busca de préstamos, sufrido recortes salariales ni perdido su trabajo. Tampoco vendieron bienes para afrontar la situación ni se han visto obligados a cambiar de domicilio. En otros asuntos controvertidos, 51% aprueba la asignación de las principales obras de infraestructura de la 4T al Ejército; 42% está en desacuerdo.

En el caso de Emilio Lozoya, 57% lo toma como un distractor para las elecciones de 2021 –en las cuales AMLO y Morena se juegan el futuro de su proyecto social– y no una política para combatir la corrupción de manera frontal. Bajo el mismo criterio, 58% duda de que las acusaciones del exdirector de Pemex y exrecaudador de fondos para la campaña de Peña Nieto reduzcan a prisión a figuras relevantes del PRI y del PAN. El escepticismo es explicable después de sexenios de promesas moralizantes incumplidas.

La popularidad de López Obrador ha descendido, indudablemente, mas ¿por qué aun en medio de la pandemia, el desplome económico, la inseguridad y la persistencia de sus críticos, la mayoría todavía lo aprueba (56% según la encuesta referida, con un rechazo de 41%)? Varios factores pueden explicarlo: la austeridad y credibilidad del Presidente, la atonía de las oposiciones, el descrédito de los gobiernos del PRI y el PAN y los agravios de los expresidentes Salinas de Gortari, Felipe Calderón y Peña Nieto. AMLO es un líder fuerte con un Gobierno débil.
02 Septiembre 2020 04:00:00
Agendas separadas
La publicación en las redes sociales y en los diarios del Grupo Reforma de una fotografía del gobernador Miguel Riquelme sin mascarilla y codo a codo con los alcaldes de Monclova, Saltillo, Progreso y San Juan de Sabinas, el jefe de su oficina, Lauro Villarreal, y el empresario Urbano Santos, lo distanció de la capital. La imagen -dijo- era «para consumo personal». Ergo: no para echar leña al fuego de la pandemia por coronavirus al mostrarlo como un político que en público dice una cosa y en privado hace lo contrario. Menos aún para atizar el futurismo político.

El lagunero ha mostrado gratitud hacia Saltillo por darle el margen de votos para ganar la gubernatura hace tres años. Por momentos, la elección parecía decidida por el panista Guillermo Anaya. Manolo Jiménez se decantó por Riquelme cuando la candidatura estaba en vilo y le abrió puertas con los empresarios. En premio recibió la alcaldía para un periodo total de cuatro años. Además, ser paseado y placeado por el Gobernador le coloca entre los aspirantes tempraneros para la sucesión de 2024. La carrera, sin embargo, aún no empieza.

«Ventanear» a Riquelme sin cubrebocas ni la debida distancia en el convite del 19 de julio con los alcaldes de la Región Carbonífera -según escribió el corresponsal de Reforma Rolando Chacón-, fue un desliz y un error de cálculo. Máxime porque el coronavirus registró por esos días uno de sus mayores picos. Después de la difusión de la fotografía, el Gobernador y el Alcalde dejaron de asistir juntos a actos públicos, limitados de por sí por la pandemia. El 7 de agosto, Riquelme inició la construcción del Centro de la Cultura Científica. Óscar Pimentel, director del Instituto Municipal de Planeación, acudió en representación de Jiménez; y la senadora lagunera Verónica Martínez, como invitada especial.

El Alcalde no asistió a la reunión de Riquelme con los organizadores de la ruta Coahuila 1000 Desert Rally. La competencia, desarrollada del 26 al 29 de agosto, marcó el reinicio de actividades turísticas tras el paro obligado por la pandemia. Tampoco acompañó al Gobernador en la evaluación del programa Oficinas Verdes. No se informó si Jiménez estaba de vacaciones, pero su ausencia, después de la fotografía, dio pábulo a especulaciones.

El 10 de agosto, la Alianza Federalista, cuyas sesiones suelen ser en la capital del estado sede, celebró en Torreón la Junta Interestatal Covid-19 con la participación de nueve gobernadores. Esta vez no asistió el Alcalde de Saltillo, quien ha acompañado al Ejecutivo en giras fuera de la capital -como la del 19 de julio en la Región Carbonífera-, de Coahuila e incluso del país.

El Gobernador regresó a Torreón el 11 de agosto para inaugurar, junto con el alcalde Jorge Zermeño Infante, la planta Alfagomma. La inversión, por 15 millones de dólares, dará empleo a 250 personas en su primera etapa. El mismo día, encabezó la reunión del Subcomité Técnico Regional Covid-19 acompañado por los presidentes municipales de la Comarca Lagunera.

El 12 de agosto, Riquelme viajó a los Cinco Manantiales para poner en marcha la construcción de un cuartel en Villa Unión donde el 30 de noviembre pasado, mientras rendía su segundo informe ante el Congreso, un comando del cártel del Noreste se enfrentó con policías federales y del estado.

El Gobernador y el Alcalde de Saltillo reaparecieron juntos el 13 de agosto en la entrega de constancias a personas curadas de la enfermedad por coronavirus y a la reunión del Subcomité de Acciones de Contención de la pandemia. La curva de contagios de Covid-19 no se ha aplanado, pero una fotografía domó de momento el futurismo político.






01 Septiembre 2020 03:50:00
La foto indiscreta
Miguel Riquelme recibió un estado sembrado de minas. Donde no había deudas, tropezaba con fosas clandestinas. Si no encontraba agravios, descubría expedientes congelados o amañados para ocultar la verdad sobre las masacres en Allende y Piedras Negras denunciadas por el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios ante la Corte Penal Internacional, horas después de las controvertidas elecciones de 2017. Y donde no escuchaba el clamor de familias por sus desaparecidos, recibía informes sobre los abusos de su predecesor.

Riquelme asumió el cargo con el margen más estrecho que candidato alguno haya obtenido: menos de 31 mil votos. Mientras el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación deliberaba si confirmaba su victoria o la anulaba, el lagunero atraía a cuadros del PRI acosados por el moreirato. También tendía puentes con los obispos y los sectores que le dieron la espalda en las urnas -no tanto para castigarlo a él, sino a los Moreira-. La primera prioridad fue conciliar al estado.

El priista ha cuidado no ser piedra de escándalo como Humberto y Rubén. El Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte descubrió el desvío de 43 millones de pesos a empresas fantasma en el primer año de su gobierno, y de 2 mil 300 pesos en el segundo. Su antecesor distrajo más de 680 millones de pesos en solo cuatro años (Espacio 4, 646). La pandemia por coronavirus también le cayó a Riquelme como «anillo al dedo», pues le brindó exposición mediática nacional y es, según Mitofsky, uno de los gobernadores mejor calificados.

Por eso extrañó sobremanera que el 20 de julio apareciera fotografiado con un grupo de alcaldes -sin cubrebocas ni el distanciamiento reiteradamente recomendado por su Administración- en una fiesta de cumpleaños en Sabinas. La imagen, cuya publicación se atribuyó al Presidente Municipal de Saltillo, Manolo Jiménez, provocó polémica en las redes sociales.

Riquelme salió al paso de las críticas: «Sé perfectamente que se puede descontextualizar, de cómo se dieron realmente las cosas, y asumo mi responsabilidad, pero no estaba haciendo nada malo. Tuve una reunión con los alcaldes de la Región Carbonífera (a la cual no pertenece Saltillo; énfasis del reportero). De ahí, nos invitaron a una comida (alguien) que cumplió años ahí en Sabinas, era una fiesta que no tenía más de 16, 17 personas», declaró en Torreón a María Elena Sánchez, corresponsal de Reforma (21.07.20).

La nota de Rolando Chacón que dio pie al mentís advierte: «El Presidente Municipal de Saltillo, el tricolor Manolo Jiménez, ventaneó el evento al compartir imágenes -que posteriormente borró- en WhatsApp, en las que ni siquiera se observa el respeto a la sana distancia y el uso del cubrebocas. (…) La fiesta (a la que según fuentes no identificadas asistieron decenas de políticos del PRI, PAN y UDC) contraviene las medidas ordenadas por las autoridades estatales y municipales. (…) Apenas el viernes (18 de julio), el Subcomité Regional Sureste, encabezado por Jiménez, pidió a la ciudadanía reportar eventos sociales o fiestas masivas que ponen en riesgo la salud» (Reforma, 20.07.20).

«Únicamente nos tomamos una foto levantándonos de la mesa, que lógicamente estábamos comiendo y sin cubrebocas, y era una foto para consumo personal, alguien la subió y bueno, así son las redes sociales, no es otra cosa, ni tampoco fue un aquelarre ni nada de eso», replicó el Gobernador. Jiménez no hizo declaración alguna sobre el tema, pero la infidencia tuvo consecuencias inmediatas. Más adelante se verán.

31 Agosto 2020 04:01:00
El ranking de Mitofsky
El coronavirus puso a competir a los gobernadores, ocho de los cuales han contraído la enfermedad. Las encuestas reflejan la posición de cada uno con base en el resultado de las acciones emprendidas para hacer frente a la emergencia. La clasificación de marzo de Mitofsky arrojó los primeros datos: la aprobación del coahuilense Miguel Riquelme subió 10 puntos respecto al mes previo. Jaime Rodríguez (Nuevo León) aumentó 7 puntos; Enrique Alfaro (Jalisco), 6.8; Francisco Javier García (Tamaulipas), 5.9; y Claudia Pavlovich (Sonora), 5.3 puntos.

Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, atribuyó la mayor puntuación de los gobernadores del noreste a su respuesta inicial para afrontar la pandemia. En la medición de julio, solo Pavlovich repite en el cuadro de los cinco ejecutivos mejor calificados. Los primeros lugares los ocupan tres priistas: Marco Mena (Tlaxcala), Alejandro Murat (Oaxaca), Quirino Ordaz (Sinaloa) y un panista: Javier Corral (Chihuahua).

Riquelme Solís figura en el séptimo lugar de la franja “sobresaliente” con 55 puntos, dos menos que en junio. ¿Desgaste o castigo por la fotografía del Gobernador en una cena con alcaldes de la Región Carbonífera donde aparecen sin mascarilla? La encuesta de agosto lo dirá. En julio, los gobernadores mejor evaluados fueron el sinaloense Quirino Ordaz (69.7%); Mauricio Vila, de Yucatán (69%); Francisco Domínguez, de Querétaro (61.5%); Claudia Sheinbaum, de la Ciudad de México (59.5%) y Carlos Mendoza, de Baja California Sur (57.4%).

“El coronavirus vino a darles carta de presencia a los gobernadores. (…) les permitió decir ‘aquí estoy, existo. ¿Se acuerdan (de) que me eligieron?’. Porque de repente el ciudadano deja de ver al Gobernador y dice ‘el Gobernador está haciendo sus negocios, pero no ha vuelto a venir, entonces salió igual que el otro. Todos los gobernadores son iguales’”, declaró Campos a Estación Pacífico (04.08.20). Para el presidente de Mitofsky, los ejecutivos locales “tomaron carta de naturalización y además tuvieron que oponerse algunos a las decisiones federales”, razón por la cual “algunos
crecieron muchísimo”.

El coronavirus tiene en alerta permanente a los gobernadores. Uno de los más criticados por la radicalidad de las medidas es el de Jalisco, Enrique Alfaro (Movimiento Ciudadano). El 5 de junio pasado, el portal BBC Mundo publicó fotografías de patrullas incendiadas en la capital del estado en protesta por el asesinato de Giovanni López. La policía de Ixtlahuacán lo golpeó el 4 de mayo por no utilizar mascarilla. Alfaro culpó al Presidente y a su partido (Morena) de los disturbios, instigados, según él, desde “los sótanos del poder”. Cuando el Gobierno federal le pidió pruebas, se retractó.

El cineasta tapatío Guillermo del Toro, uno de los convocantes a la manifestación, ya había lanzado una advertencia por la brutalidad policial en el contexto de la emergencia sanitaria. El 29 de abril, el ganador del Oscar al mejor director compartió en Twitter el video de un ciudadano esposado por falta de cubrebocas. “Enrique Alfaro, a lo mejor yo no entiendo las cosas, pero este es un momento que requiere humanidad y criterio y no esto”. Cuatro días antes, el aspirante presidencial publicó en Facebook: “Ni madres que nos vamos a rendir. Ni madres que vamos a aflojar el paso. (…) Es por los que hoy se fueron y por los que se irán en los próximos días”. A Giovanni no lo mató el virus, sino la fuerza pública.
29 Agosto 2020 04:01:00
Etiquetado frontal
Nuestro país es uno de los principales consumidores de comida chatarra a escala mundial. Los efectos se reflejan en la salud y en la economía, sobre todo ahora en tiempos de pandemia. Javier Mariscal aborda el tema en el bisemanario Espacio 4 (647).

“México registra más de 40 mil muertes al año relacionadas con el consumo de bebidas azucaradas. Por esa razón, la retórica de Hugo López-Gatell contra el consumo de refrescos y ‘comida chatarra’ no podía ser más pertinente, señalan instituciones y especialistas internacionales.

“‘¿Para qué necesitamos el veneno embotellado de los refrescos? ¿Para qué necesitamos donas, pastelitos o papitas que son alimentación tóxica y dejan contaminación ambiental?’, cuestionó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en conferencia celebrada en julio en Chiapas.

“La declaración provocó reacciones a favor y en contra por venir de un funcionario y estar dirigida a un gigante industrial. La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) acusó a López-Gatell de ‘satanizarlos’. No es la primera vez que se reprocha a la industria de alimentos ultraprocesados enriquecerse a costa de la salud de la población.

“El sector es el principal responsable de ‘financiar investigaciones que ayudan a confundir a los consumidores’, acusó en 2014 la entonces directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, en el marco de la Conferencia Ministerial sobre la Nutrición y las Enfermedades No Transmisibles.

“En ese mismo año, la OMS alertó: ‘ya es tiempo de aceptar que la obesidad es una carga médica y socioeconómica descaradamente desatendida en el mundo, a sabiendas de que el sobrepeso conlleva predisponer a las personas a enfermedades ortopédicas graves, o con alta causalidad de muerte como las cardiovasculares o metabólicas como la diabetes’. De acuerdo con la Secretaría de Salud, el 71% de los decesos por Covid-19 está relacionado con comorbilidades como hipertensión, obesidad, diabetes y tabaquismo, entre otras (Forbes, 29.07.20).

“Debido a que la aplicación desde hace años de un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para combatir el alto consumo de bebidas azucaradas no ha dado los resultados que se esperaban, otra medida que se ha sumado es la imposición de etiquetas frontales en los productos alimenticios industrializados para identificar su contenido de azúcar, grasas o sodio, entre otros componentes cuya ingesta descontrolada es nociva para la salud o propicia la obesidad.

“El 31 de julio se publicó en el Diario oficial de la Federación la Norma Oficial NOM-051 derivada de reformas aprobadas por el Congreso de la Unión en 2019. Las empresas estarán obligadas a informar sobre el contenido de componentes que pueden resultar nocivos con la leyenda ‘ALTO EN’.

“La Secretaría de Salud señaló que el etiquetado frontal es urgente, sobre todo ante la epidemia de Covid-19. Se aplicará a partir del 1 de octubre; sin embargo, empresas que producen alimentos y bebidas con alto contenido calórico ya han empezado a imprimirlo en el empaque de sus productos.

“‘Celebro que en algunos productos industrializados ya está apareciendo el nuevo etiquetado, porque no es solo prohibir, es orientar, informar, que tengamos información suficiente. Mucha gente no sabe del daño que puede causar un alimento industrializado, o sea, llenan de azúcar una golosina para que le guste a los niños ¿y el daño que les causa?’, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador (Forbes, 12.08.20)”.
28 Agosto 2020 04:02:00
El foco es La Laguna
Líderes de tres corrientes políticas volvieron a concurrir este miércoles en la Comarca Lagunera: el presidente Andrés Manuel López Obrador (Morena), el gobernador de Coahuila Miguel Riquelme Solís (PRI) y el Durango, José Rosas Aispuro (PAN). La atención presidencial está centrada en La Laguna, no en las capitales. Los mensajes de bienvenida de Riquelme y Asipuro fueron informes; en el primer caso, con una perspectiva histórica. AMLO los escuchó con paciencia, sin prisa, pero no comprometió apoyos. Los temas de la gira fueron agua y seguridad. Además, la alianza federalista no le quita el sueño.

AMLO prescindió de la parafernalia. Las visitas presidenciales alteraban en el pasado el ritmo cotidiano. El Estado Mayor y el Ejército tomaban el control de pueblos y ciudades con días de anticipación. El Presidente era recibido con honores y le acompañaba un séquito de ayudantes, secretarios de Estado y directores generales. Si el Mandatario vestía de traje o prefería otro atuendo, todo el mundo se plegaba.

AMLO acudió a la mañanera del miércoles de camisa y pantalón y los gobernadores de traje.

El Presidente y los secretarios de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval, y de Marina, José Rafael Ojeda, así como el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, no usaron mascarilla. Riquelme y Aispuro sí, lo mismo que el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, y el alcalde de Torreón Jorge Zermeño. Antes los gobernadores eran responsables de que nada perturbara al Ejecutivo federal. El 26 de agosto hubo protestas contra el Presidente y también apoyos. Hasta aquí lo anecdótico.

En materia de seguridad, el informe del secretario de la Defensa es positivo para Coahuila en reducción de homicidios dolosos (lugar 30) y robo de vehículos (29), producto de la coordinación entre Estado y municipios. El feminicidio coloca a la entidad en la posición número 13 —con una tendencia a la baja, apuntó Sandoval— y los delitos de impacto hacia la sociedad, en la 12. Las alarmas se encienden en el tema del narcomenudeo, pues Coahuila encabeza la lista. El fenómeno explica, de alguna manera, los enfrentamientos y atentados registrados en distintas regiones de Coahuila en los últimos meses. La lucha entre cárteles por los territorios amerita mayor atención de los gobiernos federal y estatal.

Riquelme informó al Presidente que la inversión en infraestructura militar asciende a mil 400 millones de pesos “aportados con mucha gratitud por los coahuilenses”. El gasto se refleja en 16 sedes militares, cinco megacuarteles, siete bases castrenses, dos más en construcción, un hospital y un regimiento en Ciudad Acuña recién iniciado. La presencia de las Fuerzas Armadas y el trabajo en equipo con las policías locales han hecho de Coahuila un estado más seguro. Sin embargo, es inaplazable depurar las corporaciones creadas por el exgobernador Rubén Moreira más con el afán de reprimir, proteger a determinados grupos e incluso sembrar terror, que de proteger a la población. Esa es la raíz de las ejecuciones extrajudiciales y la violación a los derechos humanos de emigrantes, periodistas, ciudadanos y activistas.

Riquelme ha vuelto a sentirse bien en Torreón, donde la inquina no es con él, sino con los Moreira, algo de lo cual se empieza a convencer. “La Laguna (es) una región ejemplar de esfuerzo, trabajo y superación. La entereza y empeño (de sus habitantes) hicieron fructificar esta tierra y forjaron una comunidad emprendedora que ha sabido resistir a todos los vendavales”, le dijo al Presidente.

26 Agosto 2020 04:02:00
La hibris en la pandemia
“El virus chino”, como el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llama con malicia al SARS-CoV-2, cubrió parcialmente el rostro de los políticos, mas no les calló la boca. Aun en situaciones de emergencia por accidentes o fenómenos naturales, los dirigentes siempre se verán tentados a buscar resquicios para el lucimiento y el lucro electoral. Muchos, por inmadurez o por el síndrome de hibris, comen el fruto prohibido y son expulsados del paraíso a causa de sus desmesuras y su afán protagónico.

Heródoto, considerado el padre de la Historia en el mundo occidental, se refiere así a la hibris o enfermedad del poder, la cual acometió al Gobierno de los Moreira como a ningún otro: “Puedes observar cómo la divinidad fulmina con sus rayos a los seres que sobresalen demasiado, sin permitir que se jacten de su condición, en cambio, los pequeños no despiertan sus iras. Puedes observar también cómo siempre lanza sus dardos desde el cielo contra los mayores edificios y los árboles más altos, pues la divinidad tiende a abatir todo lo que descuella en demasía” (Wikipedia).

David Owen (médico), uno de los secretarios de Relaciones Exteriores más jóvenes (38 años) del Reino Unido y fundador del Partido Socialdemócrata, luego de renunciar al Partido Laborista, escribe sobre el tema en su libro En el poder y en la enfermedad: “El héroe se gana la gloria y la aclamación al obtener un éxito inusitado contra todo pronóstico. La experiencia se le sube a la cabeza y empieza a tratar a los demás, simples mortales corrientes, con desprecio y desdén, y llega a tener tanta fe en sus propias facultades que empieza a creerse capaz de cualquier cosa”.

La pandemia del coronavirus también puso en cuarentena a los políticos, quienes, en su mayoría, cifran en la imagen su activo principal. Las crisis representan retos y ofrecen oportunidades. En medio de la emergencia sanitaria, Forbes —revista que incluyó al exgobernador Humberto Moreira entre los “10 mexicanos más corruptos de 2013”— tituló así una de sus notas, el 23 de junio:

“Modelo Saltillo, el desafío de enfrentar la pandemia en forma correcta”. Al texto lo acompaña una fotografía del alcalde Manolo Jiménez mientras saluda a un policía con el antebrazo. Ambos guardan la distancia recomendada y usan protector buconasal para no dar mal ejemplo como el presidente López Obrador.

“Tanto para los líderes mundiales como para los gobernantes locales”, uno de los mayores desafíos consistió en “comprender que, más allá de una amenaza en materia de salud”, el coronavirus constituye “un peligro sin precedentes para la economía y el tejido social de los municipios mexicanos”, dice el texto. Enseguida va al meollo:
“Un ejemplo nacional dentro de este contexto es la zona metropolitana de Saltillo, (…) que pese a tener una ubicación geográfica que la sitúa en un riesgo latente por sus conexiones con el centro del país y de la unión americana, (no solo) ha conseguido contener de manera óptima la propagación de la pandemia, sino que también ha logrado amortiguar los efectos económicos catastróficos, además de aplicar políticas públicas para apoyar a los sectores más vulnerables”. Forbes equipara el Modelo Saltillo con los aplicados en Alemania y Canadá.
El nombre del gobernador Miguel Riquelme aparece en el cuarto párrafo junto con el del alcalde Jiménez. Enseguida se enumeran las acciones del encomiado paradigma capitalino. Los dioses lanzaron un rayo el 10 de agosto: “Por cuarto día consecutivo, Saltillo encabeza los nuevos contagios (de coronavirus) con 92, seguido de Piedras Negras con 83 y Torreón con 52” (Zócalo). Uno de los antídotos contra la hibris es la mesura.

25 Agosto 2020 04:02:00
El virus del futurismo
El coronavirus no solo puso en jaque a sistemas sanitarios, economías y gobiernos rebasados por problemas financieros y de inseguridad. También trastocó el calendario electoral y exhibió la falta de liderazgo político y de solidaridad ciudadana frente a la emergencia y sus efectos.

En Coahuila, la Covid-19 obligó a posponer la elección de diputados para el 18 de octubre próximo. El futurismo asomó en medio de la pandemia, pero fue contenido desde el Palacio de Gobierno con guante blanco.

A escala nacional, los 11 gobernadores de la denominada Alianza Federalista (AF) demandan al presidente Andrés Manuel López Obrador convocar una Convención Nacional Hacendaria para renovar la Ley de Coordinación Fiscal y rediseñar el presupuesto federal a partir de 2021. Nueve de ellos también pidieron la renuncia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, debido al manejo errático de la pandemia. Proponen reemplazarlo con “un experto en la materia, con conocimiento y humildad”. ¿Los tienen ellos? AMLO ha abierto la posibilidad de revisar el pacto fiscal, según sus plazos y sus términos. Empero, en el caso de López-Gatell es inflexible: no se irá.

La AF está compuesta por cinco gobernadores del PAN (Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato y Tamaulipas), tres del PRI (Coahuila, Colima y San Luis Potosí), uno independiente (Nuevo León), uno del PRD (Michoacán) y uno de Movimiento Ciudadano (Jalisco).

Cinco de ellos terminarán su gestión el año entrante y en la mayoría de sus entidades Morena encabeza la intención de voto, de acuerdo con las encuestas. Si la proyección se cumple cambiará el balance político, pues el partido del Presidente tendría más gobernadores. Ninguno de los actuales participa en el bloque opositor.

El Presidente también ha echado en saco roto la petición de la AF para reunirse con quienes representan a “40 millones de mexicanos” –menos de un tercio de la población nacional–. En cambio, el 19 de agosto se reunió con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) donde su partido tiene siete asientos.

En los comicios de 2018, AMLO ganó en 10 de los 11 estados del frente, excepto en Guanajuato. La mayoría en las cámaras de diputados y de senadores, donde el PAN es la segunda fuerza, le permite tener a raya a los gobernadores. A fin de cuentas, no les debe nada y sí, al contrario, los tiene por contrarios a su proyecto y, no a pocos, por corruptos.

El país podría cambiar de derrotero en las elecciones intermedias del año entrante. Sin embargo, el PRI, PAN y PRD –aliados de Peña Nieto– siguen sin dar señales de vida después de su fracaso en 2018. Pues además de la carrera presidencial perdieron estados clave con Morena (Ciudad de México, Puebla, Veracruz, Chiapas y Baja California) y el control del Congreso federal.

Conforme el Gobierno de la 4T estira la madeja de la corrupción, deja peor parados a los líderes y expresidentes del PAN y el PRI (Vicente Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto) por tolerarla y beneficiarse de ella. Morena tampoco se escapa.

La pandemia de Covid-19 también ha puesto en aprietos a AMLO. Los gobernadores de la AF lo saben y tratan de capitalizar el momento, pero mientras el Presidente mantenga altos niveles de popularidad, poco podrán avanzar su agenda.

Solo si el desplome económico, el desempleo y el aumento de la pobreza, aunados a la crisis de inseguridad, pasan factura en 2021, Morena y AMLO podrían modificar su actitud con los estados y abrirse a los sectores que buscan equilibrios políticos. Empero, la falta de liderazgos para catalizar la crisis, agravada por la pandemia, favorece al Presidente y confirma que, efectivamente, el coronavirus le cayó a la 4T “como anillo al dedo”.

24 Agosto 2020 04:07:00
El gran engaño
Enrique Peña Nieto nos engañó a todos. En la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (2011) no pudo citar tres de sus libros capitales y confundió autores. A Enrique Krauze le atribuyó La Silla del Águila, de Carlos Fuentes, quien replicó con voz de profeta: “Este señor tiene derecho a no leerme. Lo que no tiene derecho es a ser Presidente de México a partir de la ignorancia, eso es lo grave” (BBC.Mundo, 13.12.12). Producto de la televisión basura, el orgullo de Atlacomulco resultó ser el Presidente más necio de la historia, y el más venal junto con Salinas y Alemán.

Lector de “algunos pasajes de la Biblia” en su adolescencia, hoy, sobrado de caudales y practicante fiel de la doctrina hankiana (“Un político pobre es un pobre político”), debería leer a Santiago. “Ahora les toca a los ricos: lloren laméntense porque les ha venido la desgracia. Los gusanos se han metido a sus reservas y la polilla se come sus vestidos, su oro y su plata se han oxidado. El óxido se levanta como acusador contra ustedes y como un fuego les devora las carnes. ¿Cómo han atesorado, si ya estamos en los últimos días?” (5, 1-3.)

Peña fingió ser analfabeto para confundir al enemigo. Debió leer e incluso memorizar las biografías de políticos corruptos célebres e incluso fantasear algunos títulos: Mi Tío Arturo: (Montiel). Ejemplo y Modelo de Virtudes; El Caso de un Prócer Inmolado. Y si plagió su tesis profesional, por qué no a García Márquez con una edición de coleccionista de Memorias de mis Putas Tristes.

El cachorro de la cleptocracia vive su propia cuarentena en un barrio de lujo de Madrid donde recuerda sus experiencias en Los Pinos. Seguramente superará en ventas las memorias de Barack Obama y su esposa Michelle, por cuyos derechos Penguin Random House pagó 65 millones de dólares. Cacahuates frente a los ahorros de Peña y su pandilla.

Mientras tanto, a Andrés Manuel López Obrador sus adversarios, aliancistas y grupos de poder no han dejado de hacerle “lo que el viento a Juárez”. La nota del mes la dio la Fiscalía General de la República por la denuncia de Emilio Lozoya Austin contra los expresidentes Peña Nieto, Felipe Calderón y Salinas de Gortari; los expresidenciables José Antonio Meade (PRI) y Ricardo Anaya (PAN); los gobernadores Francisco Javier García (Tamaulipas) y Francisco Domínguez (Querétaro); el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el exdirector de Infonavit y vocero de Humberto Moreira en el PRI, David Penchina, entre otros representantes del PRIAN.

Reforma, El Universal, La Jornada, Excélsior, Milenio y otros diarios capitalinos dedicaron espacios secundarios a la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) de este jueves en San Luis Potosí. La figura fue el presidente López Obrador, a quien acompañaron los gobernadores de Morena, Claudia Sheinbaum (Ciudad de México), Cuitláhuac García (Veracruz), Miguel Barbosa (Puebla), Augusto López (Tabasco) y Jaime Bonilla (Baja California).

La lucha contra la corrupción y la impunidad explica en gran medida la fuerza y popularidad del presidente López Obrador. Así lo reconocen tirios y troyanos, entre los cuales hay críticos íntegros y legiones de plumíferos.

En Coahuila, al embeleco llamado Sistema Estatal Anticorrupción –donde Rubén manda y ordena– solo le falta una figura jurídica para estar completo: el Instituto para entregar a los Moreira lo que no alcanzaron a robarse.
22 Agosto 2020 04:04:00
Infiernos ambientales
La Comarca Lagunera es una de las regiones más contaminadas del país y acaso del mundo. En la nueva edición de Espacio 4, la periodista Lilia Ovalle identifica tres “infiernos” y subraya la voluntad de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para hacer efectivo el derecho humano al aire limpio y al agua para el bienestar.

“Infierno 1: el hato ganadero. En enero de 2019, especialistas europeos publicaron el primer mapa global de amoniaco atmosférico (NH3), elaborado a través de registros satelitales que permitieron determinar las zonas del mundo de las cuales emanan altas emisiones de gases de efecto invernadero, derivadas de procesos industriales. En este ranking, elaborado por investigadores del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia (CNRS, por sus siglas en francés) y la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica), Torreón aparece como la cuarta ciudad del mundo con más emisiones hidróxido de amonio, entre 2008 y 2016 (…).

“La vocación industrial, agrícola y ganadera de La Laguna, región que comparten ciudades de Coahuila y Durango, y en particular Torreón, como eje de la zona metropolitana, ha puesto en riesgo a sus habitantes, quienes han vivido contingencias ambientales por altas concentraciones de plomo en el aire derivado de los procesos metalúrgicos, así como el hidroarsenicismo, producto del abatimiento del acuífero principal (…).

“Infierno 2: el plomo en el aire. A finales de 1999, el doctor en ciencias, Francisco Valdés Pérezgasga, emprendió una defensa pública ambiental luego de que el pediatra Manuel Velasco Gutiérrez reportara insistentemente a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el caso de niños de escasos recursos de Torreón intoxicados con altas concentraciones de plomo en sangre (…).

“En el año 2001 es cuando viene el CDC de Atlanta y da un número de 7 mil niños envenenados, pero no hicieron un conteo hacia atrás sobre personas adultas contaminadas, porque se concentraron en los menores. Ese fue un caso paradigmático porque finalmente se logró abatir el número de niños intoxicados”. Hoy, nos platica el doctor Velasco, hay un promedio de 4, 5 o 20 casos al año, cuando antes eran 100 (…).

“Infierno 3: la planta de cianuro. La planta de cianuro de sodio que la empresa The Chemours Company instala en Dinamita, en el Valle del Guadiana de Gómez Palacio, Durango, vecino inmediato de Torreón, ha generado un conflicto social por motivos ambientales (…). En rechazo a la instalación de la planta, los campesinos configuraron el Frente Unido de Pueblos en La Laguna, en el que participa la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA). A la lucha se sumó el obispo de Saltillo, Raúl Vera López, quien visitó dos veces la zona para brindar su apoyo moral.

“En marzo de 2018, una protesta pacífica de campesinos fue reprimida por la policía, la cual utilizó la fuerza para dispersarlos (…). Aunque los campesinos tuvieron apoyo de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), fue la asesoría y actuación de un abogado local la que determinó un giro valioso en el tema, pues interpuso un amparo sólido que prosperó e impidió la continuación de la construcción. No obstante, en mayo pasado se informó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación revocó la suspensión provisional (…).

(Texto completo en:
http://www.espacio4.com)


21 Agosto 2020 04:04:00
La vieja guardia
Jacobo Zabludovsky ha sido uno de los mejores periodistas de México. Hombre culto, amante del tango y el toreo, marcó la agenda mediática nacional desde el noticiario 24 Horas, el cual condujo casi por tres décadas.

Le conocí en sus oficinas de avenida Chapultepec 28 cuando Alfonso Millán convocaba a los corresponsales; yo lo fui en La Laguna entre 1975 y 1981. El pago por mis servicios lo recibía religiosamente.

En 1982 asumí la dirección de Noticias de El Sol de La Laguna, después de pasar un mes y medio en la capital, nombrado por don Mario Vázquez Raña, presidente de la Organización Editorial Mexicana (OEM).

Zabludovsky me telefoneó dos o tres veces a “Noticias” para corroborar alguna información o solicitar algún dato. Siempre se despedía con un: “estamos a la visconversa”. Era un hombre sencillo y con gran sentido del humor.

En un par de ocasiones le saludé en el restaurante Prendes del Centro Histórico, en una de las mesas del fondo, donde comía con su hijo Abraham. Todos bajo la mirada de clientes ilustres –Diego Rivera, Frida Kahlo, Venustiano Carranza, María Félix, Pancho Villa, Manolete, Álvaro Obregón– plasmados en el mural de Eduardo Castellanos.

En ese tiempo en el medio periodístico todo el mundo quería ser Jacobo; y las mujeres, Lolita (Ayala). En Chapultepec 28 conocí a Juan Ruiz Healy, Ricardo Rocha, Amador Narcia y Guillermo Ortega, de quien más tarde me hice amigo. Mi trabajo en Televisa lo compaginaba como reportero de Noticias –antes de ocupar la dirección–, corresponsal de Unomásuno.

Mi jornada la cerraba en el canal 2, donde conducía el noticiario Última Hora. En esa etapa conocí, por Humberto Gaona, a la periodista y escritora Magdalena Mondragón, en un memorable desayuno en el Apolo Palacio.

Lagunera y primera mujer directora de un diario en México (La Prensa Gráfica), Mondragón estuvo casada con el periodista y literato Enrique Mesta, quien me aconsejaba en mis inicios –y más tarde en “Noticias”– cuando él era subdirector de La Opinión y yo reportero.

Otros maestros entrañables fueron, del mismo diario lagunero, Eduardo Elizalde y Arturo Cadivich. Con Arturo y Carlos Robles, de El Siglo de Torreón, cubrí la Primera Reunión de Alcaldes Latinoamericanos y del Caribe, en Guadalajara.

En campañas políticas y giras presidenciales traté a Joaquín López-Dóriga –“Güerito”, le decía López Portillo– y a periodistas de distinta época: Olga Moreno, Isabel Arvide, Isabel Zamorano, Lourdes Galaz y a mi amiga de Televisa, Ana Cristina Peláez.

Arvide volvió a las primeras planas por su designación como cónsul de México en Estambul. Cuando era asesora de los Moreira y radicaba en Saltillo, Isabel llegaba a un restaurante de postín –vecino del Muguerza– con un aparato de seguridad impresionante. Mujer polémica, Arvide fue la primera columnista en ganar el Premio Nacional de Periodismo (1984).

En Torreón, a principios de los 90, pasé por ella a su hotel para acompañarla al aeropuerto. Me recibió al borde de un ataque de ira: “Estos pinches (omito el origen de los propietarios) me vieron cara de qué. Bajé al bar por una copa y me dijeron que si no iba acompañada, mejor me retirara. Ya hablé con Pedro Joaquín (Coldwell, secretario de Turismo) para que les clausuren”.

Al dueño, amigo mío de mucho tiempo, se le caía la cara de vergüenza. “Ya tomé medidas”, me dijo. “La gerente se va”. Al final, ni clausura ni castigo. Isabel regresó a la capital y el despido de la cabeza de turco duró
19 Agosto 2020 04:00:00
Memoria y voluntad
Sin alternancia en Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz, hoy los exgobernadores César Duarte, Roberto Borge y Javier Duarte serían diputados o senadores; y si no, disfrutarían de sus fortunas espurias sin preocuparse. El cambio de partido en el poder, sin embargo, no garantiza justicia en todos los casos.

A diferencia de Javier Corral, Carlos Joaquín González y Miguel Ángel Yunes, José Rosas Aispuro traicionó la confianza de los duranguenses al hacer la vista gorda con las trapacerías de Jorge Herrera Caldera, de quien, en otro tiempo, fue correligionario en el PRI.

En el caso de Chihuahua, al tesón de Corral se sumó el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador para lograr la detención de César Duarte en Estados Unidos; el siguiente paso será su extradición.

Peña Nieto, y su alter-ego Luis Videgaray, encubrieron al exgobernador –en Coahuila lo hicieron con Humberto y Rubén Moreira–, protegido por otra mancuerna corrupta: la formada por el exlíder del PRI Manlio Fabio Beltrones y el bróker Emilio Gamboa Patrón.

Con dinero del erario, la Operación Safíro financió campañas de candidatos priistas a diferentes gobiernos. Resulta ingenuo pensar que el trasiego de caudales no haya engrosado sus propias haciendas.

Coahuila estuvo a un paso de la alternancia en 2017. Menos de 40 mil votos y la complicidad del Instituto Nacional Electoral y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación impidieron que los Moreira fueran puestos en la picota –de la cual no se han salvado– y eventualmente procesados igual que Borge y los Duarte.

Un gobernador rodeado de moreiristas, como Riquelme, quien propuso pasar página al tema de la deuda, está maniatado. Pero aún así puede ordenar a la Fiscalía General del Estado investigar las denuncias de la Auditoría Superior del Estado por una parte de los créditos desviados y de las empresas fantasma.

El repudio al moreirato y al resultado de los comicios de 2017 lo expresaron más de 50 mil personas en la Marcha por la Dignidad del 6 de junio de ese año. La alternancia la frustraron también los candidatos con menores posibilidades de ganar a un PRI castigado en las urnas por la corrupción, el nepotismo, la frivolidad y los excesos del clan. La ciudadanía cumplió; quienes fallaron fueron las oposiciones.

Dos agentes que denunciaron la megadeuda, hoy, como militantes de Morena, han optado por el silencio en vez de exigir justicia: el senador Armando Guadiana y el diputado federal Luis Fernando Salazar.

“(Con la detención de César Duarte) hemos demostrado que mientras la memoria no se rinda y la voluntad política no se quiebre, la justicia llega”, declaró el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral. En Coahuila existe una especie de amnesia con respecto a la deuda irregular por 38 mil millones de pesos que colapsó las finanzas públicas y llenó los bolsillos, no solo de funcionarios inescrupulosos, sino también de contratistas todólogos y de empresarios mediáticos. Tampoco existe voluntad de las autoridades ni de los partidos para demandar a los Moreira e incautar cuentas, propiedades y negocios adquiridos con dinero de los coahuilenses.

El agravio puede olvidarse u ocultarse, mas no sus consecuencias. Destinar el 8% del Presupuesto de este año al servicio de la deuda (la mayor cantidad aplicada al pago en parte para pagar intereses) mientras faltan recursos para afrontar la pandemia, es un insulto.

Para más inri, en el Gobierno de Rubén Moreira el estado se convirtió en campeón en empresas fantasma (Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte). Mientras los chihuahuenses celebran la detención de un Gobernador ladrón: César Duarte, en Coahuila preferimos seguir la táctica del avestruz.


18 Agosto 2020 04:00:00
Inmunda corrupción
El encarcelamiento de exfuncionarios, empresarios y muñidores del poder, por parte de la actual Administración federal, constituye la mayor operación contra la delincuencia política y de cuello blanco emprendida hasta hoy por Gobierno alguno. Sin embargo, el éxito dependerá de su alcance.

Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, desempeñó un papel secundario en la trama de corrupción urdida en Los Pinos y en la Secretaría de Hacienda. Empero, la información en su poder lo convirtió en figura central. Si al final la justicia no alcanza a Enrique Peña Nieto y a su alter ego Luis Videgaray, el plan de “acabar con la corrupción y con la impunidad”, esbozado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 1 de diciembre de 2018, será un fracaso.

En su mensaje de toma de posesión, AMLO mencionó 19 veces la palabra corrupción y otras tantas el término pueblo. “Convertir la honestidad y fraternidad en forma de vida y de gobierno”, dijo, no es propaganda, sino ideas sustentadas “en la convicción de que la crisis de México se originó, no solo por el fracaso del modelo económico neoliberal de los últimos 36 años, también por el predominio, en este periodo, de la más inmunda corrupción”.

Acaso con la mirada puesta en Altos Hornos de México y otras empresas públicas rematadas por Salinas de Gortari entre socios y compadres, el Presidente advirtió: “Suena fuerte, pero privatización ha sido en México sinónimo de corrupción. (…) El poder político y el económico se han alimentado y nutrido mutuamente y se ha implantado como modus operandi el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la nación”. Visto así, su elección sí representaba un peligro para los grupos de interés.

Actualmente, dos exsecretarios de Estado -Rosario Robles (PRI) y Genaro García Luna (PAN)-, el exdirector de Pemex -Emilio Loyoza-, un par de exgobernadores -Mario Marín y César Duarte (PRI)-, dos empresarios consentidos del poder -Alonso Ancira (AHMSA) y Kamel Nacif (el rey de la mezclilla)- y uno de los litigantes con mayor influencia política -Juan Collado- están detenidos, en proceso de extradición o prófugos por lavado de dinero, delincuencia organizada, peculado y tortura (¿Y los Moreira, cuándo?).

Desde la tribuna del Palacio Legislativo de San Lázaro, AMLO apuntaba al pantano de la venalidad: “Otro distintivo del nuevo Gobierno será la separación del poder económico y del poder político. El Gobierno ya no será un simple facilitador para el saqueo (…). Ya el Gobierno no va a ser un comité al servicio de una minoría rapaz. (…) hemos promovido una ley para convertir la corrupción en delito grave, que aunque parezca mentira no lo era. (…) en los sexenios de Fox y Calderón fue cuando se recibió más dinero por la venta de petróleo al extranjero y todo se derrochó o se fue por el caño de la corrupción”.

Para el Presidente, “la corrupción -en el periodo neoliberal- se convirtió en la principal función del poder político”. No eran, como antes, “actos delictivos o una red de complicidades para hacer negocios al amparo del poder”. Las circunstancias actuales, por las crisis derivadas del coronavirus y algunas decisiones de la 4T, cancelan el sueño de convertir a México en la potencia económica que ofreció. Y “demostrar al mundo que acabar con la corrupción y la impunidad es posible”, dependerá de si se enjuicia o no al primer expresidente: Peña Nieto. ¿Y por qué no también a Salinas y a Calderón?
17 Agosto 2020 04:00:00
La rendición de Peña
Se ha especulado sobre un pacto de impunidad entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y su predecesor priista Enrique Peña Nieto, pero los votos y los hechos lo refutan. Peña pudo haber buscado un acercamiento con el fundador de Morena cuando las tendencias electorales eran irreversibles. No para negociar, sino para rendirse y formalizar el compromiso de no intervenir en el proceso como Vicente Fox lo hizo en la sucesión de 2006.

En su toma de posesión, AMLO agradeció a Peña por no haberse entremetido en las elecciones “como lo hicieron otros presidentes”. “Hemos padecido ya este atropello antidemocrático y valoramos (…) que el Presidente en funciones respete la voluntad del pueblo”. Dos párrafos adelante anticipó lo que vendría: “se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México”.

Pactos como el atribuido a AMLO y Peña son factibles cuando la elección está indefinida y el Presidente puede inclinar la balanza en favor del candidato menos “riesgoso”; no para el país, sino para el Gobierno de turno. Acuerdos así pudieron darse en 2006 y 2012 cuando el sistema y los poderes fácticos unieron fuerzas contra López Obrador para imponer a Felipe Calderón y a Peña Nieto, no obstante la presunción de fraude, en el primer caso; y el excesivo y evidente gasto de campaña, en el segundo. El tope legal era de 360 millones de pesos y Peña dilapidó más de 4 mil 500, procedentes de diversas fuentes, incluida la multinacional brasileña Odebrecht, según la denuncia del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

En la era del PRI el arreglo era implícito. Desde el momento que el Presidente nombraba heredero adquiría impunidad, por ladrón o represor –o ambas cosas– que fuera. Lo más que el sucesor podía hacer, para “legitimarse” y aparentar un rompimiento con el pasado, era encarcelar a una figura mayor y otras de medio pelo del Gobierno precedente. Así lo hicieron López Portillo, De la Madrid y Salinas. Zedillo actuó como estadista al encarcelar a Raúl Salinas de Gortari. Al “hermano incómodo” se le descubrieron 130 millones de dólares en bancos suizos bajo otros nombres y se le atribuyó la trama para asesinar a su excuñado José Francisco Ruiz Massieu, segundo de a bordo en el PRI.

En el PAN sucedió algo parecido. Calderón no era el candidato de Fox, sino su secretario de Gobernación, Santiago Creel, pero la sola idea de que AMLO ganara la presidencia –como quizá ocurrió– los unió. Los casos de corrupción en el Gobierno de la alternancia –Amigos de Fox, hermanos Sahagún…– recibieron la gracia del carpetazo. El pacto PRI-PAN de 2012 pudo ser la continuación del celebrado seis años atrás entre Calderón y Peña

–entonces gobernador de Estado de México– para cerrarle el paso a AMLO. En noviembre pasado, la Fiscalía General de la República acusó al panista por irregularidades en la construcción de la Estela de Luz; antes había sido denunciado en la Corte Penal internacional –como los Moreira– por crímenes de lesa humanidad en la guerra contra el narcotráfico.

Con una victoria aplastante y un Congreso dominado por Morena, AMLO no tenía necesidad de buscar pactos con Peña o algún grupo de poder, ni dar golpes espectaculares como su antecesor lo hizo con la detención de la exlíder del SNTE, Elba Esther Gordillo, en un proceso viciado. El Presidente tiene sus tiempos. La lucha contra la corrupción apenas empieza. Peña está en el punto de mira. Él lo sabe y el país lo reclama. AMLO va a por él.

15 Agosto 2020 04:00:00
Cruzar los dedos
Cuando las mujeres toman la iniciativa es preferible escucharlas o atenerese a las consecuencias. En 1995, el colectivo Mujeres por Torreón, sin padrinazgo político alguno, empezó a señalar a la Administración de Mariano López Mercado, por el desorden financiero y el estado de la ciudad. El gobernador Rogelio Montemayor dejó rodar la bola de nieve y el alcalde renunció al año siguiente. Es alentador, por lo tanto, que Natalia Muro Posada presentara una demanda social por los perjuicios en el fraccionamiento El Campanario durante la tormenta “Hanna”, agravados por la desviación del arroyo El Blanco (Zócalo Saltillo, 13.08.20).

Las compañías y las autoridades cuya codicia y negligencia causaron estragos y pusieron en riesgo vidas humanas, deben cruzar los dedos para que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su inminente visita a la capital, no someta el tema a votación a mano alzada para aplicar sanciones. Cambiar el curso de los cauces y construir en las márgenes de ríos y arroyos al contentillo de fraccionadores influyentes, viola leyes federales. Esa forma de corrupción casi siempre se resuelve con sobornos y se cubre con impunidad. En el número 646 de Espacio 4, Javier Mariscal trata el tema.

“‘La vida vista de cerca es una tragedia, mirada de lejos parece una comedia’, decía el icono del cine mudo Charles Chaplin. El 26 de julio, un día después de que el alcalde Manolo Jiménez dijera que ‘vivir en Saltillo es una bendición’ –en el marco del 443 aniversario de su fundación– las inundaciones provocadas por el huracán ‘Hanna’ ahogaron su discurso.

“Las alertas meteorológicas no bastan para que las autoridades afronten su propia ‘maldición’: drenajes pluviales inútiles y crecimiento urbano sin control. El agua reconoce su cauce y arrasa con todo aquello que lo obstruye. No solo en colonias populares, como Mirasierra, Teresitas o Lomas del Refugio, sino en zonas residenciales de alta plusvalía.

“El discurso oficial triunfalista devino en argumentos y pretextos. Luego pasó a las acusaciones contra administraciones anteriores. La culpa siempre es de otros. Las mayores afectaciones ocurrieron al noreste de Saltillo, en particular en el fraccionamiento El Campanario. También se registraron daños en el Country Club, Los Silleres, Nogales, Capellanía, Natural y Loma Blanca, donde residen las ‘familias bien’. Ironías. Estas zonas, donde el precio del metro cuadrado ronda los 6 mil pesos o más y las residencias se valúan en millones, se asientan en terrenos riesgosos. ‘Hanna’ arrastró la plusvalía. (…)”.

En vez de deslindar responsabilidades, se recurrió al lavado de manos y a la repartición de culpas. Algunos medios de comunicación señalaron al cabeza de turco de su preferencia, según sus intereses y sus fobias. La soberbia Davisa fue satanizada. Una denuncia “anónima” puso la diana en Proyectos Mendel, pero no son las únicas con conexiones políticas. “Poderoso caballero es don Dinero”, nos recuerda siempre Francisco de Quevedo.

El núcleo del discurso de López Obrador consiste en cancelar los privilegios, el tráfico de influencias y los conflictos de interés. Los grandes beneficiarios son los grupos de poder, todavía intactos en los estados. El daño en El Campanario y en colonias populares, a las cuales se ignora, no se reparará con discursos, palmadas en la espalda u obras secundarias, sino con acciones radicales que permitan castigar conductas, prevenir desgracias y poner orden en la construcción de vivienda. Celebro que sea una mujer: Natalia Muro Posada, quien diga, como las Mujeres por Torreón, basta ya.
14 Agosto 2020 04:07:00
El padrino del prianato
Carlos Salinas de Gortari empezó su sexenio con un golpe de efecto para ocultar el fraude que lo instaló en la presidencia: el 10 de enero de 1989, el Ejército detuvo al secretario general del sindicato petrolero Joaquín Hernández Galicia y a otros líderes del gremio –siempre se ha utilizado a las Fuerzas Armadas en tareas distintas a su función–.

Un cadáver y un arsenal fueron previamente sembrados en la casa de “La Quina”, quien recibió una sentencia de 35 años por homicidio y posesión ilegal de armas. ¿El pecado? Haber apoyado al candidato presidencial del Frente Democrático Nacional, Cuauhtémoc Cárdenas. El “quinazo” produjo un nuevo cacique: Carlos Romero Deschamps. En 1997, el presidente Ernesto Zedillo amnistió a “La Quina”.

Salinas dio rienda suelta a sus pasiones. También detuvo a su excompañero de Gabinete, Eduardo Pesqueira Olea (Agricultura), por supuesto enriquecimiento ilícito. ¿El “delito” real? Burlarse de él, en una cena, cuando era secretario de Programación y Presupuesto.

En 1991, Ramón Aguirre Velázquez, quien le disputó la nominación presidencial, no rindió protesta como Gobernador de Guanajuato por presiones de Salinas y del candidato opositor Vicente Fox. En la primera “concertacesión” con el PAN, el Presidente nombró de interino a Carlos Medina Plascencia. Fox ganó la Gubernatura en 1995 y de ahí brincó a Los Pinos.

“El orgullo de Agualeguas” encabezó uno de los gobiernos más venales. “Al final de su sexenio Salinas de Gortari había gastado cerca de mil millones de dólares de su partida secreta, casi el triple de lo que utilizó Miguel de la Madrid. Su promedio anual de gastos secretos era de 143 millones de dólares, lo cual significaba que cada día podía gastar 390 mil dólares, sin contar con sus honorarios, que eran de 60 mil dólares anuales” (Tragicomedia mexicana, José Agustín).

En el salinato floreció el capitalismo de compadres. El trato preferencial al gran capital y la privatización de paraestatales como Telmex y Altos Hornos de México generaron nuevos monopolios y una oligarquía predadora alineada al poder, pero de espaldas al país.

“Indigna conocer casos de impunidad que son resultado del abuso de autoridad, la venalidad y la corrupción”, dijo el presidente Ernesto Zedillo en su toma de posesión. Ofreció emprender “una honda y genuina reforma” de los órganos encargados de procurar justicia, pues es “donde la incompetencia, la corrupción y la ruptura institucional son más frecuentes y de mayor daño para la seguridad de las personas”, apuntó.

El mayor golpe contra un expresidente, la corrupción y la impunidad lo ha dado Zedillo. El 28 de febrero de 1995, ordenó la detención de Raúl Salinas de Gortari bajo cargos de peculado, enriquecimiento ilícito y la autoría intelectual del asesinato de su excuñado José Francisco Ruiz Massieu, secretario general del PRI.

Carlos Salinas se exilió en Irlanda para no exponerse. Vicente Fox liberó a Raúl, Calderón lo exoneró y la PGR, entonces a cargo de Eduardo Medina Mora, le descongeló 73 millones de dólares.

Controlado por el PRI y el PAN, el Senado premió a Medina con toga y birrete en la Suprema Corte de Justicia el 10 de marzo de 2015, a propuesta del presidente Peña Nieto. El 8 de octubre pasado renunció por una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera relacionada con transferencias bancarias cifradas en 107 millones de pesos. El exministro dijo ser objeto de “manipulación informativa”. Los movimientos –aclaró– fueron por 4.5 millones de pesos.

12 Agosto 2020 04:01:00
Paraíso de la impunidad
Si a México se le calificara por los políticos y funcionarios deshonestos juzgados en el último medio siglo y por las riquezas confiscadas, sería uno de los países menos corruptos del planeta. Pero con tanto pillo suelto, es el paraíso de la impunidad. Castigar a los venales todavía es la excepción y no la regla. Las primeras detenciones relevantes ocurrieron en el Gobierno de José López Portillo y las continuaron sus herederos priistas. Sin embargo, la mayoría de las veces el escarmiento era por venganza, para intimidar a grupos políticos y económicos contrarios, no por justicia.

Poco después de dejar el poder, Gustavo Díaz Ordaz, quien padecía de la vista, declaró en Guadalajara: “Veo dos presidentes”. El formal, José López Portillo (JLP); y el “de facto”, Luis Echeverría. JLP tomó nota y envió a prisión a Félix Barra García, exsecretario de la Reforma Agraria; Eugenio Méndez Docurro, de Comunicaciones; Fausto Cantú Peña, exdirector del Instituto Mexicano del Café; y Alfredo Ríos Camarena, extitular del Fideicomiso de Bahía de Banderas, cercanos a su predecesor. Después salieron libres. Díaz Ordaz fue nombrado embajador en España, y Echeverría desterrado a Australia con el mismo cargo.

El jurista Raúl F. Cárdenas advirtió sobre uno de los casos: “Pueden apreciarse los argumentos absurdos del juez, que tratándose de delitos en los que intervinieron factores de carácter político caracterizados los argumentos excepcionalmente extraños y rebuscados en que se apoyó para dictar sentencias que no tenía absolutamente ningún fundamento ni razón de ser… Además el ingeniero Méndez Docurro no dispuso para sí o para otro de cosa alguna, sino para cubrir con la aprobación de la Secretaría de Hacienda faltantes del propio Estado”

(Primera Plana, 30.08.19).

La corrupción creció como la espuma sexenio tras sexenio –patente y procaz–, fuesen políticos o tecnócratas quienes ocuparan la Silla del Águila. Miguel de la Madrid quiso plasmar el enfado social en su lema de campaña: “Por la Renovación Moral de la Sociedad”. Empero la venalidad estaba en la élite política. Al principio de su Gobierno encarceló a dos amigos de JLP: Jorge Díaz Serrano, exdirector de Pemex, quien le disputó la candidatura presidencial, y Arturo Durazo, exjefe de Policía del Distrito Federal.

En su libro autobiográfico Yo, Jorge Díaz Serrano, escrito en prisión, denuncia: “He sido víctima de una persecución innoble que desacreditó a sus autores ante la opinión pública nacional y extranjera. Esa torpeza puso en evidencia que a pesar de lo mucho que México haya progresado en lo material, quienes lo gobernaron en el pasado sexenio, no obstante sus méritos académicos, no alcanzaron la madurez emocional suficiente para frenar sus elementales pasiones” (Roberto Zamarripa, Reforma, 27.07.20).

El perfil encaja con el de quien pudo haber urdido la venganza: Carlos Salinas de Gortari. Pues de haber sido Díaz Serrano el candidato, él jamás hubiera sido Presidente. Tras la postulación de De la Madrid, quien, como Díaz Ordaz con respecto de Echeverría, se arrepintió de haber preferido a Salinas, el exdirector de Pemex fue exiliado en Rusia como embajador.

Regresó a México para ser candidato a senador y posteriormente desaforado y sentenciado a cinco años de prisión. A diferencia de Díaz Serrano, el juicio contra Durazo, extraditado de Puerto Rico, era un clamor general. Además de su enriquecimiento obsceno, se le acusó de contrabando, acopio de armas y abuso de autoridad por la desaparición y asesinato de presuntos delincuentes.




11 Agosto 2020 04:00:00
Pacto de impunidad
La corrupción y la impunidad son inmanentes a nuestro sistema político. La Revolución puso fin al porfiriato, mas no a los vicios, abusos e injusticias de la dictadura. Los generales se hicieron con el poder tras el asesinato de Francisco I. Madero para forrarse de billetes.

En busca del Señor Jenkins (Andrew Paxman) y El Vendedor de Silencio (Enrique Serna) narran capítulos de esa historia, en la cual los traficantes de noticias eran igual de inescrupulosos. La transición a los gobiernos civiles, con Miguel Alemán, modernizó el saqueo de las arcas públicas y de los recursos del país.

El ascenso del PAN a la presidencia suponía la extirpación del cáncer denunciado sexenio tras sexenio. Pero en vez de atacar la corrupción, la abrazó, protegió y expandió. Ninguno de los peces gordos a los que Vicente Fox prometió enjuiciar, pisaron la cárcel.

Al contrario, en su sexenio Raúl Salinas, a quien Ernesto Zedillo puso entre rejas por enriquecimiento ilícito y el asesinato del líder priista José Francisco Ruiz Massieu, salió libre un año antes de la sucesión de 2006, que Felipe Calderón ganó por los pelos.

Ni siquiera el Pemexgate se castigó. El desvío de mil millones de pesos a la campaña presidencial de Francisco Labastida, suficiente para cancelar el registro del PRI, se arregló con una multa equivalente.

Exonerado de los delitos de peculado y uso indebido de atribuciones, el exdirector de Pemex, Rogelio Montemayor, fue inhabilitado por 11 años para desempeñar cargos en el servicio público y se le impuso una multa impagable por 2 mil millones de pesos. Romero Deschamps, impuesto por Carlos Salinas en la jefatura del sindicato petrolero, recibió como premio una diputación federal.

Uno de los mayores reproches al PAN consiste en haber traicionado su promesa de combatir la corrupción. Fox, el Presidente de la alternancia, tiró por la borda la legitimidad de las urnas; incluso pudo haber negociado con el PRI impunidad por el financiamiento de Amigos de Fox a su campaña, a cambio de protección para las figuras más venales de ese partido. Para más inri, los hijos de su esposa, Martha Sahagún, aprovecharon su posición e hicieron fortuna. Además de la propensión a los negocios y al dinero del erario, al PRI y al PAN los hermanó su aversión hacia López Obrador.

Después de las revelaciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, sobre la red de corrupción en el sexenio anterior y la cohabitación PRI-PAN, cobra sentido la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) según la cual el pacto de impunidad entre Peña y Calderón habría incluido la exoneración de Humberto Moreira por la megadeuda de Coahuila.

También se refuerzan la versión de que una parte de los créditos por 36 mil millones de pesos se utilizaron para financiar la campaña de Peña Nieto, la cual excedió en más de 4 mil millones de pesos el tope legal.

El PRI que regresó al poder con Peña, apadrinado por gobernadores, empresarios, trasnacionales (Odebrecht) y grandes medios de comunicación, resultó el más corrupto de la historia. Su alianza con el PAN y el PRD en el Pacto por México le abrió a AMLO las puertas de Palacio Nacional de par en par. “Si en serio quieren atacar la corrupción y los conflictos de interés, los líderes políticos mexicanos pueden tomar el ejemplo de Brasil”. Peña “no entiende que no entiende”, le dijo The Economist (23-01.15). AMLO recogió el guante y hoy el expresidente y su exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, están en la picota.

10 Agosto 2020 04:00:00
‘Hanna’ y Pilatos
“Hanna” le dejó a Monterrey un regalo: la imagen de la Virgen de Guadalupe sepultada hace 10 años en el río Santa Catarina por “Alex”. En Saltillo, la tormenta destapó cloacas: la profunda e impúdica venalidad en el desarrollo de fraccionamientos habitacionales, tolerada desde el poder. El Gobierno federal, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, intervendrá tarde o temprano para exhibir, frenar y sancionar el tráfico de influencias en un sector donde el lucro se antepone muchas veces a la seguridad e integridad de las familias. También existen empresarios respetuosos de la ley, lo cual puede reducir los márgenes de ganancia, pero a cambio obtienen tranquilidad de conciencia.

La Administración federal ya ha intervenido en sectores que afectan negativamente a la población y cuyo poder les había permitido imponer sus condiciones e intereses. El etiquetado frontal, dispuesto por las reformas a la Ley General de Salud, alertará sobre el aporte calórico de alimentos procesados, comida chatarra y bebidas no alcohólicas. México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en mayores de edad, de acuerdo con la OCDE. La epidemia le cuesta al país 7 mil 800 millones de dólares anuales (Organización Mundial de la Salud).

Asimismo, se han revertido contratos derivados de la reforma energética, aprobada mediante sobornos, según el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, uno de los acólitos del expresidente Peña Nieto. La cuarta transformación también le ha apretado las clavijas a la industria farmacéutica, sin reparar en consecuencias como el desabasto de medicamentos y la pérdida de empleos. En ambos casos, el propósito consiste en romper círculos de corrupción de los cuales formaban parte funcionarios, líderes políticos y legisladores.

La emergencia causada por las lluvias en distintos sectores de Saltillo –inducida o no, la atención estuvo centrada en el fraccionamiento El Campanario– se respondió con recriminaciones, evasivas y un gesto repetido por las autoridades desde el tiempo de Pilatos: lavarse las manos. Empezó por culparse a la Administración municipal en funciones por haber aprobado temporalmente la suspensión de una línea de escurrimiento en el arroyo Boca de León, en espera de un dictamen hidráulico. Las baterías se dirigieron después contra el Gobierno panista precedente. Incluso se acusó al exgobernador Rubén Moreira por haber retirado –en uno de sus típicos arranques de iracundia– el apoyo para canalizar el arroyo del Cuatro.

A diferencia de los virus microscópicos, cuyo ataque ocurre en el momento menos pensado y en cualquier parte del planeta, los huracanes son eventos climáticos estacionales de dimensiones enormes. Esto permite localizarlos desde su formación, predecir su trayectoria y avisar a las comunidades para ponerse a salvo, reducir los daños y la pérdida de vidas humanas. Saltillo estaba en la ruta de “Hanna”. ¿Qué se hizo para amortiguar su impacto?

Para conocer la verdad es preciso hacer a un lado la información manipulada, determinar qué Gobierno o gobiernos, por negligencia o complicidad, pusieron en riesgo a las familias de El Campanario y de otras colonias; investigar a las empresas, obligarlas a reparar los daños –haya o no denuncias– y realizar las obras escamoteadas. Las agendas personales están supeditadas a las responsabilidades políticas. Un reportaje de Javier Mariscal, publicado en estas páginas, refleja la violación flagrante de la ley y la incuria de las autoridades: cauces invadidos por construcciones y viviendas en espera de la próxima tragedia.

08 Agosto 2020 04:00:00
Sombras nada más
Coahuila fue esta semana noticia nacional por el nombramiento de una exasesora de los Moreira en temas de seguridad, como cónsul; la asignación de contratos a familiares de un senador de Morena y la gestación de un movimiento estudiantil –mucho ojo–. Son las tres “sombras” de la nueva edición del bisemanario
Espacio 4.

I
La periodista Isabel Arvide fue designada cónsul titular en Estambul, Turquía. Pese a que no tiene experiencia diplomática alguna, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) defendió su nominación por su “destacada trayectoria periodística”.

Sin embargo, sus propios colegas la califican de oportunista por sus polémicas intervenciones en las conferencias “mañaneras”, donde incluso propuso elaborar una ley que impida que se le llame “mezquino” a AMLO.

Además de alabar a la 4T, ha pedido al Presidente que designe más contratos de publicidad oficial a medios digitales como el suyo (Estado Mayor) y que la ayude a jubilarse. Aunque exige proteger la honra de las personas, descalificó al académico Sergio Aguayo, quien fue demandado por daño moral por Humberto Moreira.
Dijo que Aguayo no es periodista y representa a “un grupo de poder”. Arvide fue asesora de Moreira en seguridad en los años en que los Zetas sembraron el terror en Coahuila, un tema que Aguayo documentó. Arvide calificó su nombramiento como “un honor inmenso”.

II
Empresas de la familia del senador Armando Guadiana “refuerzan el coyotaje y la corrupción minera”, acusó el obispo Raúl Vera durante la misa del sexto día del novenario del Santo Cristo. En Coahuila, dijo, “los empresarios del carbón tienen un historial de muerte”.

Agregó que “esto sucede incluso aunque Guadiana es, como presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República e integrante de las comisiones de Minería, Desarrollo Regional y Economía, un político de la 4T, Gobierno cuyo discurso habla de un cambio que favorecerá a los pobres”.

Vera puntualizó que “entre las 15 familias más favorecidas por las adjudicaciones aprobadas por la CFE se encuentran los hermanos Guadiana, propietarios de Compañía Minera Zapalinamé, Minera Génesis, Minera Segunda Generación y Carbón Mexicano, que obtienen grandes ganancias.

“Los llamados hijos de Dios debemos modificar en los funcionarios la idea de que hay unos ciudadanos de primera y otros de segunda; eso es totalmente contrario al designio de Dios. Tenemos que reconstruir este sistema político abusivo, donde los empresarios reciben toda
la protección”, dijo.

III
Las autoridades de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) están en el ojo del huracán por el aumento de cuotas y la cancelación de los beneficios de transporte público a los estudiantes.

En respuesta, el Movimiento Estudiantil Coahuilense (Moesco) organizó una manifestación para que las autoridades universitarias atiendan una serie de demandas. Tras recibir el pliego petitorio, la institución hizo una oferta que los jóvenes consideran insatisfactoria, por lo que convocaron a un plantón para presionar a que la institución reconsidere.

Si bien la UAdeC ofrece reducir las cuotas en un 8.3%, la exigencia es que las bajen un 55.4 por ciento. También rechazó conformar un nuevo “órgano democrático”, modificar la facultad de la Comisión de Hacienda para la aprobación de cuotas, reducir 60% el salario de altos funcionarios y disminuir 50% los gastos de publicidad de la institución.

Lo que sí aprobó fue acelerar procesos y quejas recibidas a través de la Defensoría de Derechos Humanos, realizar reembolso del 8.3% a quienes ya habían pagado las cuotas y repartir los pagos de créditos de
inscripción en dos semestres.
07 Agosto 2020 04:00:00
Jackie, Jackie…
Campbell, ya apacíguate. Descansa de poner en evidencia a fariseos y pusilánimes que día sí y día también fabrican historias para verte arder en leña verde, y nada que les das el gusto. Olvídate de las mujeres abusadas, de los migrantes y de los grupos a quienes el egoísmo y los prejuicios vuelven invisibles.

Deja que los ciegos guíen a otros ciegos y que caigan juntos al hoyo; es su decisión. Basta de recordarles a los poderosos el cuento de Hans Andersen y de castigar con el látigo de la indiferencia a sus jilgueros. ¿Para qué pintar murales con rostros de víctimas de feminicidios? Algunos colores ofenden a los necios, perturban la paz de los sepulcros y evidencian agendas futuristas.

¿Por qué, Jackie, con tu perspicacia, has tardado tanto en comprender que habitas en una sociedad de ángeles donde los impíos, como los delincuentes y otras lacras cuyos actos refutan el discurso triunfalista, siempre vienen de fuera?

Date cuenta, por favor, de que aquí jamás verás vigas en el ojo de quienes te acusan y murmuran. En su lugar hallarás altares donde se rinde culto a ídolos con pies de barro. Ya no te afanes por los emigrantes quienes en la mejor ciudad de México –¿o del mundo?– para vivir encuentran muerte en vez de solidaridad y conmiseración.

¿Que te han acosado, amenazado, espiado e invadido tu privacidad? Quién te manda haberte metido con los Moreira, cuyo modelo no son los Hermanos Coraje, sino el cacique corrupto Pedro Barros. Mejor hubieras callado el pico, aceptado alguna sinecura, mirar para otro lado y estirar la mano. La inquina del clan y de su séquito te la ganaste a pulso. Entre otros “agravios” por la denuncia en la Corte Penal Internacional donde se los acusa de crímenes de lesa humanidad por las matanzas en Allende y Piedras Negras, y por las miles de desapariciones forzadas en el docenio trágico.

¿Por qué no abogan por ti quienes podrían hacerlo desde una posición de poder? Ya sé: porque adolecen de dependencia y tú eres libre, inteligente y siempre estás como unas castañuelas –dice mi esposa Chilo–.
Le has dado alas a personas entre rejas por delitos reales o fabricados, mientras los pillos andan sueltos, ostentan fortunas malhabidas y en vez de condenas reciben elogios en los mismos espacios donde a ti
se te lincha.

Algunas columnas te presentan, Jackie estimada, como un peligro para Saltillo, Coahuila y acaso para el país, la versión femenina de López Obrador. Cuánto miedo infundes. Mueves una mano y provocas tempestades; agitas la otra y haces que a los universitarios se les caigan las vendas de los ojos y empiecen a actuar como deben ser los jóvenes, sobre quienes son hijos del esfuerzo y no del privilegio: críticos, inconformes, irreverentes frente al poder que los mediatiza y les niega oportunidades. Departes, te diviertes y cantas con amigos, y eres una odalisca, una aventurera. Te ausentas para respirar aires menos sofocantes, y fuiste “desterrada”.

La igualdad de género no se consigue con desbordamientos lingüísticos artificiosos (los ciudadanos y las ciudadanas) utilizados en el discurso oficial para taparle el ojo al macho. Tú, Jackie, has demostrado que para hacer efectivo el principio que reconoce la equiparación de todos los ciudadanos en derechos y obligaciones es preciso librar mil batallas.

Hacen faltan muchas Jackies. Pero si con una los politicastros, los venales y las buenas conciencias no se dan abasto, una legión los volvería locos. Tu amistad me honra, Campbell. No estás sola, jamás lo vas a estar.
05 Agosto 2020 04:01:00
Fuera máscaras
En tiempos de la “dictadura perfecta”, por la cual muchos suspiran, se contaba el cuento de un visitante de Estados Unidos, quien se jactaba de que en su país cualquier ciudadano podía plantarse frente a la Casa Blanca y lanzar consignas contra el Presidente.

–Yo puedo hacer lo mismo– replicó su anfitrión mexicano. –Demuéstralo.– Vamos a Washington. En México la figura presidencial se desmitificó hace décadas, pero la represión tardó más en suprimirse. Díaz Ordaz fue abucheado en la

inauguración de los Juegos Olímpicos de 1968; Miguel de la Madrid, en la apertura del Mundial de Futbol de 1986; y Felipe Calderón, en el estreno del estadio del Santos de Torreón, en 2009.

Antes los presidentes eran intocables. La oposición se pagaba con cárcel, boicots o con la vida en el peor de los casos. La mayoría de los medios de comunicación sirvieron de escudo al poder hasta que la sociedad los rebasó y las redes democratizaron la información y la crítica. Llegado a ese punto, ni el gasto en empresas y comentaristas afines sirvió para salvar la imagen presidencial. Peña Nieto, quien más derrochó, es más el vituperado.

Desde el punto de vista del presidente López Obrador, las únicas elecciones democráticas, después del porfiriato, fueron la de Francisco I. Madero y la suya. También traza paralelos entre el maderismo y el lopezobradorismo, como el de la prensa y los escritores que “muerden la mano de quien les quitó el bozal” y el ánimo golpista de los intereses afectados por el cambio de régimen.

En el informe por el segundo año de su elección abrumadora advirtió, en la misma línea histórica: “Nunca en más de un siglo se había insultado tanto a un Presidente de la República y la respuesta ha sido la tolerancia y la no censura”.

Felipe Calderón replicó en Twitter: “La sensación de que ‘nunca se había atacado tanto a un Presidente’ quizá la hayamos sentido alguna vez varios de quienes desempeñamos ese honroso cargo. Lo que sí es cierto, es que en 50 años nunca había atacado un Presidente a tantos mexicanos en sus conferencias de prensa”.

Es una verdad a medias. AMLO se caracteriza por devolver cada golpe, actitud contraria a su prédica de amor y paz e impropia de un jefe de Estado. Pero uno de los propósitos de las mañaneras es justamente ese: desenmascarar. A unos gusta, a otros no.

Los predecesores de AMLO pocas veces aceptaban entrevistas y las ruedas de prensa no formaban parte de su agenda. El periodista Jorge Ramos ha puesto al Presidente en aprietos en más de una ocasión. Peña Nieto, después de un par de conversaciones, cuando era Gobernador del Edomex, le dio con las puertas de Los Pinos en la cara.

Jamás atendió las solicitudes del conductor del Noticiero Univisión, quien ha sacado de sus casillas a Donald Trump y a otros sátrapas. En las mañaneras puede participar quien lo desee –incluso extravagantes, activistas o paleros– y preguntar cualquier cosa.

La inquina entre AMLO y Calderón se profundizó en 2006 cuando el panista ganó la Presidencia por menos de un cuarto de millón de votos, no obstante la campaña de miedo lanzada desde Los Pinos y desde sectores confrontados de nuevo con el líder de Morena.

Calderón equipara a AMLO con Luis Echeverría, pues la mención de que en medio siglo ningún presidente había “atacado a tantos mexicanos” remite a los 70. En ese tiempo, el Gobierno giró hacia la izquierda y hundió a México. Después llegó al poder otro populista: López Portillo, y las cosas empeoraron, pero con los tecnócratas casi nos quedamos sin país.

04 Agosto 2020 03:06:00
Cachorros cleptócratas
César Duarte es el primer exgobernador detenido bajo la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador. La captura del chihuahuense, el 8 de julio, en Miami, ocurrió a mil 600 kilómetros de Washington mientras el Mandatario mexicano celebraba su primera entrevista con el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Protegido del tándem Manlio Fabio Beltrones-Emilio Gamboa Patrón, Duarte afronta cargos por el desvío de más de 7 mil 200 millones de pesos; 250 millones para financiar campañas del PRI en 2015.

Las denuncias contra el también exlíder de la Cámara de Diputados fueron congeladas por la Procuraduría General de la República durante la administración del presidente Peña Nieto; con Felipe Calderón, la PGR exoneró al vapor a Humberto Moreira por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero (El Universal, 03.08.20). ¿Dónde está la diferencia entre el PRI y el PAN? Como parte de la Operación Justicia para Chihuahua, emprendida por Corral, la Fiscalía General del Estado ha recuperado 500 millones de pesos y detenido a empresarios y exfuncionarios del primer circulo de Duarte.

Corral define al Gobierno de su predecesor: «Fue un saqueo por la acción corrupta y corruptora de una red que operó a través de un modelo de asociación delictuosa que encabezó el exgobernador César Duarte. La Operación Justicia para Chihuahua ha ejercido acción penal sobre 39 personas, entre ellas servidores públicos y empresarios. Hay 16 sentencias condenatorias» (Latinus, 12.07.20). Duarte, quien disparó la deuda a 55 mil millones de pesos, es acusado de peculado, enriquecimiento ilícito y asociación delictuosa.

Peña Nieto presentó a Duarte como el rostro del «nuevo PRI» junto con los exgobernadores Javier Duarte (Veracruz) y Roberto Borge (Quintana Roo), extraditados de Guatemala y Panamá en 2017 bajo cargos de corrupción. Tomás Yarrington (Tamaulipas) será juzgado en una corte federal de Brownsville, Texas, por tráfico de drogas, extorsión, fraude y lavado de dinero. Yarrington, quien aspiró a la presidencia en la sucesión de 2006, figura en la lista de los «10 mexicanos más corruptos» de 2013 de la revista Forbes en compañía de Humberto Moreira.

El sátrapa chihuahuense dio rienda suelta al nepotismo como los Moreira en Coahuila: Ricardo Duarte ocupó la rectoría de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez; Crescenciano fue aviador en la Universidad Autónoma de Chihuahua; Sixto dirigió la flota aérea del Gobierno; y Jesús Alonso, el Colegio de Bachilleres (Wikipedia). Sin embargo, no llegó al extremo de heredarle el cargo a uno de sus hermanos. Entre 2012 y 2014, el exgobernador viajó 163 veces a Estados Unidos en aviones oficiales.

Duarte también quiso ser banquero. El activista Jaime García Chávez, fundador de Unión Ciudadana, lo denunció penalmente a él y a su secretario de Hacienda, Jaime Ramón Herrera, por adquirir acciones del Banco Progreso. Tras la detención del exgobernador, García recapitula: «Lo que sucedió en Chihuahua no es un suceso pequeño. No es Odebrecht, no es el fraude a Pemex, pero es una corrupción muy grande… Generar un banco con los fondos públicos no es poca cosa» (La Verdad, 9.07.20).

La captura de Duarte en Estados Unidos es un espaldarazo de Donald Trump al Presidente de México, quien poco a poco arma el rompecabezas de la corrupción, cuya pieza principal es Enrique Peña Nieto. Las declaraciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, han estrechado aún más el cerco en torno al cachorro de la cleptocracia y orgullo de

«Atracomulco».
03 Agosto 2020 04:02:00
Liderazgo infame
Acerca del desvío multimillonario a sociedades de papel en estados y municipios gobernados por el PRI y el PAN en los seis últimos años, el análisis del Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte (Border Hub) observa: “Un elemento que destaca de la matriz de información es la cantidad de facturas emitidas en el bloque del noreste (…). Al menos 67 empresas fantasma de esta región operaron sin división política: lo mismo facturaron en municipios de Tamaulipas, como en Coahuila o Nuevo León”. La suma de las operaciones múltiples ascendió a 773 millones de pesos.

Las compañías que más facturaron en Coahuila y en otros estados son: Fermal Diseño y Publicidad (50.4 millones de pesos), Korstog Global Human Consulting (47.9 millones), Publicidad Fink (34.8 millones) y Gesta Proveedora de Insumos y Servicios Industriales (22.6 millones de pesos). “De acuerdo con la información proporcionada por el SAT, para el caso de los gobiernos de los estados de Baja California, Chihuahua y Sonora, no se encontraron registros con la clave RFC de cada estado, sin embargo, esto no necesariamente significa que no se hayan registrado operaciones con empresas fantasma, sino que podrían haberse realizado con otra clave RFC de cada entidad”, dice el estudio.

La red de periodistas Border Hub apunta: “Coahuila es el segundo estado donde más se registraron operaciones con empresas de papel” –sobre todo en el lapso 2014-2017 correspondiente al Gobierno de Rubén Moreira–. En ese periodo se facturaron 723.5 millones de pesos. En 2018, la ASE presentó ante la Fiscalía General del Estado un paquete de denuncias por el desvío de 475 millones de pesos a 13 firmas. De esa cantidad, 65 millones se esfumaron de la Secretaría de Salud. El caso permanece en el limbo, pues el Sistema Estatal Anticorrupción lo controlan excolaboradores de Rubén Moreira. El Tribunal de Justicia Administrativa lo preside Sandra Luz Rodríguez; y la Fiscalía Anticorrupción, Homero Flores Mier.

Ciudad Juárez es el cuarto de los municipios que más pagaron a empresas fantasma en el intervalo referido: 56.7 millones de pesos. Hay un detalle interesante: Enrique Serrano Escobar, alcalde de esa frontera entre 2013 y 2015, fue el candidato del Gobernador de Chihuahua, César Duarte, para las elecciones de 2016. La presidencia del PRI la ocupaba… Manlio Fabio Beltrones. Sin embargo, los comicios los ganó el panista Javier Corral, quien destapó la cloaca. A él se debe, en gran medida, la detención y próxima extradición de Duarte a México.

Monclova, Piedras Negras y Saltillo son los únicos municipios de Coahuila donde se detectaron operaciones irregulares. El primero pagó 15.1 millones de pesos durante la gestión de Gerardo García Castillo (PAN). “De acuerdo con el SAT, los registros de movimientos con empresas fantasma se detuvieron a partir de 2018, cuando inició la gestión del actual alcalde, Alfredo Paredes López” –del mismo partido–.

Miriam Ramírez, autora del reportaje, indica: “algo similar ocurrió en Saltillo, (…) donde solo se encontraron transacciones (por 2 millones de pesos) en el periodo del exalcalde Isidro López Villarreal (PAN), que gobernó entre 2014 y 2017. (…) fue inhabilitado para ejercer en el servicio público a finales de 2019, aunque la sanción impuesta tuvo una duración de solo tres meses, según reportaron medios locales”. En Piedras Negras, gobernado por Fernando Purón, Sonia Villarreal y Claudio Bres en el mismo lapso, las empresas de papel facturaron 4.6 millones de pesos.

01 Agosto 2020 04:05:00
Lágrimas de impotencia
Mientras el coronavirus no dé tregua y la vacuna no esté disponible, ningún gobierno puede cantar victoria. Menos cuando la pandemia se afronta sin liderazgo político ni la solidaridad que la emergencia exige, según reprocha la máxima autoridad de salud. Gerardo Moyano se ocupa del tema en Espacio 4 (645).

“Paradojas del coronavirus. Mientras en la Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid, España, se llevaba a cabo un acto solemne para homenajear a las víctimas de la Covid-19, la aglutinación de personas en restaurantes y playas de Cataluña obligó al Gobierno a lanzar un ultimátum: salir lo ‘estrictamente’ necesario o vuelta al confinamiento obligatorio. Se trata de la ‘última oportunidad’ antes de tomar ‘medidas más drásticas’, ya que ‘la pandemia continúa avanzando sin freno’, dijo la vocera del Gobierno catalán, Meritxell Budó (17.07.20). Días antes, la comunidad autónoma había comenzado a aplicar multas por no portar cubrebocas en lugares públicos.

“Algo similar ocurre en Francia, donde el pasado 20 de julio el Gobierno anunció el uso obligatorio de mascarillas en todos los espacios públicos cerrados –so pena de una multa de 135 euros– debido a los numerosos rebrotes de la enfermedad en diferentes zonas del país.

“Y si esto ocurre en los dos países que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, destaca como ejemplos de cómo es posible ‘controlar’ la pandemia, qué le puede esperar a América, donde Estados Unidos, Brasil y México se han convertido en el nuevo epicentro de contagios.

“Ni hablar de lo que podría ocurrir en África, donde la escasez de recursos sanitarios y la existencia de otras epidemias amenaza con agravar el impacto de la pandemia. De ahí que Adhanom Ghebreyesus pidiera ‘unidad’ ante el nuevo coronavirus, el cual ya ha contagiado a más de 17 millones de personas y se ha cobrado casi 700 mil vidas desde su detección en China, en diciembre de 2019.

“‘La gran amenaza que enfrentamos ahora no es el virus en sí mismo, la amenaza es la falta de liderazgo y solidaridad a los niveles global y nacional’, dijo entre lágrimas el director de la OMS desde Ginebra, Suiza.

“‘Esta es una tragedia que está forzando a extrañar a muchos de nuestros amigos. Perdiéndose vidas (...) Y no podemos enfrentar esta pandemia como un mundo dividido (…) ¿Por qué es tan difícil para los humanos unirse, luchar contra el enemigo?’, añadió.

“Fuertemente cuestionada por su papel inicial en la divulgación del origen y la transmisión del virus, así como por los conflictos de intereses en su seno y el conservadurismo en torno a la elaboración de su guía de prevención, la OMS hace lo que puede con los recursos que tiene. Sin embargo, no es responsable de las medidas que adoptan los diferentes gobiernos.

“‘Permítanme ser franco, demasiados países están yendo en la dirección equivocada, el virus sigue siendo el enemigo público número uno (…) Si no se siguen los principios básicos, la única forma en que se desarrollará esta pandemia será de mal en peor”, advirtió Adhanom, el pasado 13 de julio. Las oleadas de nuevos contagios, lo avalan. (…)

“‘Mientras más países vuelven a restringir las actividades –como Argentina, donde los gobiernos locales incluso incentivan la denuncia anónima de reuniones de más de seis personas–, México se encuentra en plena desescalada para apuntalar la economía. Sin embargo, ante los rebrotes, algunos estados retoman medidas restrictivas. El 17 de julio, el gobierno de Yucatán anunció que regresa la llamada ‘ley seca’ y el ‘toque de queda’ desde las 22:00 horas hasta las 17:00 del día siguiente”.

31 Julio 2020 04:01:00
Con alma de mujer
¿Cuáles han sido los resultados, cuál el provecho, del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) en tres años de funcionamiento? Para los coahuilenses, ninguno; al contrario, ha representado un gasto por más de los 92 millones de pesos, dedicado en su mayoría a cubrir sinecuras. Es como alimentar a un elefante blanco o pagar a un carcelero por cuidar celdas vacías mientras los pillos se pitorrean delante de sus narices. Para los Moreira y sus secuaces, en cambio, ha cumplido cabalmente su objetivo: brindarles inmunidad.

En un estado donde el Gobierno de Humberto Moreira obtuvo créditos con documentos falsos -caso único en el país-, paga 4 mil millones de pesos de intereses cada año y ocupa el tercer lugar nacional en deuda per cápita; donde el Tribunal Superior de Justicia dispuso de 125 millones de pesos del Fondo para el Mejoramiento de Administración de Justicia para invertirlos en una financiera fraudulenta y perder la mayor parte del capital; y donde en los cuatro últimos años de la Administración de Rubén Moreira se desviaron 680 millones de pesos a empresas fantasma, era para que el SEA no se diera abasto. Sin embargo, ha preferido hacer la vista gorda.

La presión social sobre el SEA no es de balde: responde a tres años de engaños y simulación. El enfado de Marco Antonio Zamarripa, director del Consejo Cívico de las Instituciones Laguna, lo comparten legiones: “El Sistema Estatal Anticorrupción nació viciado de origen”. El sentimiento lo refleja la demanda de la sociedad civil para que la selección de la terna de la cual surgirá el futuro secretario técnico del SEA se apegue “a los principios de transparencia e imparcialidad”; respete el Decálogo de Designaciones Públicas del Consejo Nacional de Participación Ciudadana; y eche a un lado “toda influencia indebida de intereses” contrarios a la imparcialidad.

Este movimiento, iniciado por nueve organismos de La Laguna, se reforzó con el Consejo Cívico de las Instituciones de Coahuila y la Coparmex Coahuila Sureste. El frente -con alma de mujer- no alberga una segunda intención, sino “colaborar de forma coordinada en los esfuerzos por combatir los actos y hechos de corrupción en el estado”. Solo una minoría fácilmente identificable, por sentir amenazados sus privilegios e intereses, y acaso también su libertad, puede oponerse al saneamiento de la Administración pública y del SEA.

A tres días de escoger la terna para la Secretaría Técnica y a un máximo de siete para nombrar a su nuevo titular, las instituciones apelan al juicio, objetividad y sabiduría del Consejo de Participación Ciudadana formado por Lourdes de Koster, Juan Von Bertrab, Carlos Rangel, Jafia Pacheco y Miguel Crespo. Pero, sobre todo, para que den oídos al anhelo de una sociedad agraviada: fortalecer las instituciones encargadas de combatir y castigar la corrupción en un estado donde la venalidad y el descaro echaron raíces en los dos últimos sexenios.

Me considero amigo de Luis García Abusaíd, a quien me he referido en las columnas “SEA: veto ciudadano” y “Conflicto de interés”, del 24 y 29 de julio. Pienso que es un buen hombre, cualificado para la Secretaría Técnica, sin duda, pero inelegible, no por el lastre moreirista, corriente con la cual todavía se le identifica, sino conforme al Decálogo de Designaciones Públicas del Sistema Nacional Anticorrupción. Luis, como persona sensata, debería allanarse; y si no, el SEA, tomar la decisión que le permita ganar algo de legitimidad.

29 Julio 2020 04:05:00
Conflicto de interés
“En Coahuila, el 52.4% de la población de 18 años y más, refiere que la corrupción es uno de los principales problemas que aqueja hoy a la entidad, por lo que es uno de los mayores desafíos que enfrenta. El instrumento con que los ciudadanos contamos para combatir esa problemática, es el Sistema Nacional Anticorrupción y los sistemas locales, como es el caso del SEA en Coahuila” (énfasis del original).

Así empieza el posicionamiento de instituciones civiles y empresariales de La Laguna acerca del proceso para nombrar al secretario técnico de la patraña llamada Sistema Estatal Anticorrupción de Coahuila, urdido por el exgobernador Rubén Moreira.

Fechado la víspera del foro de consulta celebrado este martes, precisamente en La Laguna, de donde es originario el aspirante con mayor tufo moreirista, el documento está dirigido al Consejo de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), a sus equivalentes en estados y municipios, así como a la opinión pública.

El CPC y el Comité Coordinador del SNA lo encabeza Rosa María Cruz Lesbros, maestra en Auditoría por la UNAM, exconsultora internacional del Banco mundial y expresidenta del Colegio de Contadores Públicos de México.

Para alcanzar los objetivos del SEA “es indispensable asegurar la idoneidad de los perfiles que lo integran, y que los procesos de las convocatorias sean bajo los más altos estándares de objetividad, transparencia y ausencia de conflicto de interés, para elegir así perfiles con capacidad técnica, autónomos e independientes”, plantean los organismos firmantes: Coparmex, Canacintra, GEL, CLIP y CIT, del sector privado; y Participación Ciudadana 29, Consejo Cívico de las Instituciones, Observatorio Educativo y Movimiento Plaza Mayor, de la sociedad civil.

El argumento se soporta en el Decálogo para las Designaciones Públicas, recientemente emitido por el CPC nacional, dice el documento donde fijan su postura. Las normas se refieren de manera específica “a la imparcialidad y conflicto de interés”, en virtud de lo cual “los integrantes de los CPC locales, ‘se abstendrán de evaluar a cualquier aspirante con quien hubieran tenido o tengan relación laboral, gremial, colegial, familiar, profesional o personal, o a quienes a su vez les hubieran evaluado o elegido en el cargo presente o anteriores’”.

La postulación para secretario técnico de un exmiembro del Comité de Selección, cuyo nombre se omite –se trata de Luis García Abusaíd, como pudo ser cualquiera en su situación–, viola las reglas e incurre “en un claro conflicto de interés y posible favoritismo, puesto que los que hoy integran el CPC fueron electos por miembros del Comité de Selección”.

Los organismos no apoyan ni excluyen a nadie en particular, solo piden “respetar el Decálogo de Designaciones Públicas, abstenerse de considerar dentro de los perfiles (…) a exmiembros de la Comisión de Selección y asegurar la perspectiva de género durante todo el proceso”.

Advierten que “una Secretaría Técnica debe ser totalmente independiente y autónoma, con las capacidades técnicas y académicas que aseguren consolidar el Sistema Anticorrupción en Coahuila y en México”.

No son las credenciales de García Abusaíd las que se cuestionan, sino haber formado parte de la Comisión de Selección y del primer círculo del moreirato, responsable de la quiebra económica y del envilecimiento político del estado. Sería un error que quienes realmente toman las decisiones impongan a un secretario técnico vetado de antemano por la ciudadanía y descalificado por el SNA, aun cuando pudiera ser la mejor opción.
28 Julio 2020 04:05:00
Red de complicidad
Los 2 mil 628 millones de pesos malversados en Baja California Sur, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas entre 2014 y 2019, documentados por el Border Hub en el reportaje “Frontera de papel: Desvío de empresas fantasma en el norte de México”, equivalen a un tercio de la Estafa Maestra por la cual está entre rejas la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. En esta red participaron 11 dependencias federales, ocho universidades y 128 firmas fachada, de acuerdo con la investigación de Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

El análisis de Hub de Periodismo de Investigación señala que los cuatro estados y 28 municipios de la zona facturaron “al menos 2 mil 628 millones de pesos (unos 120 millones de dólares) con 536 empresas fantasma… (los) cuales usaron como presuntos proveedores a personas físicas y morales que posteriormente fueron calificadas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) como empresas de papel (…). Tras un proceso de revisión, el SAT determinó que estas empresas han emitido comprobantes fiscales sin tener el personal, la infraestructura, los activos o la capacidad para prestar los servicios, y fueron calificadas como EFOS: Empresa que Factura Operaciones Simuladas”.

Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, cuyos gobernadores promueven un nuevo pacto fiscal por la estrechez de las finanzas estatales agravada por la pandemia de coronavirus y el paro económico, facturaron 2 mil 318.8 millones de pesos, casi el 90% de los recursos, según el estudio. Las mayores irregularidades ocurrieron en las administraciones de Egidio Torre y Francisco García Cabeza de Vaca, en funciones (Tamaulipas), Rubén Moreira Valdez (Coahuila) y Rodrigo Medina (Nuevo León).

La existencia de zonas oscuras impide cuantificar el monto de los caudales desviados en gobiernos anteriores. “Es probable que antes del 2014 se operara el mismo esquema, pero no está documentado por la autoridad hacendaria debido a que es a partir de ese año que se reforma el Código Fiscal de la Federación y se faculta al SAT para detectar, investigar y exhibir a los contribuyentes irregulares”, advierte Miriam Ramírez, encargada de la investigación.

Resulta sospechoso que la base de datos matriz —proporcionada por el SAT en respuesta a 13 solicitudes de acceso a la información pública— no registre operaciones fraudulentas en los gobiernos de César Duarte (Chihuahua), detenido en Estados Unidos el 8 de julio y en proceso de extradición a México, donde se le acusa de desviar más de 6 mil millones de pesos; y Claudia Pavlovich (Sonora). La protección podría explicarla su pertenencia al primer círculo del exlíder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, quien, junto con Duarte y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, dirigió la red para triangular 250 millones de pesos a campañas electorales. El único detenido por el caso había sido el coahuilense Alejandro Gutiérrez.

Los vínculos del exgobernador Rubén Moreira Valdez con Videgaray —ambos fueron diputados en la LXI legislatura— aclararían también por qué la empresa Riviera Álamo, que entre 2015 y 2016 facturó al Gobierno de Coahuila 48 millones de pesos sin licitación por la compra de cobijas térmicas, aparatos eléctricos, bolos, mochilas y utensilios de cocina (Proceso, 08.11.16), tampoco aparece en la base de datos del SAT en la cual el Border Hub basó su investigación.
27 Julio 2020 04:05:00
El rey de las fantasmas
Coahuila no solo es campeón en deuda pública, también en esfumar recursos del erario. El Gobierno de Rubén Moreira Valdés distrajo 680 millones de pesos a empresas fantasma entre 2014 y 2017. La cifra supera en 205 millones de pesos a la denunciada por la Auditoría Superior del Estado (ASE). Así lo revela el estudio Frontera de Papel: Desvío de Empresas Fantasma en el Norte de México, elaborado por el Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte (Border Hub), proyecto financiado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés).

El modelo se reprodujo en el primer año de gestión de Miguel Riquelme durante el cual se pagaron 43 millones 423 mil pesos, de acuerdo con la investigación de Miriam Ramírez, apoyada en la base de datos del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Una vez que el Gobierno del presidente López Obrador tipificó esa práctica como delito grave, las operaciones en Coahuila bajaron a 2 mil 300 pesos en 2019 y en algunos estados llegaron a cero.

El reportaje de Ramírez, de Iniciativa Sinaloa, advierte: “los desvíos de recursos en la frontera norte del país a través de empresas fantasma se convirtieron en un sistema de ordeña del erario. El mecanismo buscó retirar dinero público por vías presuntamente legales, pero al paso de los meses y años se confirmó que se utilizó para la defraudación fiscal”. El modelo de corrupción no es privativo de un solo partido o Gobierno. La investigación comprende las administraciones de ocho gobernadores y 28 alcaldes.

La Iniciativa Sinaloa, fundada en 2010, se identifica como “una organización civil apartidista y sin fines de lucro que trabaja por la transparencia y el combate a la corrupción”. Asimismo, pugna por “gobiernos abiertos y honestos”. Sinaloa es uno de los 15 estados donde el año próximo habrá elecciones para gobernador, alcaldes y diputados locales. El financiamiento del Border Hub procede de la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés). La red de informadores y medios de comunicación del ICFJ se dedica a “promover el periodismo de investigación y el análisis de datos para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en la frontera México-Estados Unidos”.

Cuatro de los gobernadores cuyas cuentas se revisaron –todas correspondientes al periodo 2014-2019– son del PRI: Egidio Torre (Tamaulipas), Rodrigo Medina (Nuevo León), Rubén Moreira y Miguel Riquelme (Coahuila); tres del PAN: Francisco Javier García (Tamaulipas), Marcos Alberto Covarrubias y Carlos Mendoza (Baja California Sur) y uno independiente, Jaime Rodríguez (Nuevo León). En esas entidades y en 28 municipios –incluidos tres de Baja California, tres de Chihuahua y cuatro de Sonora– se canalizaron 2 mil 628 millones de pesos a empresas fachada, dice el estudio publicado el 8 de julio. Ese mismo día se entrevistaron en Washington los presidentes López Obrador y Donald Trump y en Florida fue detenido el exgobernador de Chihuahua, César Duarte.

“Los recursos fueron desviados presuntamente a través de 15 mil facturas con las que se justificó la prestación de servicios como diseños de revistas, (…) cuadernillos sobre violencia intrafamiliar, (…) compra de croquetas para perro (…)”. Una de las firmas todólogas de Coahuila –señaladas por la ASE, mas no citadas en la investigación– es Riviera Álamo, vinculada con María Esther Monsiváis, una de las funcionarias más influyentes del moreirato. El escándalo provocó su destitución como secretaria de Infraestructura. Sin embargo, el caso, como la megadeuda y el desvío de 125 millones de pesos del Tribunal Superior de Justicia al Ficrea, permanece impune.

25 Julio 2020 04:00:00
Toma y daca
Los escritores —orgánicos o no—, estaban poco habituados a que el Presidente les plantara cara como lo hace Andrés Manuel López Obrador. “Los nombres se repiten. La mitad de los 30 intelectuales que firmaron el desplegado ‘Contra la deriva autoritaria y para defender la democracia’ (Reforma, 15.07.20), firmó otro documento que avalaba el polémico triunfo de Felipe Calderón (PAN) en las elecciones presidenciales de 2006”, escribe Gerardo Moyano en Espacio 4, 645.

“En medio del proceso de impugnación y ante el llamado a contar ‘voto por voto’ del entonces candidato perdedor Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el 3 de agosto de 2006, unos 135 intelectuales salieron en defensa del IFE. Según ellos, la jornada electoral de ese año no solo ‘fue ejemplar por la participación ordenada de más de 42 millones de votantes’, sino que el IFE (hoy INE) actuó con ‘imparcialidad’ e ‘independencia’ (…).

“En ese mismo sentido, hoy convocan a conformar una alianza opositora para ponerle freno a ‘Morena y sus aliados’, quienes ‘violando la Constitución (…) lograron que una minoría de votos se convirtiera en una mayoría de escaños en el Congreso. Es necesario que esta alianza obtenga la mayoría para asegurar que la Cámara de Diputados recobre su papel como contrapeso constitucional al Poder Ejecutivo y obligar al Gobierno a respetar la pluralidad democrática”, señalan.

“El colectivo acusa al Presidente no solo de concentrar el poder en sus propias manos, sino de menoscabar las instituciones autónomas, científicas, culturales y, ‘muy notoriamente’, al ‘movimiento de las mujeres que luchan por su dignidad’. Por ello, concluyen, ‘es imperativo corregir el rumbo y recuperar el pluralismo político y el equilibrio de poderes que caracterizan a la democracia constitucional’.

“AMLO respondió a botepronto. En un documento titulado ‘Bendito coraje’, publicado en Twitter el mismo día del desplegado, el Ptresidente ‘celebra’ que ‘escritores y periodistas que han defendido desde siempre el modelo neoliberal o neoporfirista se agrupen, se definan y dejen de lado la simulación para buscar restaurar el antiguo régimen, caracterizado por la antidemocracia, la corrupción y la desigualdad.

“Sin embargo, califica como ‘de pena ajena’ su búsqueda de una alianza y les pregunta si no están enterados de que ‘está por llegar extraditado de España, Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, quien al parecer presentará pruebas y explicará cómo se lograba el ‘contrapeso’ que pretenden ‘recobrar’ los abajofirmantes’. El debate atizó las redes sociales y podría ser un adelanto del tono que tendrán las campañas de cara a las elecciones del año entrante, en las que no solo se renueva la Cámara de Diputados, sino 15 gubernaturas y más de 20 mil cargos locales (…).

“Krauze acusó a AMLO de ‘atacar’ a intelectuales en medio de la crisis que atraviesa el país. ‘Mientras la pandemia arrasa con la vida de miles de compatriotas desprotegidos, mientras la economía y el desempleo se desploman, mientras la violencia impera… el Presidente ataca a un grupo de intelectuales’”, escribió en su cuenta de Twitter.

“En la mañanera del 16 de julio, en el marco de su visita a Jalisco, estado gobernado por Enrique Alfaro, un referente de la oposición, AMLO se lanzó contra los ‘abajofirmantes’. ‘Ahora resulta que los periodistas y escritores añoran el regreso a esa podredumbre (…) El pueblo libre va a decidir quién quiere que dirija el destino de su familia (…) Yo ya no quiero bajarme al terreno político electoral, por respeto a mi investidura, pero lo tengo que hacer, porque soy señalado y tengo mi derecho de réplica’”, dijo el Presidente.

24 Julio 2020 04:05:00
SEA: veto ciudadano
Dos acólitos del clan Moreira con aspiraciones de poder sufren las consecuencias del estigma. Si con el mismo vigor con el cual Participación Ciudadana 29 (PC29) impugna a Luis García Abusaíd, quien pretende convertirse en secretario técnico del embuste denominado Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), reacciona la agraviada comunidad de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, Juan José Yáñez Arreola tampoco será su futuro director.

La asociación civil PC29 fundamenta su rechazo a quien, como columnista del periódico Palabra se ostentaba como periodista independiente: “Nos parece un error y una incongruencia que se le pueda considerar para ocupar el puesto de secretario ténico del Sistema Estatal Anticorrupción, ya que su pasado, vinculado a personas investigadas por hechos de corrupción, como Humberto Moreira y Jorge Torres López, pondría en tela de juicio la credibilidad de la institución”. El padrino político de García Abusaíd es Rubén Moreira.

Patricia Vargas Bryan, expresidenta de PC29, advierte que el SEA, además de inútil, representa una carga demasiado gravosa para el Estado. Pero aun así consiente: “Poco importaría la cantidad de recursos (…) si estuviera cumpliendo su función. Imaginemos cuántos recursos podríamos estar recuperando o cuántos atracos a las arcas públicas se estarían frenando si cada quien en el SEA estuviera haciendo su trabajo”. Empero, Rubén Moreira no ideó el sistema para echarse la soga al cuello, sino para perpetuar la impunidad para él y los suyos.

Decir que la designación de García Abusaíd pondría en duda la credibilidad del SEA es una sutileza, pues ese es su principal déficit. Un vistazo al sistema basta para conocer dónde están sus lealtades y a quiénes protege. Sandra Rodríguez Wong, presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA); el exsubprocurador Alfonso García Salinas, premiado con un sinecura en el TJA; Homero Flores Mier, fiscal Anticorrupción; y Luis González Briseño, titular del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información Pública fueron nombrados a dedo por Moreira II en complicidad con el Congreso.

El veto a García Abusaíd -secretario técnico de Humberto Moreira- es significativo pues procede de La Laguna, de donde es originario, y de una de las organizaciones más prestigiosas y reconocidas de Coahuila. Antes de las elecciones de 2017 que el PRI estuvo a punto de perder, PC29 y otros colectivos realizaron un plantón frente al Palacio de Gobierno contra la corrupción moreirista. La misma protesta la llevaron a la Casa de Gobierno de Torreón. Si el Gobierno desea ganar credibilidad, necesita escuchar a la ciudadanía y nombrar en el SEA un secretario técnico ajeno a los interses del moreirato, pues hay otros secuaces embozados.

En el caso de la Facultad de Jurisprudencia, al que ya me he referido en un par de columnas, el candidato de Rubén Moreira sería descalificado si algunas denuncias de acoso sexual salen a la luz. La institución no puede seguir bajo la férula de una pandilla enferma de poder ni de las pulsiones de un director destituido. Donde tampoco la pasan bien algunos satélites del moreirato es el Tribunal Superior de Justicia del Estado, donde el magistrado Juan José Yáñez Arreola ha puesto en su lugar al petulante trapecista Luis Efrén Ríos.
22 Julio 2020 04:00:00
¿El fin de las cuotas?
El primer consejo general del Instituto Nacional Electoral (INE), instalado el 3 de abril de 2014, se integró con base en cuotas partidistas. Los asientos de la mesa en forma de herradura los ocuparon cinco miembros propuestos por el PRI, tres por el PAN y tres por el PRD, electos para periodos escalonados de 3, 6 y 9 años. El criterio prevaleció en 2017, cuando Diana Paola Ravel, Jaime Rivera y Beatriz Zavala, apadrinadas por esos partidos, sustituyeron a Beatriz Galindo, Arturo Sánchez y Javier Castillo.

La entonces coordinadora de Morena en el Congreso, Rocío Nahle, actual secretaria de Energía, descalificó los nombramientos por no ser los mejores perfiles. El Comité Técnico de Evaluación (CTE) antepuso la filiación y simpatía partidistas a las calificaciones de otros aspirantes, dijo la diputada (El Economista, 30.03.17). El CTE lo integraron Jorge Moreno, Ricardo Becerra y Alejandro González, designados por la Cámara de Diputados; Soledad Loaeza y Enrique Cárdenas, por el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI); José Antonio González y Tonatiuh Guillén, por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La Cámara de Diputados debió renovar cuatro consejerías en marzo pasado, pero la pandemia de Covid-19 interrumpió el proceso. Los trabajos se reanudaron el 6 de julio y concluirán este miércoles con la elección de dos consejeros hombres y dos mujeres, los cuales ocuparán las plazas de Marco Antonio Baños, Enrique Andrade, Benito Nacif y Pamela San Martín Ríos, quienes llegaron al INE en 2014. Los dos primeros con el apoyo del PRI; el tercero, avalado por el PAN y la última con el respaldo del PRD. Su periodo terminó el 3 de abril pasado.

El nuevo CTE lo formaron el jurista y exprocurador general de la República, Diego Valadés, Silvia Giorguli y Blanca Heredia; Ana Laura Magaloni y José Roldán; el activista político John Ackerman —impugnado por su cercanía con el presidente López Obrador— y la periodista Sara Lovera, fundadora de La Jornada. Fueron postulados por la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI) y la CNDH, respectivamente.

El 28 de febrero, en la instalación del CTE, Mario Delgado, presidente de la Jucopo, dio por terminados los tiempos de “las cuotas y el reparto de posiciones” en el consejo general del INE. Por primera vez, el comité lo componen “personas con reconocido prestigio, propuestas libremente”, dijo el diputado de Morena (Proceso, 28.02.20). En los nueve años de su encargo, los futuros consejeros cubrirán las elecciones presidenciales de 2024, entre otros procesos federales y locales.

Morena hasta ayer no tenía consejeros afines en el INE, cuya mayoría responde al PRI y al PAN. Carlos González, investigador asociado de la Fundación Ortega y Gasset de España en México, aconseja reformar la Constitución para darle mayor solidez e independencia al órgano electoral. “Desde que se ciudadanizó el INE, los consejeros han sido designados por los partidos políticos y ha dado origen a la percepción de que los partidos se distribuyen en cuotas: si tienes más diputados tienes más posiciones. (…) El INE reclama frente a las elecciones del 2021, que van a ser monumentales, perfiles técnicos altamente capacitados y perfiles ciudadanos perfectamente comprometidos con los procesos democráticos” (El Financiero, 11.02.20).

¿Resistirá el presidente López Obrador la tentación de utilizar la mayoría de Morena en el Congreso para ser el guardián de las elecciones desde el consejo general del INE?




21 Julio 2020 04:00:00
Democracia pobre
El Pacto por México –debut triunfal de Peña Nieto– enriqueció a los partidos y empobreció a nuestra democracia, una de las más caras del mundo. “Bajos costos electorales –de uno a tres dólares por votante– tienden a manifestarse en países con una larga experiencia electoral: los Estados Unidos y la mayoría de los países de Europa Occidental; Chile ($1.2), Costa Rica ($1.8) y Brasil ($2.3)”.

Así lo advierte un informe de la Red de Conocimientos Electorales (ACE), entre cuyos socios figura el Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA) y el Centro Carter.

México ocupa el cuarto lugar de los países con los sistemas más onerosos enlistados por la ACE debido a la falta de experiencia democrática: 5.9 dólares por elector, solo abajo de Liberia ($6.1), Lesotho ($6.9) y Rusia ($7.5). Paraguay y Uganda gastan $3.7 por votante y El Salvador $4.1.

“Existen diferencias significativas de costo entre las elecciones rutinarias en democracias establecidas, las celebradas en democracias en transición, y las llevadas a cabo durante operaciones especiales para el mantenimiento de la paz”. Cita los casos de Nicaragua en 1990 ($11.8), Angola en 1992 ($22) y Camboya en 1993 ($45.5), entre otros.

El Instituto Federal Electoral y el INE ejercieron 335 mil millones de pesos en las dos últimas décadas, de los cuales alrededor de 117 mil millones fueron para los partidos (Cuestione, 30.01.19, con datos de la Secretaría de Hacienda).

El INE solicitó para este año 12 mil 493 millones de pesos, pero el Congreso le autorizó 11 mil 421 millones. En cambio, los diputados aumentaron a 5 mil 239 millones de pesos las asignaciones para las distintas fuerzas políticas, equivalentes al 32% del presupuesto del INE.

La distribución es la siguiente: Morena, mil 700 millones; PAN, 950 millones; PRI, 896 millones; PRD, 445 millones; PVEM, 426 millones; Movimiento Ciudadano, 411 millones; y PT, 391 millones de pesos. Los estados también gastan carretadas de dinero para sostener a los órganos públicos locales (Oples) y financiar a los institutos políticos.

El dinero canalizado a los partidos se disparó con la reforma electoral de Peña Nieto (2014). Ese fue uno de los premios a las principales formaciones (PRI, PAN y PRD) por haber aprobado el Pacto por México. En el bienio 2015-2016, los partidos se embolsaron 5 mil 700 millones de pesos extras, de acuerdo con una investigación de Animal Político.

La intención de modificar la Constitución era justamente la contraria: disminuir el costo de las elecciones y tener una democracia menos gravosa. El financiamiento federal a los partidos no creció tanto como en los estados.

El presidente López Obrador ha insistido en la necesidad de reducir las prerrogativas a los partidos en un 50 por ciento. El 12 de diciembre pasado, el Congreso sometió la propuesta a votación, pero no obtuvo mayoría calificada. Los diputados de Morena y Encuentro Social apoyaron el dictamen de reforma al Artículo 41 de la Constitución, pero las bancadas del PAN, PRI, PRD, PT, Verde y Movimiento Ciudadano lo rechazaron. La votación fue de 274 a favor y 207 en contra.

Apenas en abril, el líder de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, pidió a los partidos ceder la mitad de las prerrogativas de este año –2 mil 664 millones de pesos– para ayudar a afrontar la pandemia de coronavirus.

El PAN, PRD y MC replicaron que si el Gobierno de AMLO necesita dinero, podía obtenerlo mediante la cancelación de los proyectos de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía. Todo menos renunciar al presupuesto. Partidos ricos, país enfermo.
20 Julio 2020 04:05:00
El ocaso de los partidos
La prédica de Andrés Manuel López Obrador según la cual “no puede haber Gobierno y partidos ricos con pueblo pobre”, alude al México polarizado por la desigualdad y los privilegios. La presidencia imperial tuvo su culmen en los sexenios de Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto –con el agravante de la corrupción– y la partidocracia devino lastre para la balbuciente democracia. Agotado el sistema de partido único, el país mudó al bipartidismo PRI-PAN con un PRD que, visto a sí mismo como opción de izquierda moderada frente al radicalismo de AMLO, perdió su capital político al aliarse con ellos en el Pacto por México.

Los ciudadanos castigaron en las urnas la frivolidad y los excesos de Peña Nieto, así como la falta de compromiso e identidad de los partidos. Igual pueden hacerlo con AMLO y Morena en los comicios de medio periodo debido a los yerros de su Administración y al empeoramiento de la inseguridad, el desempleo, la pobreza y la economía, agravados por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, otros sectores apoyan al Presidente por tratar de suprimir el capitalismo de compadres, la rapacidad política y el sistema de privilegios. López Obrador ha prescindido de la pompa y el boato y reducido los sueldos de la alta burocracia. También se propone disminuir en un 50% el financiamiento público a los partidos.

El sexenio de Peña Nieto fue una fiesta para la partidocracia. Los fondos federales a sus arcas crecieron desmesuradamente, y empezaron a depender más del Gobierno y menos de los ciudadanos. En el pecado llevaron la penitencia. El PRI obtuvo 16.3 millones de votos en la elección presidencial de 2012; y en 2018, 7.6 millones, una caída del 53%; Acción Nacional pasó de 12.7 a 9.9 millones, 21.4% menos; y el PRD, de 11.1, con AMLO en las boletas, a 1.6 millones como tándem del PAN, con lo cual perdió el 85.5% de su fuerza. (No se incluyen los sufragios de los partidos coligados).

Morena y AMLO actuaron en sentido contrario: se diferenciaron de los partidos y los candidatos del status quo, llamaron a las cosas por su nombre, acudieron directamente a los electores y ofrecieron una transformación, un cambio que el PAN, en 12 años de Gobierno, no pudo cumplir. El PRI, con Peña Nieto, perdió su última oportunidad. En su primera carrera por la silla del águila y en el tercer intento de AMLO, Morena recibió 25.1 millones de votos.

En las últimas elecciones presidenciales se emitieron 50.1 y 56.6 millones de votos, equivalentes al 63% de la lista nominal. La diferencia de 6.5 millones la explican los ciudadanos inscritos entre un proceso y otro. Los 20.9 millones de votos perdidos por el PRI, PAN y PRD en 2018 pasaron a Morena. El poder ha desgastado a AMLO, pero aun así es el principal activo de su partido para los comicios de 2021, en los cuales se elegirán 500 diputados federales, 15 gobernadores, mil 924 alcaldes y 30 congresos locales. El partido del Presidente encabeza las encuestas en la mayoría de los estados y distritos.

Los críticos de AMLO tratan de persuadir a la población de votar por un Congreso federal opositor para acotar al Presidente, cuya mayoría en las cámaras de Diputados y Senadores le ha permitido emprender reformas para aumentar aún más su poder. Empero, los partidos tradicionales (PAN, PRI y PRD) siguen sin levantar cabeza tras la debacle de 2018. Sin liderazgos políticos y sociales visibles, la cuarta transformación lleva ventaja

18 Julio 2020 04:05:00
Historias de injusticia
“En Coahuila, los conflictos de los mineros con empresas privadas y el Estado mexicano tienen un largo historial”, escribe Javier Mariscal en Espacio 4.

En su afán modernizador, el presidente Miguel Alemán promovió a finales de su sexenio (1946-1952) un modelo económico industrializador para favorecer a los capitales privados —librándolos en parte de pagar impuestos—. Por otro lado, buscaba manipular a los tres sindicatos independientes más importantes del país para frenar la reivindicación laboral y democratizadora que afectaba el interés proindustrial.

»Tras conseguir el control del sindicato ferrocarrilero, Alemán apuntó sus baterías contra el Sindicato Industrial de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, que en su VI Convención General había elegido nuevo secretario general y revisó el contrato colectivo de trabajo de las secciones 14 de Nueva Rosita y 28 de Palaú (mayo-junio de 1950). Aunque el Gobierno había logrado la designación de un secretario sindical afín, el incumplimiento del contrato colectivo generó un conflicto laboral que se alargó por nueve meses. En enero de 1951, los mineros anunciaron una movilización hacia la capital del país.

En su marcha, conocida como la “Caravana del Hambre”, demandaban la reinstalación de los obreros cesados, restablecimiento de la legalidad en la Sección 14, respeto al contrato colectivo, reapertura de la cooperativa de consumo y de la clínica. Otras reivindicaciones consistían en el levantamiento de las “disciplinas”, pago de salarios caídos, entrega del dinero retenido por las compañías y el reconocimiento de su legítimo secretario general electo, Antonio García Moreno.

En camiones y a pie, por un gran tramo, recorrieron mil 588 kilómetros. Solo los trabajadores de la 14 arribaron a la capital el 9 de marzo, pues los de la 28 firmaron un acuerdo con la Secretaría del Trabajo a pocos días de haber emprendido la marcha. Con la imagen de la Virgen de Guadalupe en lugar del símbolo del águila, a la par de afirmar su creencia religiosa, los mineros se deslindaban del comunismo que les adjudicaban medios capitalinos, principalmente la revista Mañana, que reiterativamente hablaba mal de aquellas protestas y las vinculaba siempre a tendencias comunistas o tildaba a sus líderes de antinacionalistas.

En apariencia, Miguel Alemán estaba al margen del problema. El asunto se delegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a una comisión especial encabezada por la Secretaría de Gobernación. Al concluir su análisis, la Suprema Corte falló en contra de los trabajadores, quienes después de 112 días debieron regresar en tren a Nueva Rosita, donde solo algunos de los obreros fueron recontratados, pero sin tomar en cuenta su antigüedad; otros emigraron a Estados Unidos y algunos más aceptaron créditos del Gobierno para trabajar tierras.

Un análisis de la revista Contemporánea (Edición 2. Julio-diciembre de 2014) destaca que “se logró determinar que para 1951 no había prensa de oposición que impugnara el modo de industrialización con control obrero del Gobierno alemanista ni que cuestionara las medidas que afectaban a ese sector laboral”.

Hasta la fecha, la falta de una mejoría sólida a las condiciones laborales hace que la batalla obrera continúe de manera intermitente y que las caravanas del hambre de los mineros en las regiones Centro-Carbonífera de Coahuila se hayan convertido en su más recurrente “déjà vu”.
17 Julio 2020 04:05:00
Confesiones
A Raúl y a las Reginas que alumbran su universo

Los hombres del poder, incluso quienes son cola de león y no cabeza de ratón, aspiran a la trascendencia, pero demasiados pocos la consiguen. La gloria está reservada para las grandes almas, sin importar, como en el caso de Churchill, su afición al tabaco y a las bebidas espirituosas.

La suya es una histórica sucesión de éxitos y fracasos, de saber caer con dignidad y levantarse con decoro. La ejemplaridad no es un propósito, es el resultado de actos nobles, valerosos y aún de sacrificios. Quien siempre habla para la galería y busca agradar a todos es un farsante.

¿Qué político es popular sin presupuesto? La mayoría son olvidados tan pronto dejan el cargo. «El poder desgasta, sobre todo cuando no se tiene», advertía Giulio Andreotti, quien, como buen romano, llevaba la política en la sangre. A quienes el incienso obnubila y les chupa el seso, Víctor Hugo les recuerda: «La popularidad es cera en calderilla». Pocos políticos he visto que sin poder sean los mismos; no caen en depresión, y la gente los respeta. Pero casi todos son ignorados y algunos, incluso, repudiados por canallas.

Desde mis inicios en las lides del periodismo simpatizo con quienes, en el mar traicionero de la política, y desde una posición de desventaja, nadan a contracorriente para cambiar el sistema. He fallado en mi propósito de observar la imparcialidad que el oficio impone cuando he advertido intenciones políticas aviesas y optado por quienes, considero, son mejores. La mayoría perdió, justamente, por serlo; y por rendirse a los venales, el estado paga un alto precio.

En la rueda de prensa de Juan Antonio García Villa, posterior a las elecciones de 1999, solo le acompañamos dos personas: su jefe de prensa, Fernando Gutiérrez, y yo. El tropel estaba con Enrique Martínez, quien, excepto por habernos heredado a los Moreira, fue un buen gobernante.

La fuente política la empecé a cubrir a mediados del gobierno de Eulalio Gutiérrez Treviño. Equivocadamente, su grupo político en La Laguna me ubicaba en la facción contraria donde, es cierto, tenía afectos que he conservado a lo largo de mi vida e incluso los extendí a gutierristas prominentes como Juan Abusaíd Ríos. Jamás he negado a mis amigos y en la desgracia, siempre he estado a su lado.

Cuando en 1975 estalló el escándalo por la deuda de 500 millones de pesos acumulada en el sexenio de don Eulalio, en Noticias de La Laguna escribí una columna donde destacaba los aciertos de la Administración y la decencia del exmandatario.

Humberto Gaona, amigo y excolaborador de Gutiérrez Treviño, me aconsejó enviarle el texto a su domicilio: “Le caerá bien al viejo”. Por respeto mutuo, no lo hice. Me identificó más con los hombres sin mando. Resultan más auténticos y comprenden mejor la condición humana.

El poder trastorna incluso a los más cuerdos. No se diga a los vanidosos y egotistas. Quizá fui uno de los últimos pocos amigos de Flores Tapia en visitarlo poco antes de morir.

La semana pasada me enteré de que Raúl Sifuentes, uno de los más influyentes secretarios de Gobierno (en el sexenio de Enrique Martínez), fue alcanzado por el coronavirus. En sus años de esplendor no éramos amigos e incluso fui uno de sus críticos.

Nuestro trato empezó fuera del poder. En las reuniones organizadas por su compadre Raúl Garza Serna, cuando aspiraba a la Gubernatura y yo asistía como el convidado de piedra, vi a políticos hacerle caravanas y poco después, rendirle culto a los Moreira. La base de los tres últimos gobiernos es sifuentista, no moreirista. A los enchufistas y al clan debemos la ruina del estado.
15 Julio 2020 04:05:00
INE: reparto de cuotas
Enrique Peña Nieto era pródigo con el dinero del erario. En votaciones clave, cada diputado y senador recibía un bono extraordinario, algunas veces hasta de siete cifras, me contó un exlegislador sorprendido por la magnanimidad del Presidente.

El estímulo económico seguramente llegaba a las demás bancadas, pues el PRI no tenía mayoría en ninguna de las cámaras, conjeturó mi fuente. La entrega la hacía el coordinador parlamentario. En el Congreso se crearon además bolsas millonarias, como el ramo 23 o “fondo de moches”, para premiar la disciplina de los diputados a la hora de modificar el presupuesto o de votar alguna otra propuesta de Los Pinos.

Los representantes populares disponían de asignaciones para obras, sin embargo, muchos entregaban el dinero al Gobernador de su estado; era una forma de hacer méritos. También aprobaban recursos federales para proyectos municipales, por los cuales cobraban comisiones de hasta el 35 por ciento. Las denuncias de alcaldes de distintos partidos pusieron los reflectores sobre Luis Alberto Villarreal y Manlio Fabio Beltrones, coordinadores de los grupos parlamentarios del PAN y el PRI, respectivamente. El primero se ganó el título de “rey de los moches”.

El Congreso no solo era fuente de negocios y dinero. El PRI, PAN y PRD también se repartieron el Instituto Nacional Electoral (INE antes IFE) bajo el paraguas del Pacto por México. La reforma política planteaba en el capítulo de “gobernabilidad democrática”: reducir y transparentar el financiamiento a los partidos, disminuir los topes de gastos de campaña, racionalizar el uso de anuncios publicitarios, prohibir la entrega de materiales de construcción, despensas y otros productos durante las campañas. Asimismo, proponía endurecer la ley para evitar esquemas financieros y de recursos de origen ilícito destinados a la compra e inducción del voto.

El Pacto por México lo suscribió el presidente Peña Nieto con los líderes del PAN, Gustavo Madero; PRD, Jesús Zambrano; y PRI, Cristina Díaz, el 2 de diciembre de 2012. Un mes después, el excandidato del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, reveló que fue invitado a firmar el acuerdo con el anzuelo de incorporar “parte del proyecto alternativo de nación” a la reforma. La condición era reconocer al Gobierno de Peña Nieto (Aristegui Noticias, 27.03.13).

La reforma política de 2014 permite la reelección de alcaldes, diputados y senadores, y crea nuevos mecanismos de control. En 2015, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló la elección de gobernador en Colima por la intromisión de las autoridades locales. Sin embargo, persiste la compra de votos, el uso de recursos públicos y otros vicios.

En 2017, la Unidad Fiscalizadora del INE acreditó que los candidatos del PRI a los gobiernos de Estado de México, Alfredo del Mazo, y Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, habían excedido los topes de gastos de campaña, una de las causales de nulidad. El TEPJF ratificó el resultado de ambas votaciones.

La Cámara de Diputados nombró en 2014 a los primeros integrantes del INE con el voto de los socios de Peña Nieto en el Pacto por México. Ningún partido tenía mayoría absoluta, pero el PRI, como primera fuerza en la 62 Legislatura, apadrinó a Lorenzo Córdova –presidente desde entonces–, Marco Antonio Baños, Beatriz Galindo Centeno, Adriana Favela Herrera y Enrique Andrade; el PAN, a Benito Nacif Hernández, Arturo Sánchez y José Ruiz Saldaña; y el PRD, a Ciro Murayama, Alejandra Pamela San Martín y a Javier Castillo. Del grupo original, solo Córdova, Favela, Ruiz y Murayama permanecen en sus cargos, pues fueron electos para un periodo de nueve años.
14 Julio 2020 04:05:00
La cultura del fraude
El costo de la democracia en México es proporcional al tamaño de la desconfianza ciudadana fundada en la cultura del fraude. Gonzalo N. Santos cuenta con sorna, en sus Memorias, cómo se las apañaba el partido fundado por Plutarco Elías Calles para detentar la Presidencia.

En 1940, el cacique potosino dirigió una de las operaciones para imponer a sangre y fuego a Manuel Ávila Camacho. “A las 4:30 reiniciaron las balaceras. Bombas, gas lacrimógeno, intervinieron las ametralladoras. Tropas federales, la caballería, las policías, todos participaron en la matanza. El primer resultado, decididamente incompleto: 48 muertos, 400 heridos” (Time Magazine, 15.07.40/ Wikipedia).

Pocas elecciones presidenciales estuvieron exentas de sospecha en el periodo de 1929 a 2012. La de Vicente Fox, en 2000, fue una de ellas. La gente festejó en las calles la primera alternancia y la caída del PRI después de 70 años de “dictadura perfecta”, como la denominó Mario Vargas Llosa.

En 2006, las vacilaciones del Instituto Federal Electoral (IFE) arraigaron la idea de que el triunfo de Felipe Calderón, por un margen de 243 mil 934 votos (0.56%), había sido fraudulento. Peña Nieto ganó por una diferencia de 3.3 millones de sufragios, pero tampoco convenció.

“Este es uno de los fraudes más documentados de la historia de México. Todos lo vimos (…) el PRI gastó, por lo menos, 4 mil 599 millones de pesos; siendo que el tope para la campaña es de 360 millones (…) el IFE hizo transmutación biológica: se hizo pato y se hizo güey”, declaró el caricaturista Rafael Barajas, “El Fisgón” (La Jornada, 24.08.12).

Elogiado en el mundo seis años antes por haber dirigido la alternancia bajo la batuta de José Woldenberg, el IFE cayó en el descrédito. El enfado social, las movilizaciones del excandidato Andrés Manuel López Obrador y una reforma al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales para “fortalecer la confianza y la credibilidad de la ciudadanía en las elecciones federales”, provocaron la destitución del presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, y de cinco consejeros.

El conflicto socavó la confianza en la institución, admite Ugalde en su libro Así lo Viví. Refiere las presiones de Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes habían boicoteado la candidatura de López Obrador; de Manlio Fabio Beltrones, representante del candidato del PRI, Roberto Madrazo; y de los grupos de izquierda adictos a AMLO. Todo el mundo quería llevar agua a su molino.

Después de los años 70, los presidentes surgidos de procesos antidemocráticos (López Portillo fue el único candidato), inequitativos (tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio, el aparato se volcó con Ernesto Zedillo) o bajo alguna modalidad de fraude (Salinas de Gortari y Calderón) emprendieron reformas políticas. Peña Nieto no fue la excepción: sustituyó al IFE por el Instituto Nacional Electoral (INE). El órgano tiene autoridad en todo el país y facultades para organizar e incluso atraer elecciones locales.

El INE también nombra a los consejeros de los institutos estatales (Oples), impuestos antes por los gobernadores a través de los congresos, y fiscaliza el manejo financiero de los partidos a escala federal y local durante las campañas. Hacerlo hasta el final, como ocurría en el pasado, le permitió a Peña Nieto y a los candidatos a Gobernador exceder los gastos de campaña sin ser sancionados. El INE está hoy en el punto de mira del presidente López Obrador.
13 Julio 2020 04:05:00
El fin del mito
La enfermedad por coronavirus, declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pandemia el 11 de marzo, entró en su séptimo mes luego de los primeros casos confirmados en Wuhan, China, y aún no se vislumbra la tan ansiada luz al final del túnel. El director general del organismo, Tedros Adhanom, previno entonces de su alcance: “Esta no es solo una crisis de salud pública, es una crisis que afectará a todos los sectores, por lo que cada sector y cada individuo deben participar en la lucha. Desde un principio afirmé que todos los países debían de adoptar un enfoque coordinado entre gobiernos y sociedad, construyendo una estrategia integral para prevenir infecciones, salvar vidas y minimizar el impacto”.

El mundo deberá lidiar con el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, por años sin término. El proceso de adaptación será arduo y prolongado. Los infectados rebasaron ya los 11 millones y el número de muertes excederá pronto los 600 mil. Con esas cifras, nadie en sus cabales puede cantar victoria. Las vacunas son un paso importante para proteger a la población, pero la inmunidad tardará en llegar. El sacudimiento ha sido mayor por el mito de que el hombre lo controlaba todo. Un organismo microscópico tajó la vanidad humana.

Las potencias han sido ridiculizadas y se ha comprobado que el centro de los sistemas económicos y políticos no lo ocupan las personas, sino los grandes intereses que mueven el mundo. Estados Unidos, cuya población es de 325 millones de habitantes, superará en los próximos días los 3 millones de contagios y los 140 mil decesos. México, el décimo país más poblado del planeta, se aproxima a los 300 mil casos y a las 40 mil defunciones, sin visos todavía de doblar la curva.

El Covid-19 ha causado mayores estragos en países con epidemias de diabetes y otros padecimientos asociados con malos hábitos de alimentación. Cuando el coronavirus no pasaba por la mente de nadie, Margaret Chan, predecesora de Tedros Adhanom en la OMS, advirtió hace cuatro años que la “evolución hacia una obesidad que afecta a la totalidad de la población se está produciendo a una velocidad aterradora”. Citó el caso de México: en el Distrito Federal, la obesidad en adultos pasó del 16% en 2000 al 26% en 2012. En niños de entre 5 y 11 años, la tasa era del 35 por ciento.
En la 47ª reunión de la Academia Nacional de Medicina, Chang planteó una de las paradojas de la globalización: “Por primera vez en la historia, el rápido crecimiento de la prosperidad está haciendo enfermar a muchas personas recién salidas de la pobreza”. Esto ocurre -dijo- “en países con pocos recursos y con sistemas de salud que carecen de la oportuna capacidad de respuesta. De continuar las tendencias actuales, puede darse el caso de que una costosa enfermedad como la diabetes acabe anulando los beneficios del desarrollo económico”.

Los gobiernos han preferido recaudar más impuestos y hacer la vista gorda en vez de reforzar las instituciones sanitarias y desarrollar programas preventivos. La elevada prevalencia de la obesidad y la diabetes -observó Chang- “no se puede achacar a una falta de fuerza de voluntad individual para renunciar a las grasas y dulces o hacer más ejercicio. Antes bien, ha de atribuirse a una falta de voluntad política para plantar cara a una serie de poderosos agentes económicos, como las industrias de los alimentos y los refrescos. Si los gobiernos comprenden cuál es su deber, la lucha (…) no está perdida”.
11 Julio 2020 04:01:00
El ancla de la pobreza
En Coahuila cuando no llueve, llovizna. Esa es la herencia del moreirato. Al lastre de la megadeuda y de la emergencia por el coronavirus se agrega la crisis de AHMSA y de la minería de carbón, cuyos efectos resienten los municipios del eje Monclova-Sabinas-Piedras Negras. La situación es particularmente delicada en la Región Carbonífera, según advierte Javier Mariscal en el nuevo número de Espacio 4.

“Aunque el debate sobre la pobreza suele focalizarse en las entidades del sur del país, hay regiones en el norte, como la Carbonífera, donde las carencias familiares no difieren mucho de las que sufren algunos pueblos de Guerrero, Chiapas y Oaxaca.

“El problema es que en este país, salir de la pobreza parece casi imposible, pues de acuerdo con el estudio Movilidad Social en la Ciudad de México 2019, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, al menos 7 de cada 10 personas que nacen en condiciones de precariedad viven así toda su vida.

“Bajo ese contexto, para los carboneros de Coahuila el panorama es incierto y oscuro. Tanto como los túneles donde pasan gran parte de su existencia, convertidos en rehenes de su circunstancia o víctimas de gobernantes incapaces o que de plano no priorizan políticas para mejorar la calidad de vida de los más vulnerables, por aquello de que ‘un pueblo ocupado en sobrevivir no se ocupa en criticar’.

“En ese sentido, lo que ocurre en la Carbonífera, con las termoeléctricas de Nava en la antesala de su desaparición –programada para 2029–, ejemplifica lo anterior, pues las autoridades no han conseguido diversificar la economía de una región donde la gente no parece conocer otro modo de vida.

“En 1982, con la puesta en operación de la carboeléctrica José López Portillo (Río Escondido), en el municipio de Nava, Coahuila, se fortaleció la fiebre del carbón, mineral cuya explotación inició desde finales del siglo 19 y que por temporadas se aletarga. En los años 70, con la planta experimental Venustiano Carranza, la CFE consiguió comprobar que el carbón de flama larga de la cuenca de Fuentes-Río Escondido servía para generar electricidad.

“Entonces, habitantes de las regiones Carbonífera y Norte comenzaron a hurgar en sus terrenos y encontraron que abundaba la hulla. Ese tipo de carbón es menos adecuado, pero combinado con mineral de otras regiones era utilizable, por lo cual la producción escaló. Más cuando en 1993 se instaló una segunda carboeléctrica –Carbón II–, también en Nava.
“No obstante, la ampliación de la demanda de ese combustible fósil marcó el inicio de un largo periodo de contaminación que, por cuestiones económicas, incluso hoy en día los directamente afectados lo ven como ‘un mal necesario’.

“Jorge Villarreal Padilla, investigador de Iniciativa Climática México, señala en un reporte que las dos centrales carboeléctricas de Coahuila, junto con la de Petacalco, Guerrero, producen 10% de la matriz eléctrica del país, pero emiten 22% de los gases de efecto invernadero del sector.

“Sin embargo, destaca que, en el caso de Coahuila, la reducción en el uso de carbón para producir electricidad debe ir acompañada de estrategias que eviten un problema social, debido a la alta dependencia económica regional de esta industria. (…)

“Villarreal pugna por reconocer, atender y mitigar el impacto que tendría la sustitución de la minería de cabón. Por lo tanto, propone ofrecer a los productores alternativas económics realistas, ‘pues resulta incongruente pretender que en Coahuila continúe la ‘fiesta del carbón’ cuando la política ecológica ya ha programado que se le apague la luz’”.
10 Julio 2020 04:01:00
Cauces de entendimiento
La visita de Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos fue un fracaso. No para él, sino para quienes, desde distintas tribunas y de mil maneras trataban de intimidarlo con el cuento del «abominable hombre de las nieves». Además, «no habla inglés, ¡qué barbaridad!». Salinas de Gortari y Luis Videgaray, el alter ego de Peña Nieto, dominaban el idioma y casi terminan de vender el país. Otros le aconsejaban eludir el encuentro con el inquilino de la Casa Blanca. Los riesgos —argüían— eran muchos y las ventajas ninguna: «será humillado y México expuesto a las insolencias y bravatas de Trump».

Quienes ven a AMLO en decadencia, daban sin rubor giros copernicanos y le concedían superpoderes: «revivirá la campaña de Trump e inducirá el voto latino a su favor; si Joe Biden gana las elecciones del 3 de noviembre, como apuntan las encuestas, jamás se lo perdonará». Salinas apoyó abiertamente la reelección de George Bush bajo el paraguas del TLC. Incluso construyó un aeropuerto en Agualeguas, Nuevo León, (en abandono) para recibir el Air Force One, el 26 de noviembre de 1990, y celebrar su amistad con una charreada , en la que el exdirector de la CIA presumió un sombrero charro.

Bush perdió las elecciones de 1992 y tres años después, Bill Clinton (demócrata) convenció al Congreso (de mayoría republicana) de aprobar una línea de crédito por 25 mil millones de dólares para salvar a México de la crisis económica provocada por Salinas. Aunque riesgosa, la medida resultó una «buena inversión», escribe Clinton en su autobiografía Mi Vida, pues el colapso mexicano hubiera tenido consecuencias severas para Estados Unidos». El político estadunidense pondera al presidente Ernesto Zedillo, quien cumplió su compromiso de emprender reformas financieras y de mantener informado al Departamento del Tesoro sobre el estado financiero del país para evitar nuevas crisis.

Tirios y troyanos le recomendaron al presidente López Obrador tratar con Trump un sinnúmero de asuntos, cuando la invitación era por la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC). En la declaración conjunta abordaron temas relacionados: inversión, coordinación para afrontar la pandemia de coronavirus y reactivación económica. En este tipo de reuniones no se improvisa ni se acude con apuntes como en los exámenes escolares o con una carta a Santa Claus.

En su libro Decisiones Difíciles —título utilizado por Felipe Calderón Hinojosa para su biografía—, Hillary Clinton, primera secretaria de Estado de Barack Obama, cuenta sobre la complejidad de armar una agenda, así sea binacional, y de cómo los equipos trabajan y negocian en las sombras. Cuando los presidentes se reúnen, es para hacerse la foto y firmar acuerdos tomados previamente.

El líder del PAN, Marko Cortés, tramposamente, le reprocha a AMLO no haberse entrevistado con los líderes y congresistas del Partido Demócrata. Pues claro que no: el viaje fue para atender una invitación expresa y una agenda concreta. Como Clinton lo advierte en su autobiografía, los intereses de un país están por encima de los afectos del Presidente.

George Bush hijo presumía su amistad con Vicente Fox, sin embargo, los atentados del 11 de septiembre de 2001 sepultaron la reforma migratoria. Al margen de simpatías o antipatías, lo importante es que México encuentre cauces de entendimiento con su principal socio comercial, sea Trump o Biden quien gane las elecciones de otoño.
08 Julio 2020 03:59:00
En el peor de los mundos
Coahuila lidia con una de sus peores crisis y sin la posibilidad de contratar deuda a largo plazo como lo hacen otras entidades para afrontar la emergencia sanitaria y económica por el coronavirus. Entre enero y mayo, la banca prestó 13 mil 327 millones de pesos a estados y municipios. Michoacán (PRD) y Oaxaca (PRI) concentraron 57% de los créditos (Secretaría de Hacienda). La enfermedad por Covid-19 ya le ha costado a Coahuila alrededor de 800 millones de pesos, lo cual presiona aún más las finanzas, pues no estaban presupuestados.

El gasto aumentará en los próximos meses, ya que el virus, lejos de ceder, registra rebrotes y apenas estamos a mediados de año. Nuevo León llevaba ejercidos hasta mayo más de mil millones de pesos, una tercera parte del requerimiento anual. A la pandemia se suma un problema político: la Comisión Anticorrupción del Congreso ha ignorado la orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para sancionar al gobernador Jaime Rodríguez y al secretario de Gobierno, Manuel González, por utilizar recursos públicos para recabar firmas que le permitieron al Bronco contender como candidato independiente en la elección presidencial de 2018. Rodríguez tampoco ha transparentado el desembolso extraordinario en salud.

En el caso de Coahuila, jamás habían concurrido tantos conflictos en un mismo sexenio. Si la deuda de 36 mil millones de pesos -herencia del moreirato- asfixiaba las finanzas y maniataba a la administración de Miguel Riquelme para emprender proyectos sin los cuales la competitividad del estado está comprometida, el coronavirus y la falta de apoyo federal obligarán a modificar la ruta de los tres próximos años. Adicionalmente, las crisis en las regiones Centro y Carbonífera por el colapso de Altos Hornos de México y la cancelación de contratos para surtir carbón a la CFE, agravan el escenario.

Cuando la deuda empezó a devorar 4 mil millones de pesos anuales por concepto de intereses, la capacidad para atender demandas sociales y de infraestructura disminuyó drásticamente incluso en sectores prioritarios como el de salud, del cual se desviaron 65 millones de pesos a negocios fachada en el sexenio pasado. Entonces se empezó a poner mayor énfasis en la promoción económica para atraer empleos cuya generación corresponde a las empresas nacionales y extranjeras. La tarea del Gobierno consiste en construir confianza, seguridad e infraestructura.

Otro de los efectos del coronavirus es la destrucción masiva de fuentes de trabajo. De acuerdo con Alejandro Dávila y Miriam Valdés, investigadores nacionales del Conacyt, Coahuila perderá 158 mil 586 puestos debido al desplome de la producción industrial, equivalente a 10.1% del personal ocupado a principios de año (Espacio 4, 639). El debilitamiento de la economía tendrá consecuencias en el bienestar de miles de familias y en los índices delictivos.

El fenómeno sacude al país y al mundo, pero estados como el nuestro, altamente endeudados y con sistemas de salud utilizados en los últimos sexenios como caja chica y para favorecer a contratistas de otras entidades, afines al poder, lo resienten con más rigor. Las múltiples crisis colocan al Gobierno y al estado en una situación inédita. Humberto y Rubén Moreira no solo arruinaron lo construido por administraciones responsables, también condenaron a varias generaciones a décadas de angustia y privación. Riquelme ha mostrado mesura y liderazgo y eso ayuda.

07 Julio 2020 04:01:00
#MeeToo y coronavirus
El humorista estadunidense Fred Allen escribió que “las mentes que controlan la televisión son tan pequeñas que cabrían en el ombligo de una mosca, y aún quedaría espacio para el corazón de un director de cadena”.

Roger Ailes, fundador de Fox News, ocupó durante décadas uno de los peldaños más elevados del poder en Estados Unidos. Consejero de medios de Richard Nixon, Ronald Reagan, George H. W. Bush y de la campaña de Donald Trump, se jactaba de quitar y poner presidentes. Dos caídas, una metafórica y otra literal, marcaron el final del intocable Ailes.

La primera la provocó la avalancha de denuncias por acoso sexual que inició la exconductora Gretchen Carlson, según se narra en la película Bombshell. El escándalo forzó la renuncia de Ailes a la presidencia de Fox News en 2016.

La segunda, ocurrida un año después, terminó con su vida en su casa de Palm Beach. La historia “tiene muchos de los ingredientes de una trama de intriga: sexo, poder, dinero y política”. Carlson, Miss América 1989, asentó en su demanda que Ailes: “se la comía con los ojos, hacía comentarios sobre sus piernas, le pedía que vistiera prendas que resaltaran su figura…” (BBC News, 22.07.16).

La miniserie The Loudest Voice de Showtime, basada en el libro homónimo de Gabriel Sherman, está dedicada al magnate. El diario digital valenciaplaza.com, en su sección “culturplaza” califica en su reseña la personalidad de Ailes de “nauseabunda”.

El mismo año de su muerte surgió el movimiento #MeToo, el cual ha puesto en la picota a productores de cine, políticos y cantantes. Harvey Weinstein, ganador del Oscar a la mejor película en 1999 recibió una sentencia de 23 años de cárcel por agresión y violación sexual. Los casos no son nuevos, algunos datan de tres décadas o más.

Bajo la etiqueta #MeTooEscritoresMexicanos, legiones de mujeres acusan a más de 130 autores por actos de violencia sexual y sicológica. La cuenta #MeTooPeriodistasMexicanos también ha recibido cientos de denuncias. El acoso sexual abarca otras actividades como la política, el teatro e incluso el activismo. Empero, donde las víctimas están más expuestas a este tipo de abuso y no reciben protección de las autoridades, es en los estados.

Uno de los medios más proclives al hostigamiento sexual es la televisión. “Sobre el canal de casa (RCG) pueden contarse mil historias”, me dice una fuente separada de la empresa. ¿Cuántos Rogers Ailes se escudan bajo esas siglas? En 2009, María Aguilera Romano acusó al dueño, con quien estuvo casada, de despojo, y presentó una denuncia ante la PGR por otros supuestos delitos.

En 2005, el oficialismo de la emisora puso en riesgo el triunfo de Humberto Moreira, impugnado por el candidato panista Jorge Zermeño ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. De ahí surgió el Moreira Channel. Vicente Fox pudo haber cancelado la concesión del canal, pero don R movió sus influencias para evitarlo.

Sobre el brote de Covid-19 en RCG, hay versiones según las cuales el número de casos es mayor al reportado y de que las pruebas son manipuladas. El 6 de junio se avisó de un “contagio masivo (…) de conductores de noticias, locutores, administrativos, reporteros, técnicos y ejecutivos”.

Las autoridades sanitarias dejaron a la empresa manejar el asunto a su arbitrio, pese al riesgo para el personal, sus fuentes y sus familias. En algunos casos, la emergencia se aprovecha para realizar despidos. El canal vuelve a jugar con fuego, pero con un presidente como López Obrador, sin compromiso con los medios, podría arder en sus propias llamas.
06 Julio 2020 04:01:00
Los fantasmas de Texas
Roberto Casimiro González Treviño, dueño de la televisora que lleva sus siglas (RCG), ha corrido con suerte, lo mismo que Humberto Moreira, el primer telegobernador de Coahuila. La relación entre ambos fue larga y fructífera… mientras duró el presupuesto. Proclives a las mudanzas, según parece fueron socios. A los cumpleaños de don R –despliegues de riqueza y mal gusto– acudía el Mandatario, el Gabinete en Pleno, alcaldes y empresarios. “Vivimos revolcados en un merengue/y en un mismo lodo todos manoseados”, dice Santos Discépolo en su tango Cambalache.

El 20 de diciembre de 2008, mientras la “clase política” celebraba rumbosamente el 61 aniversario de don R en Villa Ferré –sitio preferido del poder, como en otro tiempo lo fue Candilejas– Emilio Bichara, director del CEAS, daba alaridos en un hospital cercano. La avioneta que lo trasladaba de Ciudad Acuña a Saltillo, para asistir al aquelarre, impactó antes de aterrizar en el aeropuerto. La noticia llegó a la mesa principal y después se esparció por el salón. El espectáculo continuó. Bichara y su secretario particular, Rafael Reyes, murieron horas más tarde a causa de las quemaduras.

Figuras de la Conexión Coahuila, investigada por los gobiernos de Estados Unidos y España, González y Moreira han sido citados ante fiscales de ambos países y sus nombres se repiten en la Corte de Distrito para el Sur de Texas. El exsecretario de Finanzas Javier Villarreal y el exgobernador Torres López, han aportado elementos para llegar a las cabezas de la red.

Rolando González Treviño, presidente de Núcleo Radio Televisión de Monclova y hermano de RCG, purga una sentencia de cinco años de libertad condicional en Estados Unidos. En mayo de 2015 se declaró culpable de participar “en un esquema masivo para robar el dinero de Coahuila y lavarlo en bancos de Texas, operación financiera por la cual se investiga al exgobernador priista Humberto Moreira” (Proceso, 10.03.16).

Otro de los hermanos, Raúl González Treviño (RGT), fungió como representante del Gobierno de Moreira en San Antonio, donde “un grupo corrupto –de políticos y empresarios de Coahuila– invirtió millones de dólares en sobornos (…) de traficantes de drogas y contratistas estatales” (San Antonio Express-News, 24.08.14).

El 8 de octubre de 2014, la agencia Apro informó que “Raúl González Fernández, hijo de Raúl González Treviño, dueño de la cadena de Televisión RGT y colaborador del exgobernador Humberto Moreira, se declaró culpable de participar en trasiego de droga a Estados Unidos en el juicio que se le sigue en una Corte de Texas”. Aunque la abogada Cynthia Orr dijo que su cliente estaba “tangencialmente relacionado” con un decomiso realizado en 2011, el júnior “se declaró culpable de conspiración para distribuir más de cinco kilogramos de la droga”, señala la nota de Juan Alberto Cedillo.

El 20 de noviembre de 2016, la SEIDO cateó la residencia de don R. “Las investigaciones que llevan a cabo los fiscales de Texas indican que el empresario Roberto Casimiro González y su hermano Rolando (…) transfirieron millones de dólares robados del erario de Coahuila a bancos texanos a través de sus empresas. Fondos que fueron saqueados durante la Administración de Humberto Moreira” (Proceso, 26.12.16).

El semanario advierte que “La cadena RCG (…) creció gracias a los millonarios contratos que le asignó el gobernador Humberto Moreira Valdés, los cuales continuaron bajo la Administración del actual gobernador Rubén Moreira”. El allanamiento lo habría ordenado el procurador general Raúl Cervantes, excolaborador de Humberto Moreira en el CEN del PRI. Lo que el dinero unió en la Tierra, el diablo lo desató en el infierno.
04 Julio 2020 04:05:00
En busca de El Dorado
El coronavirus ha puesto de relieve otras tragedias, ignoradas o vistas de soslayo. Los migrantes prefieren correr todos los riesgos antes que morir de hambre o víctimas de la violencia en sus países. El periodista Javier Mariscal escribe sobre el tema en el bisemanario Espacio 4 (643).

“Contrario a lo que podría esperarse, la pandemia de Covid-19 no ha detenido el flujo migratorio que atraviesa México. Al contrario, la pobreza y violencia siguen empujando a los centroamericanos a un éxodo internacional que ya es considerado uno de los dramas humanitarios más preocupantes de la actualidad.

“Ni las vejaciones a las que se enfrentan en territorio mexicano, ni el hecho de que Estados Unidos sea el país con mayor número de infectados y muertos por coronavirus en el continente, los disuaden. Tampoco el precio de los traslados que cobran los coyotes, el cual se ha disparado por la emergencia sanitaria.

“En este contexto, muchos optan por pedir asilo: tan solo de enero a abril de este año, se han registrado 18 mil 230 solicitudes de refugio en México. Pero mientras las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) revisan cada caso, los migrantes quedan expuestos no solo a contagiarse con SARS-CoV-2, sino a la inseguridad que se vive el país. De ahí que la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados (Comar) considere a los migrantes como una de las poblaciones más vulnerables en tiempos de emergencia sanitaria.

“‘Muchos migrantes viven la pandemia en países donde con frecuencia no son bien recibidos, donde no hay albergues y, por la cuarentena, tampoco garitas migratorias donde los reciban’, advierte el sacerdote y defensor de derechos humanos Alejandro Solalinde (El Universal, 21.05.20).

“‘El 23 de abril, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos advirtió que las medidas adoptadas por los gobiernos de Centroamérica y México para contener la propagación del coronavirus están afectando en mayor proporción a los migrantes, refugiados y desplazados en la región. (…) El pasado 26 de abril, la Secretaría de Gobernación instruyó la salida inmediata de personas extranjeras albergadas en estaciones migratorias en acatamiento a las medidas sanitarias y en atención a las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Así, el número de migrantes albergados pasó de 3 mil 759 en marzo a 106 en abril.

“‘Un pernicioso contexto de pobreza y hambre, sumado a la inseguridad y violencia que la gente padece en sus comunidades empuja a muchos a peregrinar el mundo en busca de condiciones de vida más prometedoras. Al respecto, México escribe la historia en dos sentidos, pues no ha dejado de ser una economía expulsora –principalmente de trabajadores que buscan una mejor calidad de vida– mientras, también es territorio de paso para gente que proviene de países ubicados al sur del continente’.

“‘Año tras año, decenas de miles de migrantes salvadoreños, guatemaltecos, hondureños, haitianos, cubanos y venezolanos, entre otros, se arriesgan a iniciar una larga travesía por México a sabiendas de que se expondrán a penurias, asaltos, vejaciones o maltrato. ¿El objetivo?, llegar a Estados Unidos, su El Dorado que el mapa ubica en el extremo opuesto del continente, justo al otro lado de la frontera norte mexicana.

“‘Lamentablemente, el problema del migrante no concluye al salir de su país’, plantea en un ensayo la filósofa Adela Cortina, catedrática emérita de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia”.
03 Julio 2020 04:05:00
Modelo de impunidad
Javier Villarreal Hernández y Jorge Torres López fueron peones del moreirato, pero la información sobre el manejo financiero del estado en el sexenio 2005-2011 los convirtió en pieza clave para la justicia estadunidense. El punto de mira es el exgobernador Humberto Moreira y su círculo más próximo. Pues no solo se trata de un tema de lavado de dinero -procedente de caudales públicos y de sobornos para la asignación de obra-, sino de algo aún más grave: la relación de autoridades con el cártel de los Zetas, al cual se atribuyen las masacres en Allende y en la cárcel de Piedras Negras.

«La avaricia -advierte Séneca- es como la llama, cuya violencia aumenta en proporción al incendio que produce». Las lenguas de fuego provocadas por la codicia de los Moreira -el tándem de Humberto siempre ha sido su hermano Rubén- fueron ignoradas por el Gobierno de México, mas no por el de Estados Unidos ni por la prensa internacional. La estrategia de Torres López —declararse culpable, proporcionar información y entregar dinero y propiedades incautadas para obtener beneficios y una sentencia menos larga— es la misma que siguieron el exsecretario de Finanzas Javier Villarreal, los empresarios Guillermo Flores Cordero (Torreón) y Rolando González Treviño (Monclova) y el contratista Luis Carlos Castillo Cervantes, el Rey de los Dragones (Tamaulipas).

Un caso con tanta exposición mediática en Estados Unidos y Europa no puede cerrarse con una pieza menor como Torres López, cuyo ascenso político y económico lo debe a los Moreira —sobre todo a Rubén—. Después de la detención de Humberto en Madrid, el 15 de enero de 2016, por la policía anticorrupción, The New York Times publicó: «En México la noticia fue recibida con una mezcla de aprobación y vergüenza. Pese a que ya había caído en desgracia, Moreira había permanecido intocable: un aliado político del presidente Enrique Peña Nieto que le ayudó a construir su campaña en 2012. Su arresto en España solo subraya la debilidad de las instituciones mexicanas cuando se trata de combatir la corrupción entre la clase política» (21.01.16).

Juan Pardinas, a la sazón director del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y actual director editorial de Reforma, declaró a la Dama Gris sobre el exgobernador de Coahuila y exlíder del PRI: «Moreira es un prototipo y un sinónimo de corrupción en México. Es también un prototipo de la impunidad. Un gran reto es construir un estado de derecho para que la 13ª o 14ª economía del mundo evite que otros países (España y Estados Unidos) procesen casos de este tipo».

Después de la liberación del exgobernador, el Chicago Tribune anunció: «El caso Moreira no está cerrado. (…) la justicia de Estados Unidos tiene ya suficientes pruebas para involucrar a este político mexicano en actividades de traspaso ilícito de fondos y lavado de dinero; mientras tanto la justicia mexicana continúa en el letargo de la impunidad que es la gran salvaguarda de la corrupción en este país» (16.02.16).

El moreirato convirtió a Coahuila en rehén de una banca inescrupulosa y ventajista. Esta historia de impunidad podría terminar pronto. Estados Unidos tiene ahora más elementos para proceder contra Moreira y otros intocables, entre ellos un empresario mediático cuyo imperio -en decadencia- persiste en utilizar las peores prácticas. Torres López ha pagado caro su alianza con el clan. No es víctima de las circunstancias, sino de sus propias decisiones. El poder lo embriagó. Traicionado por sus jefes-—uno lo abandonó y otro renegó de él-, hoy su vida es un infierno. Los hermanos humillaron sin contemplación el apellido escrito con GIS.
01 Julio 2020 04:05:00
La Conexión Coahuila
El periódico San Antonio Express-News bautizó con ese título la trama de corrupción que involucra a exgobernadores, empresarios mediáticos, contratistas y exfuncionarios de las dos últimas administraciones. El caso lo lleva la justicia de Estados Unidos, la cual, sin ser impoluta, cumple su función y es contrapeso real del poder político. Javier Villarreal Hernández, exsecretario de Finanzas; Guillermo Flores Cordero, Rolando González Treviño, propietario de estaciones de radio y televisión; Luis Carlos Castillo, el Rey de los Dragones; y exintegrantes de los Zetas se han declarado culpables de lavado de dinero, soborno y otros delitos ante la Corte de Distrito para el Sur de Texas.

También han entregado inversiones, aviones y propiedades por decenas de millones de dólares, los cuales, confesaron, fueron sustraídos de las arcas de Coahuila. La administración de Rubén Moreira jamás reclamó el dinero y faltó a la obligación constitucional de «cuidar los fondos públicos». Iniciar una demanda con ese propósito implicaba admitir la comisión de delitos que, pese a la evidencia y las acusaciones ante fiscales y jueces, siempre se han negado. El exsenador Luis Fernando Salazar intentó recuperar lo incautado por el Gobierno de Estados Unidos e incluso viajó varias veces a San Antonio, Texas, con ese propósito. Empero, la respuesta siempre fue la misma: solo la parte afectada puede reclamar la devolución.

En junio de 2016, mientras Andrés Manuel López Obrador denunciaba la corrupción del sistema y recorría el país en busca de votos, el grupo parlamentario del PAN en el Senado denunció al exgobernador y exlíder del PRI Humberto Moreira ante la PGR por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, cohecho, fraude, encubrimiento y peculado. «Presentamos esta denuncia para pedirle a las autoridades mexicanas que hagan el trabajo que hace Estados Unidos. Sería lamentable que los coahuilenses tengan que esperar a que la justicia llegue a México, en este caso, por la justicia de un país extranjero y que sean las autoridades de otro país las que pueden terminar con la impunidad de la que ha gozado Humberto Moreira», declaró el político lagunero (SinEmbargo, 26.07.16).

Salazar regresó a la PGR el 29 de septiembre de 2016 -cuarto año de Peña Nieto en el poder-, para denunciar al gobernador Rubén Moreira por el desvío de 475 millones de pesos a empresas fantasma -60 millones en la Secretaría de Salud para la supuesta compra de medicamentos-. «Es una denuncia en contra del priismo y del “moreirato” que insiste en querer robarle el futuro a las familias coahuilenses. El delito puede ser peculado porque se advierte un enriquecimiento con dinero público para un particular», expuso.

Según testimonios y declaraciones de testigos protegidos e informantes de «alto valor» del Gobierno de Estados Unidos, el dinero distraído de la tesorería de Coahuila se utilizó para comprar medios de comunicación, plazas comerciales y concesiones mineras, entre otros negocios. La administración del presidente López Obrador podría investigar, a través de la Secretaría de Comunicaciones y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, la relación entre políticos y empresas de radio y televisión, directa o a través de prestanombres. Solo falta voluntad política. En el caso de la compra de medicamentos, la 4T descubrió que una parte del mercado lo controlaba el primer círculo de Peña Nieto y canceló los contratos. La investigación sigue en curso.
30 Junio 2020 04:05:00
Expediente abierto
LEl caso Moreira –compuesto por la megadeuda, el desvío de decenas de millones de dólares a Estados Unidos y paraísos fiscales y los vínculos entre políticos del estado y capos del crimen organizado denunciados en cortes de Texas– jamás ha interesado a la justicia mexicana. Atrapado en la guerra contra las drogas, Felipe Calderón carecía de fuerza para emprender acciones contra el Gobernador de Coahuila. Además, cuando el escándalo de la deuda se destapó, a mediados de 2011, la carrera presidencial ya estaba en marcha y los gobiernos del PRI patrocinaban la candidatura de Enrique Peña Nieto.

Peña defenestró a Humberto Moreira de la jefatura del PRI el 2 de diciembre de 2011 para descontaminar su campaña, pero desde la Presidencia lo protegió. Incluso facilitó su liberación del penal de Soto del Real, el 22 de enero de 2016, una semana después de su detención en el aeropuerto de Madrid “en una operación contra el blanqueo de capitales y otros delitos” (BBC News, 15.0.16). “Al tomar el cargo, la deuda estatal ascendía a 323 millones de pesos (unos 25 millones de dólares) y al dejarlo ascendía a 32 mil millones de pesos (aproximadamente 2 mil 500 millones de dólares). Esa deuda, en parte, se financió de forma irregular a través de documentos falsificados, de acuerdo con reportes de prensa de ese entonces”, publicó la radiotelevisora británica.

Siempre ha existido la sospecha de que una parte de la deuda por alrededor de 40 mil millones de pesos –35 mil millones con bancos y 5 mil millones con proveedores– se desvió a la campaña de Peña Nieto. El premio para el político coahuilense habría sido la presidencia del PRI. Las denuncias presentadas ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el exsenador del PAN, Luis Fernando Salazar –ahora diputado de Morena– y el empresario Armando Guadiana Tijerina –senador del mismo partido– no arrojaron resultados y acaso ni siquiera fueron investigadas. Mientras tanto, Coahuila dedica más de 4 mil millones de pesos anuales al pago de intereses.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya principal bandera de campaña fue erradicar la corrupción y castigar a los políticos venales, se lava las manos y acusa a Calderón de negociar con el PRI la absolución del exgobernador. El expresidente desmintió la versión en su cuenta de Twitter; recordó tener “públicas diferencias” con Moreira e insinuó que en caso de arreglo, ocurrió en otro Gobierno. “Si existiese algún documento que lo exonere –de dudosa legalidad– debe haber sido, como usted dice, por ‘cochupos’ que la FGR debe castigar, le pido que lo haga”, (24.09.19).

López Obrador compitió por la presidencia en 2012, pero es difícil que dinero de la deuda de Coahuila haya entrado a su campaña, pues los Moreira lo apostaron todo por Peña Nieto. Sin embargo, en la elección de 2018 AMLO pudo haberse beneficiado con votos inducidos por el clan. En tal circunstancia, el candidato del PRI, José Antonio Meade, habría sido traicionado. No sería el primer caso, como le consta al exgobernador Enrique Martínez, quien, después de haberle allanado el camino a los Moreira para hacerse con el poder, recibió una puñalada por la espalda. La megadeuda afecta principalmente a los pobres que AMLO dice defender. En Estados Unidos el expediente dista mucho de estar cerrado, máxime después de que Jorge Torres López se declaró culpable de lavado de dinero.
29 Junio 2020 04:05:00
Represión y futurismo
La necesidad de contrapesos al presidente Andrés Manuel López Obrador colocó al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, en una posición de liderazgo efímero en el club que promueve una nueva coordinación fiscal entre los estados y la Federación. El guanajuatense Diego Sinhué Rodríguez (PAN) se sumó al grupo para no dejarle el campo libre al exalcalde de Guadalajara. Alfaro, quien estuvo a cinco puntos de ganar la gubernatura al priista Aristóteles Sandoval en 2012, entusiasma a los opositores de AMLO.

Desde la emergencia sanitaria por el coronavirus, los gobernadores se reúnen semanalmente en sedes rotativas. Las rondas las iniciaron los de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; después se unieron los de Colima, Durango, Jalisco, Michoacán y Guanajuato, ya con una agenda más amplia y electoralista. La renovación del Congreso federal, 15 gubernaturas, 2 mil 324 ayuntamientos y 30 legislaturas locales, el año próximo, será crucial para el futuro del país, pues incidirá en la sucesión presidencial de 2024. Uno de los aspirantes es Alfaro.

Sin embargo, a varios mandatarios los alcanzó la realidad. La deriva autoritaria de Alfaro le pasó factura el 4 de junio, en la víspera de la reunión en Tequila. La protesta por el asesinato del trabajador Giovanni López, el 4 de mayo, a manos de la policía de Ixtlahuacán, municipio gobernado por el PRI, desembocó en violencia frente al Palacio de Gobierno. El cineasta Guillermo del Toro, uno de los convocantes a la marcha, publicó en Twitter: “A más de un mes, no hay respuestas, no hay arrestos. No es abuso de autoridad. Es asesinato. El sinsentido –la locura absoluta– es que ocurra un asesinato a nombre de un asunto de salud pública”.

Alfaro quiso desviar la atención y acusó al Gobierno federal de atizar el conflicto, pero la presión social y política lo obligaron a moderar el discurso. Influidas por el asesinato de George Floyd el 25 de mayo en Mineápolis, asfixiado por un policía, las protestas por el caso Giovanni escalaron y se han convertido en bandera por los abusos de autoridad en el contexto de la pandemia. Alfaro simboliza el poder que no solo se arroga el derecho de prohibir a los ciudadanos salir de sus hogares, sino que además incita a la violencia contra ellos.

En Colima, el gobernador Ignacio Peralta, cuya primera elección, en 2015, la anuló el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación debido a la intromisión del Estado en el proceso, afrontó previamente un conflicto por el asesinato de siete policías estatales. El escándalo forzó la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Enrique Alberto Sanmiguel. Peralta formó parte del equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto, junto con Luis Videgaray y Aurelio Nuño. Después fungió como segundo de a bordo del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien falleció en abril. La Fiscalía General de la República lo investigaba por la Estafa Maestra y otros delitos de corrupción.

Además de compartir una zona donde los cárteles de la droga tienen fuerte presencia y acaso también influencia política, los gobernadores de Jalisco y Colima podrían estar unidos por otros intereses. Peña, sus secuaces y los grupos políticos y económicos beneficiarios por sus políticas privatizadoras pretenden protegerse a toda costa y recurren al ataque como la mejor arma de defensa. Alfaro se neutralizó a sí mismo por abrir su juego futurista demasiado pronto. En Guanajuato, la violencia tiene en jaque a Diego Rodríguez.


27 Junio 2020 04:01:00
Fraude cibernético
En la segunda entrega de la investigación «Se venden profes», publicado en la nueva edición del bisemanario Espacio 4, Renata Chapa detalla el mecanismo de un fraude cibernético al que hasta hoy no se ha prestado atención. Quizá las autoridades esperan a que el caso se convierta en tema nacional para actuar.

«Si visitamos la cuenta de Instagram “james.uchiha01”, en la parte inicial aparece el nombre “Jaime Mendoza” acompañado de una liga a YouTube. Al seleccionarla con un doble click, nos redirige al canal “Soy docente”. La persona que aparece en las fotografías de la cuenta de Instagram coincide con quien presenta los videos del canal de YouTube. Es el “profe Jaime”, como le escriben numerosos usuarios. Agradecidos, reconocen el trabajo del cada vez más popular “EduTuber”, es decir, del educador vía Youtube.

»El 30 de enero de 2019, tal y como lo consigna el “Insta” del maestro Mendoza, YouTube envió a su domicilio una moderna placa color platino para reconocer que el canal que creó y actualmente administra, “Soy docente”, había cruzado la meta de los 100 mil seguidores. En febrero de 2020, al maestro especialista en la producción de tópicos educativos vía YouTube ya lo seguían 250 mil personas. Y ahora, en plena expansión del coronavirus en México, el marcador de “Soy docente” reporta 342 mil suscriptores. En el video tutorial, Jaime Mendoza relata que lleva más de cinco años con “Soy docente”. Tiene a disposición más de mil 200 videos sobre un tema vertebral: el magisterio. El profe también cuenta con el canal “Mate-Blogs” (183 mil suscriptores) y “James Vlogs” (30 mil 600 seguidores).

»Recién iniciado el 2020, el 2 de enero, el maestro Jaime compartió en su canal un video con el nombre “Cursos que no sirven”, disponible en la siguiente liga:

youtube.com/watch?v=kxdY8Se5blg&t=329s. En el relato a cuadro, son descritas por el responsable de “Soy docente” varias de las triquiñuelas de algunos ofertadores de servicios vía Facebook. Prometen, con tarifas de atractivos descuentos, realizar tareas, exámenes -y algunos hasta garantizan la impresión de los certificados membretados- de evaluaciones y talleres que tienen impacto curricular en el gremio magisterial mexicano.

»Para que los crédulos cibernautas sientan la confianza de que tratan con profesionales en el ramo educativo -y con sólidos vínculos oficiales con el INE, con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con la Secretaría de Educación Pública y dependencias concretas (como es el caso de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, USICAM)- recurren al uso de los mismos nombres, logotipos, familias tipográficas, colores y denominaciones que aparecen en los sitios web que sí pertenecen a las instancias referidas.

»Otro de los anzuelos de los falsificadores digitales consiste en insertar calendarizaciones de exámenes que, a primera vista, le dan formalidad a la página de “Face”, alertan al usuario y comienzan a subir la adrenalina. Sin embargo, tal como lo puntualiza el profesor Mendoza, las examinaciones están desfasadas. Ya fueron aplicadas meses atrás. Aun así, en peligrosas páginas de Facebook -las que un día se enmascaran con un nombre; y, al otro, lo cambian- son vendidos los servicios por 200 o 300 pesos para que “un alguien” presente dichas pruebas y, por supuesto, obtenga calificación aprobatoria. Caso contrario es el de la venta de servicios y materiales para el cumplimiento de cursos y exámenes de admisión o de promoción que ni siquiera se sabe cuándo serán programados y menos cuál será la batería temática por evaluar».

Texto completo en:
http://www.espacio4.com
26 Junio 2020 04:00:00
Tsunami lagunero
La tradición periodística de Coahuila inició en La Laguna. Los diarios más longevos son La Opinión (1917; en 2011 cambió a Milenio) y El Siglo de Torreón (1921). Los señores Edmundo y Eduardo Guerrero, director y gerente del primero, fueron mis primeros jefes entre fines de los 60 y principios de los 70. Décadas después, cuando dirigía Noticias de El Sol de La Laguna, me hice amigo de don Antonio de Juambelz, director del periódico cuyo lema era congruente con su línea editorial: «Defensor de la comunidad». Don Antonio se distinguió por su acendrado anticentralismo. Hasta finales de los 80 del siglo pasado, los gobernadores nombraban incluso al jefe de Tránsito.

En el sexenio de Eliseo Mendoza Berrueto los presidentes municipales integraron libremente sus equipos de trabajo. La relación de Rogelio Montemayor con Mariano López Mercado nunca fue buena y el alcalde renunció. Mariano no había sido el candidato del gobernador; descuidó las finanzas y se echó encima la sociedad civil. Un año después, Torreón registró su primera alternancia con Jorge Zermeño (PAN), quien ha ocupado la Alcaldía en tres ocasiones; y Saltillo, la segunda con Manuel López Villarreal, del mismo partido.

Además de ser la capital del periodismo, Torreón también ha sido escuela de periodistas y fotógrafos; uno de estos, heroico: Enrique Jaramillo (La Opinión), quien, por salvar la vida de una mujer y su hijo, atrapados en un coche sobre el cual habían caído cables de alta tensión, murió por una descarga eléctrica. En el mismo diario trabajaban reporteros gráficos brillantes: el Negro Ochoa, Jesús Frausto y los hermanos David y Leopoldo Jiménez, los cuales, como yo, emigraron después a Noticias. Los fotógrafos insignia de El Siglo eran Rodolfo Woessner y Ramón Sotomayor. A todos ellos traté y con cada uno estoy agradecido.

En la dirección de Noticias tuve más amigos fotógrafos: Enrique “El Venado” Marrufo, Armando Muruato y Pascual Martínez, Pama. Con Marrufo cubrí el cambio de los reos de la cárcel de Torreón al Centro de Readaptación Social (Cereso). Montamos guardia de las 10 de la noche a las seis de la mañana, pues la hora se mantuvo en secreto por razones de seguridad. El dispositivo resultó indigno. Aunque la distancia era de unos 10 kilómetros, algunos internos fueron trasladados en camiones blindados sin oxigenación. “¡Humanidad!” El clamor, de uno de los prisioneros deshidratados, ocupó las ocho columnas de nuestro periódico.

En Saltillo trabajé con un fotógrafo de primera línea: don Héctor García Bravo (Premio Nacional 1972) y con José Refugio Hernández. También compartí jornadas con Adolfo González (Premio Nacional 1975), Víctor Vanegas y con el incansable Gabriel Berumen. La amistad de Félix Riojas, igualmente, me distingue. El tema lo inspira el recuerdo de otro amigo entrañable: Toño Mena. Lo conocí cuando me iniciaba en La Opinión e iba a su casa de la avenida Abasolo por papel fotográfico (Agfa).

De Toño —don Cacho para sus íntimos— es una de las mejores imágenes nocturnas del Río Nazas con el puente metálico y el caudal bañado de resplandor. Otra, bajo la luz de la Luna, es del Cristo de las Noas, custodio de la ciudad. Pero la fotografía que más me impresionó, captada hace 30 años o más, corresponde a la entrada de una tormenta de polvo que envolvió a La Laguna en la penumbra. El fenómeno se repitió este miércoles, pero ahora en forma de tsunami. Toño, con toda seguridad, lo retrató desde el cielo.

24 Junio 2020 04:01:00
Los Floyd de México
Si la muerte de George Floyd, el 25 de mayo en Minneapolis, no se hubiera grabado con teléfonos móviles ni propagado por las redes sociales, habría pasado como un asesinato más, producto de la brutalidad policial y del racismo exacerbado por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sin embargo, las imágenes del oficial Dereck Chauvin sobre el cuello de Floyd, de 46 años, detenido por pagar con un billete de 20 dólares supuestamente falso, le dieron la vuelta al mundo y provocaron oleadas de protestas, en algunos casos violentas, incluso frente a la Casa Blanca.

Responder con la Guardia Nacional empeoró las cosas, pues en lugar disuadir las manifestaciones las extendió a decenas de ciudades. En momentos críticos por la pandemia de coronavirus y cuando su reelección pende un hilo, el Presidente unificó a la élite de exlíderes militares, a jerarcas de la Iglesia y a expresidentes demócratas y republicanos en su contra. El general retirado John Allen, excomandante de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán, acusó: “No fue suficiente que los manifestantes hubieran sido privados de sus derechos de primera enmienda (relacionada con las libertades de culto, expresión y reunión pacífica); esta sesión de fotos (de Trump frente a la iglesia de Saint John’s con la Biblia en alto) buscó legitimar ese abuso con una capa de religión” (CNN, 04.06.20).

En Saltillo no hubo celulares que captaran el asesinato alevoso del migrante hondureño Marco Tulio Perdomo Guzmán, el 31 de julio de 2019, por agentes del Grupo de Operaciones Especiales. Existió, sí, una trama para falsear la verdad y acusar a Perdomo de disparar a la policía en un supuesto operativo contra narcomenudistas. Los agentes llegaron a cazar a un grupo recién salido de la Casa del Migrante de Saltillo, entre los cuales había niños como la hija de Marco Tulio, quien presenció el asesinato de su padre.

De no haber reaccionado a tiempo la Casa del Migrante y sus redes de apoyo, la versión oficial, desmentida después por las propias autoridades, habría prevalecido. El director Xicoténcatl Carrasco exigió poner “un alto a la crueldad institucional”, protección máxima para de los sobrevivientes y castigo para los responsables. También pidió reparar el daño, “todas las garantías de no repetición y seguridad para los defensores de derechos humanos”. La presión de medios nacionales y extranjeros también ayudó para que al asunto no se le diera carpetazo.

El 26 de mayo, en San Pedro, la Agencia de Investigación Criminal detuvo a Juan Antonio de la Rosa, de 35 años, quien, sin oponer resistencia, subió a una patrulla para su presentación en la Fiscalía General del Estado Delegación Laguna II. No fue hasta el día siguiente, al acudir a la dependencia en busca de información, cuando sus familiares recibieron la noticia de que Juan Antonio había sufrido un infarto mientras rendía declaración y fallecido más tarde en un hospital.

Sin embargo, en el reconocimiento del cuerpo, depositado en una funeraria, la viuda y la madre descubrieron “múltiples golpes en el rostro” de De la Rosa, quien, aseguran, no padecía cardiopatías. La víctima fue trasladada a la Fiscalía en una camioneta negra empleada como patrulla, según una nota de El Siglo de Torreón (27.05.20). El asunto está plagado de irregularidades. A diferencia de los casos de Floyd y Marco Tulio, ningún teléfono celular grabó la tortura a la que aparentemente José Antonio fue sometido. Todo abuso de autoridad debe ser investigado y castigado, no solo los de mayor exposición mediática. No hacerlo también es discriminatorio.
23 Junio 2020 04:00:00
La cultura del engaño
El presidente Andrés Manuel López Obrador redujo en 9 mil 175 millones de pesos el gasto en publicidad e imagen durante el primer año de su Gobierno. Un ahorro de 85% con respecto a los 10 mil 725 millones de pesos ejercidos por Enrique Peña Nieto en los 12 últimos meses de su Administración. Los contratos con periodistas y empresas asociadas, a quienes se pagaron mil 81 millones de pesos por concepto de “comunicación social y otros servicios” en el periodo 2013-2018, ya no se renovaron.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) ordenó el 8 de mayo de 2019 a la Presidencia de la República revelar nombres y cifras. La lista se filtró y ardió Troya.

En la nómina de personas físicas y morales figuran, en orden descendente según los montos facturados, que van de los 251 millones a los 412 mil pesos: Joaquín López-Dóriga, Enrique Krauze, Federico Arreola, Óscar Mario Beteta, Beatriz Pagés, Raymundo Riva Palacio, Ricardo Alemán, Pablo Hiriart, Adela Micha y 30 más (Proceso, 24.5.19).

¿Explican los recortes la animadversión de la mayoría de los medios de comunicación y de la comentocracia hacia López Obrador? Podrían influir, pero no la determinan; al menos, no en todos los casos.

Los mass media y los columnistas en general eran intocables, pero ahora no solo perdieron influencia política e ingresos, cuya licitud defendieron cuando se publicó el listado, también han sido exhibidos y descalificados.

AMLO da motivos de sobra para la crítica y eso lo aprovechan analistas y columnistas, no solo quienes prestaban servicios a la Presidencia de la República. Peña Nieto, acaso por pródigo, recibió un trato menos rigorista de la prensa, pero la sociedad lo castigó en las urnas.

De acuerdo con Ana Cristina Ruelas, directora de Artículo 19 en México y Centroamérica, Peña Nieto gastó 60 mil 237 millones de pesos en publicidad durante su sexenio. El 48% se concentró en 10 empresas y el resto se distribuyó en 850 medios (Aristegui Noticias, 03.04.19).

En opinión de Ruelas, la concentración del dinero público en los grandes medios era “justo para acompañar esta cultura del engaño” y de las narrativas del Gobierno federal. Junto con el colectivo Medios Libres, Artículo 19 insiste en la abrogación de la Ley de Comunicación Social o “Ley Chayote” aprobada por el Congreso en el Gobierno de Peña. En un informe reciente, la organización cifró en mil 550 millones de pesos el gasto publicitario en el primer año de López Obrador.

Sin embargo, advierte de que una tercera parte del presupuesto lo absorbieron tres empresas: TV Azteca (168.5 millones de pesos), Televisa (167.9 mdp) y el diario La Jornada (112.4 mdp) con “criterios opacos”.

El periódico El Universal y los grupos Milenio, Radio Fórmula, Imagen (Excélsior e Imagen Televisión) y la Organización Editorial Mexicana (OEM), que en el sexenio pasado formaron parte de las 10 empresas que más publicidad recibieron del Gobierno de Peña Nieto, han sido relegados por la 4T. AMLO llegó al poder sin los medios –e incluso en contra de la mayoría– y gobierna sin ellos. Cada día informa y los refuta.

“Hay quienes defienden la política de comunicación de AMLO, pues argumentan que ‘las mañaneras’ son un ejercicio inédito de apertura, una dinámica que ha desterrado las viejas prácticas de censura, que el Presidente solo está expresando el hartazgo popular hacia la prensa corrompida y tiene derecho a defenderse”, dicen Marcela Turati y Javier Garza en un artículo publicado por The New York Times (07.08.19).
22 Junio 2020 04:00:00
AMLO: mala prensa
Pocos presidentes han tenido tan mala prensa como Andrés Manuel López Obrador. En parte, porque ninguno la refutó ni recortó el presupuesto para publicidad e imagen, y menos aun abrió la información sobre el pago a periodistas por concepto de divulgación y “otros servicios”, como lo ha hecho el Gobierno de la cuarta transformación. La costumbre era condescender con los medios de comunicación y tratar bien a los columnistas, así fueran pícaros o
barbajanes.

En el fondo se trataba de valores entendidos. La mayoría de los presidentes había ganado en elecciones fraudulentas y buscaba legitimidad y consensos, no ahondar más los conflictos. De esa manera se acorazaban frente a escándalos de corrupción y de otro tipo. En esa relación, empresarios mediáticos devinieron contratistas del Gobierno y muñidores: colocaban a incondicionales en puestos de la Administración, promovían candidaturas y sentaban en sus mesas a procuradores, magistrados y funcionarios de alto perfil. El modelo se reprodujo en los estados.

Peña Nieto excedió todos los límites. Además de torpe, ha sido uno de los presidentes más venales junto con Miguel Alemán y Carlos Salinas, cuya relación con algunos mass media, en especial con la televisión, fue más allá del simple intercambio de favores. Heredero de la cultura de Atlacomulco según la cual el dinero todo lo compra, Peña gastó en su sexenio más de 60 mil millones de pesos en medios afines y desdeñó a los adversos. De nada valió, pues terminó como el Presidente peor calificado.

Lo anterior permite extraer una lección: los medios y periodistas que más aplauden y siguen a pie juntillas los dictados del poder no son los mejores puentes entre sociedades cada vez más críticas y gobiernos cada vez menos creíbles. Para el “telepresidente” Peña las cosas marcharon al principio más o menos bien. Ovacionado por la oligarquía, en febrero de 2014 apareció en la portada de la revista Time como el “salvador de México”. Las reformas pactadas con el PRI, PAN y PRD eran su carta de presentación en las ligas mayores. La educativa y la energética ya fueron revertidas.

Diez meses después, el pedestal se convirtió en paredón. El 9 de noviembre, Aristegui Noticias presentó un reportaje sobre la compra de una mansión de 7 millones de dólares a Grupo Higa, contratista del Gobierno, por parte de la primera dama Angélica Rivera. El escándalo dio la vuelta al mundo, la imagen de Peña se pulverizó y a López Obrador le sirvió la presidencia en bandeja de plata. Indefendible, la cleptocracia se hundió en su propia inmundicia y, de alguna manera, arrastró a los medios y periodistas que hicieron la vista gorda.

Impugnado por la mayoría de los medios y líderes de opinión en sus tres candidaturas presidenciales, López Obrador dio la vuelta a la tortilla. El periodista Jorge Zepeda Patterson, cuya posición enfurece a los antagonistas de AMLO, escribió al respecto: “El pulso entre el Presidente y la llamada comentocracia es inédito en el país. Por lo general el Gobierno en turno solía afrontar algunas plumas críticas, pero el aparato publicitario y de comunicación terminaba por conseguir una cobertura favorable o comprensiva con el soberano, por más que hubiera excepciones. Hoy el panorama se ha invertido. La mayoría de los periodistas estelares, los que cuentan con cientos de miles o millones de seguidores en redes sociales, tunden al Presidente”.
¿Y qué ha pasado? Hasta hoy, nada.
20 Junio 2020 04:05:00
Renuncia al oficio
Fernando Todd Siller, amigo cuya defensa de los derechos humanos empezó antes que el tema formara parte de la agenda nacional, me escribe: “Ciertamente extrañaremos a don Raúl, tal vez más de lo que imaginamos”. Cuando Saltillo se convulsionaba por la designación del dominico Vera López, el sacerdote lagunero Jesús de la Torre me dijo: “Si no lo quieren, mándennoslo a Torreón”. Años atrás, el obispo de esa Diócesis había tratado de disuadir una marcha ciudadana contra la inseguridad y la corrupción. La réplica de un empresario fue demoledora. El periodista Javier Mariscal escribe en Espacio 4 (642):

“El obispo Raúl Vera ha puesto el pecho por indígenas, migrantes, mineros del carbón, deudos de la mina Pasta de Conchos, la comunidad LGBT, las trabajadoras sexuales y los familiares de desaparecidos por la guerra contra el crimen organizado. Con el mismo ahínco apoyó a los electricistas despedidos en masa por la paraestatal Luz y Fuerza del Centro, y res-palda la defensa del agua y la tierra en comunidades que prevén riesgos de contaminación o desabasto vinculados a proyectos promovidos por diferentes gobiernos y empresas.

“Sus convicciones no son algo novedoso, afirma, ‘todo está escrito en el Evangelio’. No obs-tante, a la par de sus ‘batallas en la calle’, también cava trincheras al interior de la Iglesia. Según dice, le ha costado trabajo conseguir el cambio de mentalidad que se requiere para que todos los sacerdotes a su cargo se apeguen a los preceptos del Concilio Vaticano II, columna vertebral en la cual busca cimentar su pastoral diocesana, en tanto se hace efectivo su retiro como obispo.

“Así lo manifestó el pasado 1 de junio en un diálogo abierto con la sociedad a través de un enlace en la red de Facebook, evento en el que informó que la carta en la que ha redactado su renuncia ya había sido enviada a la Nunciatura Apostólica Me-xicana, órgano que la hará llegar al papa Francisco.

“Aclaró que se trata de un acto protocolar que el derecho canónico establece en el Ca-non 401.1: ‘Al obispo diocesano que haya cumplido 75 años se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias’. Vera cumplirá esa edad el domingo 21 de junio, fecha que este año coincide con la celebración en México del Día del Padre.

“El fraile dominico dijo que la designación de un sucesor depende enteramente de su Santidad y que no necesariamente ocurrirá de inmediato. Recordó que en el caso del obispo emérito Francisco Villalobos, Juan Pablo II tardó cuatro años en hacer efectiva su renuncia –el nombramiento de Vera como suplente ocurrió en 1999, cuando Villalobos estaba a dos meses de cumplir 79 años–.

“A modo de monólogo, fray Raúl leyó y respondió preguntas de la gente. Explicó que dejar de ser obispo titular no es un impedimento para que celebre misas o administre sacramentos, así como tampoco lo exime de sus votos de obediencia al Papa o al superior de la orden de los dominicos. Además, aclaró que el celibato y el voto de pobreza son asuntos de observación permanente.

“Al principio la gente se espantaba porque veían que hablaba yo de ciertos temas; les parecía que me metía mucho en política, pero sucedía que aquello de lo que yo hablaba el domingo, por ahí una televisora (local) se encargaba de ‘darle la vuelta’ el lunes, y eso generaba confusión; sin embargo, la realidad ha hecho que la gente entienda que las palabras, las advertencias y los señalamientos eran necesarios, que no correspondían con lo que se les hacía creer; su actitud ya ha cambiado mucho y sí responden al llamado de la Diócesis”.

19 Junio 2020 04:05:00
Simbiosis de poderes
La actitud indiferente y hostil del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hacia a los gobernadores también la muestra con los medios de comunicación y los columnistas. Desde su perspectiva, ni a unos ni a otros debe nada. La mayoría de ellos, por convicción o por consigna, lo atacó en tres campañas consecutivas; no obstante, ganó con la votación más abultada. Cuando el partido dominante y sus gobiernos perdieron legitimidad, la prensa afecta al poder devino soporte de presidentes y gobernadores y obtuvo mayor influencia.

La simbiosis resultó provechosa para ambas partes, mas no para la sociedad y menos para la democracia. Dueños de medios se convirtieron en políticos y adquirieron, con dinero del erario y a través de prestanombres, estaciones de radio, televisión y periódicos. Una parte de la megadeuda de Coahuila se utilizó en esos fines. Así, los responsables del quebranto pueden cuidar sus intereses, permanecer impunes y presionar al gobierno de turno. A escala nacional, el capitalismo de compadres le permitió a Ricardo Salinas Pliego -hoy consejero de AMLO- adquirir TV Azteca con un préstamo de Raúl Salinas de Gortari, hermano del entonces Presidente.

AMLO conoce esas historias y sabe que la mayoría de los grupos mediáticos y líderes de opinión perdieron respaldo social e incluso credibilidad debido a su adosamiento al poder político y económico; de otro modo, quizá jamás habría ganado la presidencia. Esa situación le permite afrontar a los medios de comunicación -con Reforma y El Universal la ojeriza es mutua-, descalificar a sus críticos e ignorar olímpicamente a sus detractores.

Luis Echeverría orquestó el golpe contra Excélsior para deponer a Julio Scherer; López Portillo boicoteó a Proceso bajo el argumento de no pagar para ser golpeado; y a Peña Nieto se le atribuyó el despido de Carmen Aristegui de MVS Radio por la investigación de la casa blanca adquirida por su esposa a un contratista del Gobierno. Sin embargo, ningún presidente se había confrontado abierta y sistemáticamente con los medios. Tenían, sí, predilección por ciertas empresas, periodistas y columnistas e incluso listas negras, pero raras veces hacían públicas sus fobias.

Peña explotó en una ocasión contra sus críticos por expresar sospechas sobre la detención de los exgobernadores Tomás Yarrington (Tamaulipas) y Javier Duarte (Veracruz), en Italia y Guatemala, por lavado de dinero y otros delitos: «No hay chile que les embone. Si no los agarramos, porque no los agarramos; si los agarramos, porque los agarramos». Otra vez reprochó a la fuente de la presidencia por no aplaudir en sus eventos. AMLO también quiere ser ovacionado por la prensa. La réplica de los periodistas siempre ha sido la misma: «nuestro trabajo es informar, no aplaudir». Sin embargo, hay a quienes batir palmas se les da muy bien.

Antes la prensa internacional se ocupaba eventualmente de los presidentes de México. En una visita de Miguel de la Madrid a Estados Unidos, The Washington Post lo recibió con una columna de Jack Anderson donde lo acusaba de haber transferido más de 100 millones de dólares a bancos extranjeros. The Economist criticó a Peña Nieto por no entender que el problema de su gobierno era la corrupción. Pero ninguno había recibido una andanada de algunos de los principales periódicos del mundo (The New York Times, The Washington Post, The Financial Times y El País) por el manejo de la pandemia de coronavirus. AMLO no tuvo empacho en llamarlos mentirosos y faltos de ética.

17 Junio 2020 04:05:00
Mirar para otro lado
Entre los factores que posibilitaron la primera y la tercera alternancia en México resaltan: el agotamiento del sistema, infectado de corrupción; el deseo ciudadano de un cambio real; el papel de los medios de comunicación; y como trasfondo, el espíritu democrático del presidente Ernesto Zedillo.

La sana distancia con el PRI y la “reforma electoral definitiva” fueron clave. Candidato por accidente –debido al asesinato de Luis Donaldo Colosio–, Zedillo se convirtió “en garante de una transición pacífica” (El País, 03.07.20).

Zedillo plantó cara a su poderoso predecesor Carlos Salinas, quien se exilió en Irlanda tras una huelga de hambre por el encarcelamiento de su hermano Raúl, bajo cargos de corrupción y de tramar el asesinato del secretario general del PRI Francisco Ruiz Massieu.

Los magnates de la prensa, antes intocables, pusieron sus barbas a remojar cuando la Policía Federal detuvo al dueño de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, el 12 de febrero de 1996, acusado de evasión fiscal por 5.4 millones de dólares.

“Tras una noche de tensión, Ealy se presentó (…) con su abogado, el penalista Juan Velázquez (el mismo al que recurrieron en su día las familias Colosio y Salinas en sus respectivos casos), ante las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR), donde, tras presentar una breve declaración, fue trasladado en condición de detenido ante un juez penitenciario, quien decidió más tarde su libertad bajo fianza”, publicó El País al día siguiente. Zedillo respetó la institución presidencial y es el mejor calificado.

Los medios de comunicación, salvo excepciones, siempre se habían alineado al Gobierno de turno sin importar ideologías, conductas ni cómo obtuvo el poder. En el apogeo de Televisa, su entonces propietario Emilio Azcárraga se declaró “soldado del PRI”. Dos décadas después, el imperio televisivo fabricaría la candidatura de Enrique Peña Nieto y su matrimonio con la actriz Angélica Rivera, el cual terminó con el sexenio.

Entrevistado por Forbes México (24.08.16) cuando el Gobierno de Peña hacía agua por todas partes, el actual presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, calificó de “leyendas urbanas” la telecandidatura y la militancia priista del consorcio.

Sin embargo, para The Guardian no lo eran. Previo a las elecciones de 2012, el diario británico publicó un reportaje sobre una supuesta alianza entre Televisa y Peña Nieto para apoyar su campaña. Según documentos revisados por el rotativo, la cadena habría vendido “a importantes políticos un tratamiento informativo favorable en sus noticieros y shows principales y usó los mismos programas para desacreditar a un líder de izquierda”.

Los archivos incluyen: “Una estrategia de medios detallada y explícitamente diseñada para elevar el perfil de Peña Nieto a escala nacional cuando este era Gobernador del Estado de México”; y otra “para torpedear la anterior candidatura a la Presidencia del candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador, que es el rival más próximo a Peña Nieto” (Aristegui Noticias, 08.02.12).

La campaña del cachorro de la cleptocracia costó más de 4 mil 500 millones de pesos –14 veces por encima del tope legal de 336 millones–, de acuerdo con el informe de una comisión legislativa presentado en 2014. La elección debió anularse, pero la mayoría de los medios miró para otro lado. Peña pagaría el favor con creces.
16 Junio 2020 04:05:00
Una lucha inacabada
Los medios de comunicación independientes desempeñaron un papel crucial en la alternancia por exhibir los abusos del poder y abanderar las demandas sociales de justicia y democracia. El triunfo del empresario panista Vicente Fox, selló el final de siete décadas de hegemonía del PRI. El 1 de diciembre de 2000, mientras Joaquín López-Dóriga moderaba una mesa de análisis con Diego Fernández de Cevallos, Gilberto Rincón Gallardo y Jaime Sánchez Susarrey sobre la transición política, el diputado priista Eduardo Andrade, en evidente estado de ebriedad, irrumpió en el estudio para “pedir la palabra, como en el Congreso, (…) porque los medios nos han cerrado las puertas”.

Mientras Andrade forcejeaba con personal de producción en el plató, López-Dóriga ordenó: “¡Déjenlo!... ¡déjenlo!”, y lo encaró: “Traes aliento alcohólico”. Andrade, encolerizado, descargó el índice derecho sobre el hombro y el tórax del periodista, quien advirtió de la agresión ante las cámaras. Sánchez, analista político, observaba atónito la escena. Fernández, entre sorprendido y serio, esbozaba una sonrisa, y Rincón, excandidato presidencial del Partido Social Demócrata en las elecciones de ese año, parecía no dar crédito al atropello.

Como si el culto al Presidente no hubiera sido piedra angular del sistema dominante, Andrade –ya en la mesa– recriminó al entonces conductor estrella de Televisa: “No puedes dar todo el espacio al endiosamiento que hoy han dado los medios a un Presidente electo formalmente que violó la Constitución (…). Al momento mismo de hacer su protesta fue a arrodillarse a una sola de las profesiones religiosas –antes de asumir, Fox visitó el santuario de Guadalupe– respetables todas, pero insultó a quienes no son republicanos, a quienes no son guadalupanos; insultó a los judíos, a los protestantes, a los que tienen otras religiones…”.

Menos exaltado, Andrade se quiso lavar la cara: “Pude haber cometido un error, pero impulsado por la necesidad de abrir espacios para mi partido. Discúlpame (Joaquín) si cometí un error contigo”. López-Dóriga replicó con una ironía: “Esta no era una mesa de partidos políticos, sino de ‘personalidades’”. Vociferante y con el rostro embotado, Andrade –excomentarista deportivo de Televisa– representaba la imagen de un régimen herido de muerte cuya agenda había impuesto a la mayoría de los medios de comunicación durante 70 años. El episodio fue uno de los más penosos, justo cuando el país daba el primer salto a la democracia.

Contrario a la condición sine qua non del exlíder cetemista Fidel Velázquez, según la cual si el PRI había obtenido el poder por las armas, solo “a balazos, y no con votos, podría perderlo”, la alternancia resultó pacífica. Tras múltiples elecciones fraudulentas para imponer a los candidatos del partido fundado por Calles en 1929, el cambio lo decidieron casi 16 millones de mexicanos cuyo sufragio favoreció a Fox (PAN). Sin embargo, la lucha por la democracia, ardua y fatigosa, no inició ni terminó en 2000.

Una de las sucesiones más controvertidas y violentas ocurrió en 1988. Francisco Javier Ovando y Román Gil Heráldez, operadores políticos de Cuauhtémoc Cárdenas, candidato del Frente Democrático Nacional (FDN), fueron asesinados cuatro días antes de las elecciones. Mientras el país ardía en protestas por las denuncias de fraude, el líder del PRI, Jorge de la Vega, declaraba “contundente, legal e inobjetable”, la victoria de Carlos Salinas de Gortari. El PRD –sucesor del FDN– registró en ese sexenio la muerte violenta de al menos 400 militantes.
15 Junio 2020 04:01:00
El obispo insumiso
Si alguien está curtido en luchas sociales y ha pagado el costo por defender la dignidad y los derechos de los pobres frente a los poderes públicos y fácticos –acoso, amenazas, campañas mediáticas e infamias– es el Obispo de Saltillo Raúl Vera López. Premio Rafto para los Derechos Humanos 2010 y candidato al Nobel de la Paz en 2012, el dominico espera la respuesta del papa Francisco sobre su renuncia. El propio Jorge Bergoglio, en acatamiento de la norma, dimitió en 2013 como arzobispo de Buenos Aires al cumplir 75 años. Pero en lugar del retiro le esperaba la Cátedra de Pedro.

Sobre la Orden de los Predicadores (o Dominicana, en honor de su fundador Domingo de Guzmán, en 1215) a la que Vera pertenece, se dice que son “los perros del Señor” por la analogía entre las palabras latinas Dominicanus (Dominicos) y Domini Canis. Sin embargo, no se trata solo de una anécdota o de un simple juego de palabras. Según la tradición oral, la madre de De Guzmán, antes de dar a luz, soñó que un perro blanquinegro salía de su vientre con una antorcha encendida en la boca, y que a su paso la tierra se incendiaba. Fue en el monasterio de Santo Domingo de Silos donde su visión halló respuesta: su hijo, mediante la predicación, inflamaría el fuego de Cristo en el mundo.

La icnografía de la orden dominica es rica en esa imagen. El sabueso con la antorcha siempre luminosa acompaña al santo lo mismo en cuadros que en estandartes, en estatuas que en pinturas al fresco; asimismo custodia en capiteles el “árbol del Señor”. El escudo de armas y el hábito dominicano también son blanco y negro, símbolos de “pureza y penitencia, muerte y resurrección”. Sin completar aún los 20 predicadores, Domingo de Guzmán los dispersó por el mundo con un argumento irrefutable: “El trigo amontonado se pudre, esparcido produce mucho fruto”.

Nacido en Acámbaro, Guanajuato, fundada por misioneros franciscanos en 1526, lo que distingue a Vera en 32 años de trabajo pastoral en Ciudad Altamirano, San Cristóbal de las Casas y Saltillo, es la claridad de su mensaje y la congruencia de sus actos. Su nombramiento por el papa Juan Pablo II, el 30 de diciembre de 1999, fue un revulsivo. La oligarquía local le hizo la cruz, los gobiernos –sobre todo el de los Moreira– le declararon la guerra por exhibir sus excesos y corruptelas. La prensa oficialista le ha inventado mil historias.

La imagen de “campeón de los derechos humanos” que Moreira II se fabricó para lavar la cara del clan por las masacres en Allende y Piedras Negras y las innumerables desapariciones forzadas en el estado, se hizo pedazos el 6 de julio de 2017 cuando la Federación Internacional de Derechos Humanos, el Centro de Derechos Humanos Fray Juan de Larios y 80 organizaciones más presentaron ante la Corte Penal Internacional la comunicación, México: Asesinatos, Desapariciones y Torturas en Coahuila de Zaragoza Constituyen Crímenes de Lesa Humanidad.

A Vera se le ha llamado “rebelde” o “rojillo” como a otros obispos: Marcel Lefebvre, Sergio Méndez Arceo y Samuel Ruiz; al francés, por sus críticas al Concilio Vaticano II; y a los mexicanos, por la influencia del sínodo en su tarea pastoral y su activismo social dentro de la teología de la liberación en el contexto de América Latina. Incómodo para la jerarquía católica, el poder político y las oligarquías –igual que Vera– Ruiz fue visitado en su tumba por el papa Francisco. El Papa tiene hoy en sus manos el futuro del frayle dominico que en 2016 le acompañó en toda su gira por nuestro país.
13 Junio 2020 04:01:00
Se venden profes
La periodista, escritora y promotora cultural Renata Chapa advierte sobre un posible fraude magisterial. El tema puede interesar a las autoridades educativas. Bajo el título sugestivo de «Se venden profes», «Espacio 4» publica el texto completo en su nueva edición.

«“Decente”, “conveniente”, “apropiado” son los términos que, según lo explica la etimología, están relacionados con la palabra “docente”. El caso del sustantivo “maestra(o)” es un derivado de “magister”: el “más mejor”, en traducción literal; es decir, el más competente, el más conocedor, el que tiene “maestría” a diferencia de otros. Y “profesor” tiene una doble raíz latina, “pro” o “delante de” y “fatēri” que significa “hablar” (delcastellano.com). Es decir, el que enseña a los demás.

»Entre la triada de definiciones y el siguiente relato pueden existir dos tipos de distancia, la abismal y la corta. Dependerá de la medida tomada por la regla ética de cada quien y la valoración del comportamiento de los protagonistas de la siguiente narración nacida, precisamente, en la virtualidad.

»Unas cuantas semanas antes de la llegada del Covid-19 a México, un grupo de maestros y maestras de distintos niveles educativos -desde preescolar hasta posgrado- comenzaron a intercambiar frases de radical descontento en un espacio de comunicación electrónica con admisión restringida. De las más distintas maneras manifestaban su molestia sobre un tema añejo, de sobra conocido por ellos. Tanto así que no entraban en detalle al compartir sus sarcasmos o en la reprobación directa del hecho. Un nuevo integrante del grupo virtual pidió que le dieran contexto. La bomba tronó.

»Circuló una publicación en la que tres usuarios de Facebook ofrecían sus servicios -desde los 50 a los 400 pesos- para resolver distintos cursos del modelo educativo de la Nueva Escuela Mexicana. Los anunciantes lanzaban sus anzuelos con este tipo de párrafos: “Cuento con las 4 evaluaciones con 100. Aprovecha ya que solo tienes 1 intento para hacerlo bien. $100 solo por hoy las respuestas de los 4 módulos”; “Curso Habilidades docentes para la nueva escuela mexicana. Costo $400 pesos. Garantizado 10.0 en los 4 módulos, pero solo hoy $360. No te arriesgues a fallar en tu único intento y asegura tu porcentaje en el proceso de admisión. El pago se realiza ya terminado el curso”; “Curso de habilidades docentes de la nueva escuela mexicana $50 por los cuatro módulos resueltos con una calificación de 100%. Tenemos muchas pruebas que nos avalan ofreciendo el mejor servicio”.

»Los docentes, en aquel “chat”, intercambiaron sus puntos de vista. Señalaban que, con seguridad, esos tres comerciantes con perfiles de supuestos especialistas en educación, eran muy probablemente amos del fraude porque el examen referido bien podía ser el del 2019 y ni cómo iban a darse cuenta los ilusionados, ingenuos y no menos corruptos compradores. Señalaban que, si en realidad se tratara del examen vigente, real, de los contenidos del curso mencionado, no venderían las respuestas a esos precios tan bajos. (…)
»¿”Fake news” o la realidad al descubierto? La investigación debe continuar. Una página de Facebook, comentan en el grupo, es la más aguerrida en contra de estos delincuentes de la formación docente. La liga es compartida y las revelaciones continúan. ¿Docentes decentes? ¿Maestros con maestría? ¿Profesores que hablan enfrente y de frente? Más preguntas y, sobre todo, más respuestas en la próxima entrega».
12 Junio 2020 04:00:00
Leyes: voto del cambio
La universidad pública ha sido fuente de corrupción y trampolín político. También ha servido de caja chica de gobernadores como pasó en la UAdeC durante el moreirato. Algunos rectores resolvieron sus problemas económicos, adquirieron propiedades en el extranjero y otros ahora son empresarios.

El hotel de Mario Ochoa, en Bella Unión, se construyó a la par que el campus de Arteaga. En la investigación sobre la Estafa Maestra, Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad descubrieron que ocho instituciones públicas de educación superior cobraron mil millones de pesos de comisión por triangular 7 mil 620 millones a empresas fantasma.

Las universidades, al igual que las administraciones estatales, afrontan problemas financieros por las políticas de austeridad y control dispuestas por el presidente López Obrador, pero también por las deudas heredadas.

La UAdeC está lastrada por su instrumentalización por parte del gobernador de turno. Rubén Moreira fungió como rector de facto y como tal se pavoneaba, incluso llegó a jactarse de que tres exalumnos de la Facultad de Jurisprudencia dirigían los poderes del Estado: el Ejecutivo, él; el Legislativo, Fernando de las Fuentes; y el Legislativo, Gregorio Pérez Mata. ¿Motivo de orgullo o vergüenza para la institución? Los tres, en sus ámbitos, tienen responsabilidad en la megadeuda.

Con egresados así y otros de la misma ralea, la Facultad de Jurisprudencia difícilmente obtendrá blasones en el escenario nacional. Las clasificaciones las encabezan las pertenecientes a la UNAM, la Panamericana, la Iberoamericana, el ITAM, la Escuela Libre de Derecho, el CIDE, la Autónoma de Nuevo León y la de Puebla, entre otras.

La mayoría son privadas y las públicas operan bajo estructuras y formas de gobierno que les permiten cumplir sus objetivos, el principal de los cuales consiste en preparar a sus alumnos con modelos de excelencia.

Jurisprudencia ha pospuesto la elección de director debido a la pandemia de Covid-19, pero a la Facultad la afectan otros virus: el del acoso sexual, y sexteo –de lo cual sabe mucho uno de los aspirantes; el alfil de Rubén Moreira para más señas–, el tráfico de influencias y la corrupción.

El cargo también se ha utilizado para satisfacer la hibris exaltada de directores arrogantes que utilizan sus credenciales para deslumbrar a incautos y obtener ventajas y privilegios siempre con dinero del erario.

Entiendo que la competencia se decidirá entre dos y que pretendientes casquivanos arrojaron la toalla, no sin antes inventar amenazas y teorías conspiratorias, las cuales, de existir, deben ser denunciadas y probadas por elemental decoro.

Quien sí tiene un abultado expediente sobre conductas reprochables e incluso constitutivas de delito, según he leído, es el candidato moreirista. En la columna del 7 de febrero pasado escribí sobre el tema: “Jurisprudencia no debe tirar por la borda la oportunidad de romper círculos viciosos y abrirse a nuevos horizontes”.

Hoy lo refrendo.

El daño causado por el clan al estado, a la UAdeC y a las instituciones en general es demasiado como para concederle también la Dirección de Jurisprudencia. ¿No le basta con tener sembrados aviadores, diputados, magistrados y funcionarios cuyos sueldos y guardaespaldas pagan los coahuilenses con sus impuestos? Quienes conocen mejor la situación de la Facultad y padecen sus vicios y cacicazgos son sus alumnos y profesores. Toca a ellos defenderla y no vender su voto por un mendrugo.
10 Junio 2020 04:00:00
Después del virus
La Covid-19 permanecerá en nuestras vidas, en los medios de comunicación, en las redes sociales y en la conversación cotidiana por mucho tiempo. Lo mismo ocurrió con el VIH/sida, el cual ya se ha cobrado más de 32 millones de vidas alrededor del mundo, entre la confirmación de los primeros casos en 1981 y el año pasado, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. La agenda mediática seguirá centrada entonces en tres temas: uno secuencial, otro indeseado y el último anhelado: 1) la evolución del fenómeno y el declive de contagios y muertes; 2) nuevos brotes por descuidos o por suponer que el peligro ya pasó; y 3) el descubrimiento de la vacuna contra el patógeno, el cual, lamentablemente, llegó para quedarse.

Una de las lecciones del coronavirus es que de las crisis -sanitarias o de índole social, política o económica- se sale según se entra en ellas. Existen indicadores para proyectar el crecimiento, la pobreza y el empleo. También, alertas para advertir a las autoridades y a la población de sismos, huracanes y otros fenómenos. Las encuestas permiten vislumbrar el resultado de la próxima elección. Sin embargo, la ciencia aún no ha podido anticiparse al siguiente virus. Mientras, el estado de salud del planeta se deteriora aceleradamente y el cambio climático provoca nuevas calamidades.

Para los virus y las pandemias no existen recetas cuya aplicación produzca los mismos resultados. Depende de cómo haya tomado a cada país; de la confiabilidad y capacidad de sus líderes para gestionar la emergencia; de las condiciones del sistema sanitario y de la disciplina y estado general de la población para afrontarla. La política de privilegiar las ganancias y la recaudación sobre la salud, la publicidad engañosa, los malos hábitos alimenticios, el sedentarismo y la ausencia de planes para concienciar a la sociedad y revertir esas conductas, empiezan a pasar factura.

Después de China, India, Estados Unidos, Paquistán y Brasil, México es el país con más enfermos de diabetes en el mundo: 12.8 millones (Statista). Esa y otras patologías -presión arterial alta, enfermedades cardiacas y pulmonares y cáncer- pueden agravar los efectos de la Covid-19. El agotamiento y la impaciencia social por la cuarentena, el distanciamiento y otras restricciones impuestas por las autoridades son explicables. Máxime cuando, para millones de personas, la cesación de actividades no es opción, pues equivale, literalmente, a morir de hambre. La condición para salir es una: no arriesgarse ni exponer a otros.

Sorprendidos por una emergencia de proporciones inéditas que sacudió las estructuras de poder como ninguna otra, los jefes de Estado y de Gobierno han actuado según sus alcances y limitaciones. El comportamiento de la sociedad tampoco ha sido el mejor, pues mientras unos respetan las medidas de prevención, otros las desprecian. Los héroes de esta historia son los médicos, las enfermeras y todo el personal sanitario, sin cuyo compromiso la situación sería hoy más dramática.

Al final, cada cual será juzgado por sus actos. En el caso de las autoridades, el veredicto debe emitirse en las urnas según su desempeño y el resultado de su gestión frente a la crisis. Mientras tanto, no debemos permitir que el miedo y la incuria nos gobiernen. El mundo también superará esta adversidad. Lo importante es salir fortalecidos, aprender la lección, distinguir lo esencial de lo accesorio, lo coyuntural de lo trascendental, y buscar formas de convivencia más atentas a las necesidades de los demás.
09 Junio 2020 03:28:00
Retar a la muerte
Imágenes de gente infectada de coronavirus que salta de edificios o cae fulminada en las calles y pilas de muertos forman parte de la catarata de noticias falsas que infesta las redes sociales y aumenta la angustia colectiva. En 1938, el actor Orson Welles adaptó la novela La guerra de los mundos, del británico H. G. Wells, para una serie de radio. El público fue advertido de la ficción al principio del programa. Muchos no escucharon el aviso y tomaron por cierta la invasión alienígena. El pánico cundió en Nueva Jersey -donde supuestamente habían aterrizado marcianos- y Nueva York.

El formato de noticiario urgente dio verosimilitud a la obra. Los bonos de Welles, quien contaba 23 años, subieron como espuma. Su siguiente éxito fue en el cine. Ganó el Oscar al mejor guion original por El Ciudadano Kane; dirigida, escrita, producida y protagonizada por el oriundo de Kenosha, Wisconsin. El actual gobernador de ese estado, Tom Evers, por cierto, ha provocado la ira del presidente Donald Trump, pues está a favor de un confinamiento indefinido para proteger a la población de la pandemia de Covid-19. Trump, quien también ha manejado la emergencia sanitaria de manera errática, publicó en Twitter que «la gente quiere seguir con sus vidas» (Infobae, 15.05.20).

Modificada en 1949, La guerra se presentó en Ecuador sin prevenir al público -como sí se hizo en Estados Unidos- de la fantasía. La noche del 12 de febrero, locutores de Radio Quito cortaron un programa musical para avisar de la «invasión» con testimonios de ciudadanos que en realidad eran actores de radionovelas. Un ovni había sido avistado cerca de unas islas y otro sobrevolaba la región interandina, decían las versiones. Gente colmó los confesionarios de las iglesias, hubo suicidios y legiones se refugiaron en las montañas.

Solo cuando la situación salió de control los locutores revelaron el engaño. La reacción, sin embargo, no fue de alivio, sino de furia. El público acudió al edificio de Radio Quito para lanzar piedras y otros proyectiles. La violencia escaló y las instalaciones se incendiaron. El fuego se propagó a los talleres del diario El Comercio. Las autoridades informaron de cinco personas calcinadas y asfixiadas. La radiodifusora y el periódico reabrieron años después.

Welles pagó de otra manera. Acusado junto con su pareja mexicana Dolores del Río de comunista por el FBI, en 1948 se exilió en Europa. En 1956 regresó a Estados Unidos y reanudó su carrera cinematográfica. Seis décadas después, el coronavirus ratifica que la realidad supera a la ficción. Falta mucho por escribir sobre la nueva pandemia. Lejos de la genialidad de Welles, ganador de múltiples premios, están los políticos. Ellos causan pánico entre la población de otra manera, lo mismo en México que en Estados Unidos, en el Reino Unido que en Brasil.

Si en Estados Unidos una ficción como La guerra provocó pánico y en Ecuador violencia e histeria, suicidios y destrucción, hoy, frente a un virus invisible, letal y omnipresente, mucha gente, harta del encierro recomendado por la Organización Mundial de la Salud y por gobiernos sensatos, decide salir a la calle y retar a la muerte como si tal cosa. Así jamás podrá lograrse el ansiado aplanamiento de la curva de contagios y volverán a pagar justos por pecadores. A diferencia de la de Welles, la guerra contra el coronavirus es real y va para largo. Lo mejor es tomarla en serio.
08 Junio 2020 04:05:00
Brecha histórica
Fue el 19 de abril de 2013, frente al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, cuando el presidente Peña Nieto lanzó el búmeran: “No te preocupes, Rosario”. Ese día, en Zinacatlán, Chiapas, el Mandatario mexicano puso en marcha la Cruzada Nacional contra el Hambre, copia del programa Hambre Cero de Lula, el cual, junto con otras acciones desarrolladas entre 2003 y 2010, liberó de la pobreza a 20 millones de personas según el Banco Mundial. Peña se quejó entonces de las críticas por el tinte electoralista de la estrategia.

Dos años después, un estudio de Gerardo Esquivel Hernández, publicado por Oxfam México, desinfló el triunfalismo oficial: “Nuestro país está inmerso en un ciclo vicioso de desigualdad, falta de crecimiento económico y pobreza. Siendo la decimocuarta economía del mundo, hay 53.3 millones de personas viviendo la pobreza. La desigualdad ha frenado el potencial del capital físico, social y humano de México; haciendo que en un país rico sigan persistiendo millones de pobres”.

Cuando se publicó el estudio, junio de 2015, la credibilidad de Peña Nieto ya se había hecho añicos por la masacre de Tlatlaya, la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa y el escándalo de la “casa blanca”, a los cuales se sumaría la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán un mes después.

Esquivel responde así a la pregunta sobre el destino de la riqueza nacional. “En términos de renta y capital, se encuentra concentrada en un grupo selecto de personas que se han beneficiado del poco crecimiento económico del que ha gozado México en las últimas dos décadas. Así, mientras el PIB per cápita crece a menos del 1% anual, la fortuna de los 16 mexicanos más ricos se multiplica por cinco”.

Sobre el tema, John F. Kennedy advierte: “Si una sociedad libre no puede ayudar a sus muchos pobres, tampoco podrá salvar a sus pocos ricos”. En la línea del economista francés Thomas Piketty, de cuyo libro El capital en el Siglo 21 hizo la revisión técnica en su traducción al español, Esquivel apunta al 1% que acapara la riqueza: “Vemos con preocupación la excesiva e indebida influencia de los poderes económicos y privados en la política pública y la interferencia que esto implica en el ejercicio de los derechos ciudadanos. Las personas más afectadas por esto son los pobres”.

Frente a ese panorama, Esquivel, quien funge de vicegobernador del Banco de México desde el 23 de enero de 2019, designado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sugiere en su análisis Desigualdad Extrema en México: “La lucha que debemos emprender es por esas personas que se han quedado excluidas, sin voz, sin capacidad de participar en las decisiones que afectan sus vidas y las de sus hijos. La desigualdad limita el desarrollo del capital físico, social y humano necesario para mejorar las condiciones de vida y el bienestar de las personas”.

En el sexenio de Peña Nieto se gastaron 2.8 billones de pesos en 616 rubros para combatir las carencias sociales. Sin embargo, la población en situación de pobreza pasó de 53.3 a 52.4 millones, una disminución de apenas 2% según el informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval) presentado en agosto pasado.

Peña, quien no se ha distinguido por proteger a las mujeres bajo su responsabilidad en momentos de crisis –Rosario Robles está en prisión desde agosto de 2019 por la Estafa Maestra–, quiso compararse con Lula, pero terminó convertido en símbolo de la peor pandemia nacional: la corrupción.


" Comentar Imprimir
columnistas